Tiempo de actuar

Entre el 10 y 13 de junio se desarrollará en Londres la Cumbre Mundial contra la violencia sexual.

LINDSAY CROISDALE-APPLEBY

La violencia sexual en el conflicto es una de las mayores injusticias de nuestros tiempos, difícil de documentar e investigar. No es cuestión de sexo, se relaciona más con violencia, terror, poder y control. Por lo general una violación en el conflicto se considera como parte inevitable de la guerra y se permite que quede en la impunidad.

Hasta la guerra tiene reglas, el mundo pudo acordar que no hay lugar para las minas antipersona, igual se pueden lograr consensos para acabar con la violencia sexual en el conflicto.

Entre el 10 y 13 de junio en Londres, el canciller británico, William Hague, y la enviada especial de Naciones Unidas Angelina Jolie serán los anfitriones de la Cumbre Global para Terminar con la Violencia Sexual en Situaciones de Conflicto. Participarán representantes de gobiernos, sociedad civil, fuerzas militares, judiciales y público en general. A su vez, diferentes eventos tendrán lugar alrededor del mundo, incluyendo Colombia. Se buscan compromisos que se traduzcan en acciones concretas para acabar con las violaciones en la guerra. Será una cumbre como ninguna.

Aunque en Colombia no existe una cifra concreta sobre la magnitud de la problemática, según Cifras de la Encuesta de Prevalencia de la Violencia Sexual en Conflicto 2000-2009, elaborada por Oxfam y Casa de la Mujer, se estima que más de 500.000 mujeres han sido víctimas de este crimen.

En la cumbre lanzaremos el primer Protocolo Internacional sobre la Documentación y la Investigación de la Violencia Sexual en Conflicto que ayudará a conservar información y evidencia luego de un ataque, mejorando las posibilidades de que alguien sea juzgado. Queremos que los gobiernos anuncien su apoyo.

Este mes iniciaremos un proyecto con la Corporación Casa de la Mujer para promover la implementación del protocolo en Colombia, con pilotos en Tumaco y Buenaventura. Seguiremos trabajando con Limpal y Casa Amazonía en Bolívar, Meta y Putumayo, para fortalecer las redes de atención a sobrevivientes. Seguimos nuestra alianza con Dejusticia y la Fiscalía General de la Nación para afianzar las capacidades de los fiscales que son responsables de investigar los casos de violencia sexual en conflicto.

En la cumbre también se examinará el papel que pueden jugar las Fuerzas Armadas y esperamos que las naciones más ricas anuncien mayor apoyo financiero.

La sola acción de los gobiernos no es suficiente, necesitamos que cada familia y comunidad cambie la cultura que estigmatiza a los sobrevivientes y rechacen estos crímenes, para que cualquier hombre con un arma lo piense antes de cometer una violación. Únase a esta campaña por Twitter @ukincolombia, #TimeToAct.

LINDSAY CROISDALE-APPLEBY
Embajador Británico en Colombia

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/tiempo-de-actuar-opinion/14092736


Share This Post