Nos oyen y nos creen

Por : Reinel Gutiérrez

La frase “nos oyen y nos creen” fue una expresión de combate durante la guerra radial por la noticia que en años anteriores se vivió en Colombia. Era una carrera divertida en la que el periodista se afanaba por conseguir la información, darla a conocer primero y “chiviar” a los demás.

Muchas veces el gran triunfo consistía no en informar, sino en hacerlo antes que la competencia. Otro logro importante era la exclusividad, lo cual mereció respeto, pues en una emisora se lograba saber un hecho y en las demás no, y esto era un verdadero goce. También esto permitió investigar y poder así hacer cosas diferentes.

“Cuando la noticia se produce, esta emisora se la comunica”, “Sin confirmar no lo decimos”, “La noticia no tiene horario” fueron otras famosas consignas en la radio colombiana dentro de una lucha sana. Los métodos cambiaron pues luego pensadores y forjadores del periodismo, consideraron que lo importante no era informar primero sino hacerlo bien, y además, que una noticia no puede tener dueño y exclusividad porque lo que hay que salvar es la libertad de informar.

Publimayo

Por esta época ninguno de los dos sistemas está operando, pues muchas facetas del periodismo no las manejan los periodistas, sino los políticos y los gobernantes, quienes con sus boletines de prensa dicen lo que quieren. También muchos periodistas se han puesto a disposición de jefes para servir a sus intereses. Entonces por este tiempo “nos oyen pero no nos creen, y hasta sin confirmar lo decimos”.

Google