Los indígenas no estamos en contra de la vía, estamos a favor de la vida

Google

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Los pueblos indígenas Inga y Camentsá con el respaldo de los pueblos indígenas y afro descendientes del Putumayo, la Media y Baja Bota Caucana hemos interpuesto una acción popular para que se garantice al pueblo del Putumayo y a la humanidad en general el gozo de los derechos colectivos a UN AMBIENTE SANO, EQUILIBRIO ECOLÓGICO Y MANEJO RACIONAL DE RECURSOS NATURALES, CONSERVACIÓN DE ESPECIES ANIMALES Y VEGETALES, DEFENSA DEL PATRIMONIO PÚBLICO y DEFENSA DEL PATRIMONIO CULTURAL. Una de las pruebas solicitadas dentro de la acción en mención fue una inspección judicial dentro de la zona en la que se construirá la obra de La Variante Mocoa – San Francisco, la cual fue aprobada y ordenada mediante auto emitido por el magistrado del Tribunal Administrativo de Pasto. Para la diligencia fue comisionado el Juzgado Único Administrativo de Descongestión de Mocoa, participamos una delegación de los miembros de los pueblos Inga y Camentsá del Putumayo, funcionarios de INVIAS, CORPOAMAZONIA y la delegada de la Defensoría del Pueblo.

La diligencia se inició el día 14 de junio de 2011 a las 10:00 a.m. en la cabecera municipal de San Francisco – Alto Putumayo y finalizó en la vereda Campucana en el municipio de Mocoa. El objetivo de la diligencia fue el reconocimiento en campo del trazado de la Variante Mocoa – San Francisco, para desde allí constatar las afectaciones a las fuentes hídricas, a la fauna, la flora, los ecosistemas y los lugares sagrados, derivadas de los impactos al medio ambiente, la sociedad y la espiritualidad de los pueblos indígenas originada por la construcción de las obras.

Éste se hizo comenzando el recorrido en el sitio conocido como Portachuelo y pasamos por los lugares representativos del camino: la vereda de Minchoy, El río Patoyaco, el río Sachamates, el río Tortuga, Buena Vista; transcurso que se dio con el acompañamiento de la delegación de los pueblos indígenas, las instituciones en mención, representantes de la Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, el Ejercito de Mocoa, la Guardia Indígena y la delegación del Juzgado Administrativo de Descongestión de Mocoa.

Publimayo

A la llegada al punto final de la diligencia, denominado Campucana, nos vimos agredidos verbalmente con arengas hechas por algunos campesinos de la zona que se aglomeraron súbitamente, las cuales atentan contra la dignidad de los pueblos indígenas, evidencian manifestaciones de racismo tales como la negación de la existencia de las etnias Camentsa e Inga dentro del territorio donde se tiene prevista la construcción de la variante Mocoa – San Francisco. El grupo de campesinos que nos esperaba con pancartas alusivas a la aprobación del proyecto, propició ataques en contra de la comunidad indígena que acompañaba la delegación. Sin embargo, nuestro pueblo, como siempre se ha caracterizado por acciones de paz y conciliación, no se prestó para conflictos que pudieran generarse en ese espacio.

Nos preocupan estas situaciones debido a que se atenta contra la integridad moral, personal y colectiva de nuestros pueblos indígenas. Consideramos que son el producto de la desinformación, el desconocimiento y la manipulación orquestada presuntamente entre las instituciones comprometidas, algunos candidatos políticos y algunos medios de comunicación, frente a las acciones que venimos desarrollando legítima y legalmente a favor de la defensa de los derechos colectivos, la pervivencia de nuestras culturas y la conservación del medio ambiente.

Se ha creado una suerte de desprestigio hacia las personas que vienen liderando la acción popular, aludiendo que nosotros estamos haciendo “oposición” al proyecto vial. Este tipo de estigmatización contra nuestras voces pone en riesgo la vida y el buen nombre de nuestros pueblos y sus líderes. Por lo tanto:

1) Denunciamos públicamente dicha situación con el fin de que las instituciones de protección a los derechos humanos tomen las medidas necesarias y suficientes frente a las instituciones que están incitando, para que se den estas violaciones y confrontaciones innecesarias.
2) Denunciamos que algunos gobernadores indígenas del Alto Putumayo han suscrito en forma inconsulta, un documento a nombre de sus comunidades en donde señalan que es un grupo minoritario el que está adelantando las acciones judiciales descritas, frente a lo cual están en desacuerdo, vulnerando con ello la voluntad soberana de los pueblos indígenas.
3) Por último ratificamos que la interposición del mecanismo de protección ciudadana de la acción popular que hemos hecho, goza del pleno respaldo del bloque de constitucionalidad de nuestra Constitución Nacional, del derecho internacional y la Ley Natural de los pueblos indígenas del Putumayo y que busca la protección a derechos colectivos asociados al bienestar de la humanidad.

Nos vemos obligados a dar conocer esto a la opinión pública nacional e internacional, puesto que pudimos ver que algunos funcionarios de CORPOAMAZONIA e INVIAS estaban instigando a los campesinos para esperar nuestra llegada con estas agresiones. Por lo tanto responsabilizamos a dichas instituciones y a algunos medios de comunicación como Manantial Estéreo del Municipio de Sibundoy, Putumayo Estéreo y Maguaré Estéreo, los cuales estuvieron enlazados y orientaron la agresión en cabeza del señor Roberto Ortiz de la emisora Diamante Estéreo de San Francisco.

Dada en Mocoa a los 19 días del mes de junio de 2011.

Este comunicado está firmado por 72 autoridades tradicionales de los 14 pueblos indígenas del Putumayo y se elaboró en el marco de la realización de la Junta Directiva de la Organización Zonal Indígena del Putumayo, llevada a cabo entre los días 17, 18 y 19 de junio de 2011 en el auditorio José Homero de la OZIP en Mocoa.

POR LA TIERRA, POR LA VIDA, POR NUESTRA EXISTENCIA!!!!…

Google

Los comentarios están cerrados.