El periodo de lluvias afecta cuantiosamentea los putumayenses

Google
Jaime Erazo
Jaime Erazo

Por: Jaime Armando Erazo Villota

El prolongado e intenso invierno que por estos meses afecta al departamento del Putumayo, ha encendido las alarmas y generado preocupación en sus habitantes, en las autoridades del departamento, de los municipios y en quienes nos representan.

Se conoce que la situación en el Alto Putumayo es grave, de igual manera, de igual manera en el Medio y Bajo Putumayo, las crecientes repentinasy las inundaciones de grandes extensiones de tierras bajas por el desbordamiento de las copiosas aguas de los ríos Putumayo, Caquetá, Mandur, Guamuéz, San Miguel, Orito, Guineo y San Juan, han dejado pérdidas considerables.

Colombia no posee estaciones

Publimayo

¿Culpa de quién?

Por su negligencia y por su debilidad en cumplir y hacer cumplir la normatividad ambiental vigente, la mayor culpa es del Estado colombiano. Si se observa con detenimiento, se puede establecer que la mayoría de las víctimas pertenece a campesinos y a sectores populares que por la pobreza, el abandono y la escasa presencia del Estado, se han visto empujados a ubicarse en zonas de riesgo en busca de mejorar su situación.

El olvido y la falta de planeación para enfrentar las graves consecuencias de las intensas lluvias no es reciente, data de hace mucho tiempo. El problema es recurrente porque a los gobernantes y a sus dirigentes no les ha interesado dar soluciones estructurales, sino que se acostumbraron a actuar cuando las situaciones de calamidad o desastre ya se han presentado.

La naturaleza no es mala ni buena

En los hogares, en la calle, en las instituciones y en los sitios públicos, los diálogos cotidianos abundan en afirmaciones que señalan ala época de lluvias o de invierno como mala: “que mal tiempo” es la expresión que más se pronuncia y se escucha. Es necesario aclarar que la naturaleza no es mala, la naturaleza obedece ciegamente a leyes naturales inmutables, es el hombre el que, dependiendo del grado de agrado o desagrado de un fenómeno natural, quien lo califica de malo o de bueno. En síntesis, el concepto de malo y de bueno es del hombre y no de la naturaleza

Las afectaciones de la época invernal

El tiempo y el clima influyen en todas las actividades humanas, en la agricultura, en la industria, el transporte, el comercio, la salud, la educación, el turismo, la cultura, el deporte, la recreación y hasta en la manera de vestir y de comer.

En el Alto Putumayo, en cercanías de la garganta de Balsayaco, el represamiento del río Putumayo y de varios de sus afluentes, ha provocado una inundación sin precedentes, más de 3.500 hectáreas dedicadas a la ganadería y a la agricultura fueron cubiertas por las aguas causando pérdidas considerablesq ue ha alarmado a sus alcaldes y a sus moradores, especialmente a los de los municipios de Santiago y San Francisco que han reclamado el apoyo del gobierno departamental y nacional.

Los daños a las viviendas, cultivos y pasturas rivereñas del Medio y Bajo Putumayo también son enormes. Como en otras ocasiones, el río Putumayo amenaza con sumergir la parte baja de la cabecera municipal de Puerto Asís, desprotegida por la destrucción de los gaviones construidos para detener la latente amenaza de las aguas sobre la ciudad.

Los más afectados por el invierno han sido los agricultores y los ganaderos, pero también los transportadores de carga y pasajeros que han tenido que afrontar retrasos e inconvenientes por deslizamientos y taponamientos en la vía que comunica a Mocoa con San Francisco. Y que decir de los perjuicios ocasionados al comercio, al turismo,a las actividades hogareñas, culturales, deportivas y recreativas.

Falta previsión

¿Por qué se tienen que presentar las calamidades o desastres para que la autoridad departamental y las autoridades municipales intervengan? ¿Cuáles son las actividades de prevención adelantadas y cuales han sido sus resultados? ¿Qué efectividad tienen los Comités del Riesgo y Prevención de Desastres? Son algunas de las múltiples preguntas que se hacen los putumayenses

Es cierto que la temporada de invierno ocurre cada año, pero también es cierto que se debe actuar convenientemente para prevenir posibles desastres, de esta manera, los daños causados serían menores y más fáciles de manejar y controlar.

Lo que han hecho las autoridades

La gobernadora Sorel Aroca, los alcaldes Franklin Benavides de Santiago, José Luis Suárez de San Francisco, Omar Salcedo de Colón, Mario Erazo de Sibundoy, Hugo Adrián Corrales de Puerto Caicedo, Omar Guevara de Puerto Asís, Juan C. Paya de Puerto Leguízamo, Luis Fernando Palacios del Valle del Guamuéz, Régulo Ramírez de San Miguel, Rodrigo Rivera de Puerto Guzmán y José Antonio Castro de Mocoa han tomado medidas para atender la grave situación invernal y han encontrado en el Representante a la Cámara por el Partido Conservador, Orlando Guerra, el respaldo incondicional para gestionar ante el gobierno central los apoyos y las ayudas correspondientes a la magnitud de los daños causados. Todos han demandado la atención inmediata de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y la asignación de recursos para reparar y terminar las obras de contención que se requieren con urgencia.

Otras medidas que se podrían tomar

  • Prevenir, la palabra prevención debe materializarse o concretarse en acciones eficaces que eviten las ocurrencias de desastres y/o minimicen sus impactos.
  • Efectuar intensa campaña para reforestar las riveras de los ríos y recuperar la barrera natural que proporcionan los árboles en una franja mínima de 10 metros.
  • Adelantar campaña de educación ambiental que sensibilice, eleve el nivel de conciencia y de comprensión de la importancia de recuperar y conservar las barreras naturales a lo largo de la rivera de los ríos.
  • Ejecutar obras de contención en los lugares o puntos que se requieran, de igual manera, descolmatar los causes de los ríos.
  • Reubicar las viviendas o los asentamientos situados en áreas o zonas de riesgo.

Se espera que, en adelante, la época de invierno no tome a los putumayenses por sorpresa.

Google

Categorías Opinión