‘Héroes de la Pila’

Síguenos / Me Gusta :

columnistaElTiempo – Hace poco me llegó una carta de mi EPS avisándome que si no pagaba mis aportes quedaría suspendido. Lo decían en un tonito de faraón egipcio criollo, una mezcla de leguleyo santanderista con Julito no me cuelgue: “Por lo anterior de la manera más atenta EPS (…) solicita realizar el pago del periodo mencionado con el ánimo de evitar la suspensión de la afiliación de acuerdo a lo establecido en el Decreto 2353 de 2015”.

Solo Dios sabe lo que uno siente como trabajador independiente cuando le arrojan a la cara un decreto amenazante. Cuando uno se llena de coraje, dan ganas de arrancar el edicto de los impuestos como Manuela Beltrán en tiempos comuneros. Pero como no se puede, porque el decreto es virtual, entonces dan ganas de meterse a la columna de Héroes de la Pila, del Ejército Cuentacobrista Colombiano, el que hace poco develara el portal de actualidadpanamericana.com. Eso cuando uno se llena de coraje. Pero el coraje es algo que no le queda al trabajador independiente, porque se lo han ido minando a fuerza de decretos y edictos virtuales, de tal manera que uno jamás puede descargar su rabia contra el redactor del último decreto. Solo puede mirar a los ojos a una pobre secretaria, por lo general amiga de uno, que con su tono más tierno dice: “No te puede recibir la cuenta hasta que no tengas los aportes de seguridad social”.

Como bien sé que para cobrar debo pagar –por increíble que parezca, este es el único país del mundo que exige el pago de un porcentaje del dinero que todavía no ha cobrado–, revisé mis pagos. Había pagado tarde, pero había pagado. Entonces le escribí a la doctora que firmaba la carta diciéndole, en tono de ‘Julito no me cuelgue’, que de la manera más atenta la invitaba a revisar las colillas de pagos y a ofrecerme una disculpa de parte de ella y de la EPS. Obviamente, nunca llegó tal disculpa, porque son faraones. Y los faraones no se disculpan.

Hace una semana, Ricardo Silva llamaba la atención sobre la maldición de ser trabajador independiente en este país. Todo lo que dijo en su columna es verdad. Parece que el Estado no nos deja otro recurso que alistarnos en la columna Héroes de la Pila, de alias Felipe, que pertenece a esa guerrilla de papel que solo existe en la ficción.

Publimayo

La señora que me escribía la carta estaba completamente facultada por la ley para decirme que, por el decreto citado, me desafiliarían de la EPS por atrasarme en un solo pago. Así es. Los trabajadores independientes debemos pagar EPS y pensión todos los meses, así no tengamos trabajo. Y cuando conseguimos trabajo debemos pagar un porcentaje anticipado del dinero que recibiremos después de pasar una cuenta de cobro. Cualquier incumplimiento de estos finos detalles, tejidos por un joven burócrata seguramente con un doctorado en optimización tributaria en Dinamarca, será castigado con el dichoso Decreto 2353 de 2015. Así es.

Así como el dicho popular dice “si me va a pegar, no me regañe”, así les pido abiertamente al Estado y sus decretistas que no nos cobren porcentajes por platas que no hemos recibido; que no nos pongan a hacer filas para pagar ese porcentaje; y que bajen el porcentaje que debemos pagar a esas entidades. Es el colmo que por cada peso que los independientes facturamos nos quitan el 37 %, entre estampillitas, retefuente y Pila. Es decir, que por cada peso recibimos 63 centavos. Lo demás, seguro irá a parar a negocios como Reficar y cosas por el estilo.

Estoy lleno de coraje: me alistaré en Héroes de la Pila, del Ejército Cuentacobrista Colombiano. (Gracias a actualidadpanamericana.com por abrirme los ojos).

Cristian Valencia
cristianovalencia@gmail.com

http://app.eltiempo.com/opinion/columnistas/heroes-de-la-pila-cristian-valencia-columna-el-tiempo/16530609

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me