Somos Putumayenses !

Síguenos / Me Gusta :
Adolfo Léon Rojas
Adolfo Léon Rojas

Por: Adolfo Rojas.

Por estos días los medios de comunicación escritos y radiales, comentan la llegada de ilustres personajes de la política nacional y regional, unos que anuncian sus buenos propósitos de continuar en sus curules de senado, los que aspiran a renovar lo que hay, otros con deseos de regresar, y, uno que le viene proponiendo al departamento la oportunidad de lograr una tercera curul en el Congreso, con una propuesta de regionalismo, donde se nos convoca a que por fin los putumayenses después de muchos años, nos desprendamos de lo que tanto nos ha hecho daño, seguir votando por personajes que en muchos casos ni los conocemos y peor aún ellos a nosotros, como ocurrió no hace mucho tiempo con un personaje que obtuvo una excelente votación sin conocer el Putumayo. Esa historia no se puede repetir.

130427 putumayo

Con ocasión a la Constitución de 1991, se dio por terminado esa terrible circunscripción electoral, que nos ataba al departamento de Nariño sin permitirnos otra opción, eso era degradante para nuestro territorio, estábamos obligados a votar por el Senado, que, igual al personaje que antes hice referencia, no conocían y tampoco les interesaba venir al territorio, era suficiente hacer una importante negociación con el político de turno y obtener así una importante votación. Si mal no recuerdo, en una de esas elecciones, los putumayenses colocamos más votos que el candidato en su propio departamento y con los nuestro salió al Senado.

Publimayo

Esa historia parece ahora repetirse, y por eso puede resultar oportuno hacer esta clase de notas, para advertir a los Putumayenses, que, como la novela de Pablo Escobar, nos decía: Quien no conoce su historia está condenado a repetirla.

Así las cosas, resulta interesante abrir el debate político entre los Putumayenses, si vale la pena seguir trayendo personajes de todos los rincones de la patria, conocidos y no conocidos, para entregar nuestro voto a cambio de qué, pues, muchos de ellos no regresan y los que regresan lo hacen en vísperas electorales, como al parecer se empieza a notar por estos días, haciéndose acompañar de personajes de la región y de otros que no son de la región y pretenden hacernos creer lo contrario.

Pero dice el proverbio callejero, que, es mejor malo conocido que bueno por conocer, y sin lugar a dudas, después de varios ensayos de tener en el Congreso a nombre del Putumayo, médicos, abogados, ingenieros, teguas, ha sobresalido uno de manera especial, que nos guste o no nos guste, lo ha hecho bien, aprendió a moverse como pez en el agua en el trabajo legislativo, el nombre del Putumayo ha sobresalido de manera especial, sus debates de control político han tenido el reconocimiento nacional y en este periodo ha sobresalido como defensor de derechos humanos, ayudo con sus denuncias al entierro a la reforma a la justicia, abanderó la defensa a las víctimas del conflicto armado; y todo lo anterior le hace bien al Putumayo. El putumayo tiene otra imagen en el contexto nacional.

Abrir el debate político, sobre que le conviene más al putumayo, si pájaro en mano o cien volando, resulta sumamente sano para los intereses de la región, reconocer que ya tenemos nuestra propia identidad con propuestas regionales le ayudan al desarrollo del departamento.

Muchos, con alguna razón, se quejan porque no han recibido ayuda individual de los políticos putumayenses, otros, sin razón, se quejan porque a pesar de haberla recibido durante años dejaron de recibirla durante los últimos tiempos y los observamos inventando argumentos «y cifras» para justificar su ingreso a unos equipos políticos sobre los cuales poco o nada hay para defender. Pero a pesar de lo anterior hay una verdad de a puño y es que el Putumayo tiene por primera vez en su historia una oportunidad real para alcanzar una tercera curul en la corporación, por tradición, más importante del poder legislativo y con un personaje que tiene talante y proyección para convertirse en un lider nacional. Negar esto es mezquino y contraevidente.

No vale la pena seguir  alimentando con nuestro voto el desarrollo de otras regiones, preguntémonos, cuál senador ha sido solidario con los problemas que hoy nos aquejan?, por ejemplo con el problema de las víctimas antipersonal, qué senador se ha echado al hombro nuestros problemas?, no he visto el primer debate en el Senado de la República(en Bogotá, no en un foro en el Putumayo), donde se rasguen las vestiduras por nuestro departamento, por el contrario votaron la ley de regalías en detrimento nuestro y a favor de sus departamentos que antes no recibían recursos provenientes de las regalias.

No podemos seguir equivocándonos, muchos de nosotros fuimos cómplices de esos desaciertos, quizá porque para ese entonces no se tenía una visión de región, pero ahora que la tenemos, sería imperdonable volver a equivocarnos.
Los hinchas de Santa fe y Millonarios se odian en los clásicos, los del Deportivo Cali y el América igual, pero cuando juega la selección Colombia todos ellos se ponen la amarilla para apoyar el equipo. Deberíamos ponernos la camiseta del Putumayo y dejar atrás las diferencias entre rojos, azules, amarillos, verdes e independientes porque antes que todo eso,……somos Putumayenses!!!

Google

Síguenos / Me Gusta :

Los comentarios están cerrados.

Twitter
Visit Us
Follow Me