El Placer, quince años después; perdona pero no olvida


Mensajes de paz
Mensajes de paz

Sus sueños se tejen alrededor de la esperanza y los sueños

Por : German Arenas Usme

Marcha bajo la lluvia
Marcha bajo la lluvia

Bajo un fuerte aguacero los habitantes de la inspección del Placer, jurisdicción del municipio del Valle del Guamuez, en el bajo Putumayo, caminaron el pasado 7 de noviembre por las polvorientas calles que ese día eran de fango por la acción del agua, recordando una masacre.

El desfile lo encabezaba tres mujeres que en sus manos portaban una pancarta con un mensaje que decía: “La comunidad placereña camina hacia la paz”. Esta marcha y el letrero era para recordar los 15 años de una masacre cometida por paramilitares donde perdieron la vida 12 habitantes de esta población enclavada en la selva colombiana.

Laura Guerrero de Ruiz, cofundadora del Placer, junto a su hermano y otros familiares cuentan que al principio el pueblo era un verdadero paraíso que se vivía de la agricultura, donde se escuchaba el rugir de los animales grandes de selva, el trinar de las aves exóticas de la manigua, y compartían entre todos bellos atardeceres; pero hoy esos momentos han cambiado por culpa de los actores armados ilegales, primero fue la guerrilla que se apodero del pueblo imponiendo su ley del monte, luego y por seis años los paramilitares quienes llegaron un 7 de noviembre de 1.999, matando a 12 habitantes y sembrando el terror hasta el año 2.006. “Yo tuve que pagar extorsiones y la liberación de un hijo secuestrado”, añade la señora Guerrero, quien acoto a demás que luego de la masacre el pueblo fue abandonado por decenas de familias que lo dejaron prácticamente todo huyendo de la violencia de los armados.

15 años más tarde los habitantes del Placer, han perdonado a sus victimarios pero no han olvidado las huellas de dolor que quedaron como tatuaje en sus almas, pero sin embargo siguen en sus sueño llenos de ilusiones para lograr mejorar sus vidas y gracias a programas presidenciales promovidos por la ley 1448, y articulados por oficinas como la Unidad de Victima, que no solo hace reparación económica a las victimas sino reparación en lo social.

La recomposición social

Oscar Gaviria- Director Unidad de Víctimas del Putumayo
Oscar Gaviria- Director Unidad de Víctimas del Putumayo

El director regional de la Unidad de Victimas, Oscar David Gaviria Serna, señalo que el acompañamiento d ela unidad a los habitantes de zonas como el Placer, El Tigre, La Dorada, entre otras escenarios vivos de la violencia por culpa de los actores armados, ha sido fundamental no solo por la reparación económica que asciende a decenas de millones de pesos si no, a la ayuda también de la recomposición social para acabar con los celos del conflicto donde los vecinos sospechan entre si, y por ello mejorar fachadas y el entorno habitacional hace parte de la estrategia de la recomposición y otras ayudas a las comunidades. “El cementerio del Placer, lo ayudamos a embellecer con ayuda de la comunidad, cuando algunos cazadores de fortuna profanaron tumbas en busca de plata que los paramilitares ante de desmovilizarse en el año 2005, escondieron en tumbas”, señalo Gaviria Serna, luego del testimonio de varios desmovilizados de las AUC ante la fiscalía.

Apoyo a la conmemoración

Para conmemorar los 15 años de la masacre del Placer, la Unidad de Victimas, apoya a los habitantes a realizar un evento cultural y deportivo, donde los habitantes de las diversas veredas se dieron cita dos días en el parque central de la inspección para participar con cantos, bailes y otras actividades del evento que conto con unos invitados especiales, 5 exjugadores de fútbol de la selección de Colombia, Mauricio “Chicho” Serna, Víctor Hugo Aristizabal, “Chontico” Herrera, a demás del “Gato” Pérez, ex jugador de Millonarios y Milton Patino, arquero de Atletico Nacional.

Chicho Serna, Victor Hugo Aristizabal, y Chonto Herrera
Chicho Serna, Victor Hugo Aristizabal, y Chonto Herrera

Estos jugadores sumados a una campaña: Me la juego por las victimas, en asocio con la Unidad de Victimas, no solo hacen presencia en regiones victimas del conflicto como deportistas para hacer demostraciones de sus cualidades futbolísticas, y jugar partidos de fútbol con habitantes de las regiones, y contar sus experiencias como jugadores; ellos cuentan sus historias reales porque han sido victimas de la violencia en Colombia, como lo indica Mauricio “Chicho Serna”, haciendo la referencia que a Víctor Hugo Aristizabal su padre y tres tíos, y otros familiares fueron asesinados por armados ilegales, “Chontico” Herrera, tres días de haber jugado con Argentina en Buenos Aires, donde la selección patria le gano 5 goles a 0 a la flameante selección gaucha, le secuestran a su pequeño hijo en Medellín. Y otras historias como el asesinato de Andrés Escobar, las muertes de otros ex futbolistas como “Palomo” Usurriaga, “Torito” Cañas, entre otros.

Hoy los habitantes de esta selvática tierra enclavada en el bajo Putumayo, tienen muchas necesidades entre ellas la falta de un servicio de agua las 24 horas, un polideportivo, mantenimiento vial, a demás que las fumigaciones aéreas con glifosato a sus cultivos ilícitos han acabado con muchos de sus sueños y esperanzas y esperan del Gobierno Nacional y local mayor atención para la inversión social.