Con el cuentico aquel, Timadores, Pitonisas, Chamanes, Adivinos y Brujos llegan al Putumayo

Los vendedores de ilusiones, arregla sentimientos y corazones, que le hacen regresar al ser amado, que le hacen conseguir, novias, mozas, le hacen ganar loterías, riegos para fincas y negocios y cuanto problema padezca el cliente, se creen la solución o le tienen el remedio para todos los males, también visitan al Putumayo en busca de ingenuos parroquianos, cada día crece los anuncios de negocios de con estos textos :

“amores imposibles no existen; existen brujos incapaces. Triunfamos donde otros han fracasado”

Lo imposible lo hacen posible, muchos de estos servicios valen entre quinientos mil y cinco millones de pesos que en la mayor parte de los trabajos no tienen buenos resultados.

Publimayo

Lo cierto es que existen como en toda profesión, creyentes idealistas, que se convierten en sabedores de los problemas ajenos, aprovechándose del dolor ajeno para lucrarse con unos buenos billetes

Para atraer a sus clientes les dicen que la consulta es gratis, pero a la hora de la verdad no sale tan gratis, es una manera de atraer sus desesperados clientes que buscan alivio a sus amarguras.

Entre otras cosas hemos escuchamos propaganda como estas.

“Le hacemos regresar al ser amado y humillado a sus pies. En tan solo 8 días”

“le arreglamos su suerte para que gane lotería, chance y se vuelva millonario”

“Conozca el bien y el mal y quien le traiciona, mire quien le hizo el salamiento a su casa o negocio y quien desbarato su matrimonio”

“Le hacemos conseguir novias por montón y como las quiera, con el trabajito 7 mozas.”

“Le solucionamos los problemas de embarazo no deseados” – Lo que se convierte en un posible aborto?. Sería bueno que las autoridades se tomen el trabajo de investigar este último servicio.

Hasta el momento nadie dice nada, pareciera no importar este anuncio tan expresivo.

Con estos anuncios quien no va, por esta razón caen cuantos incautos putumayenses, que se someten a complejos y costosos tratamientos mágicos.

Dichos consultorios tienden ser más bien de psicoterapia que de paranormal, pero también es cierto que año tras año aparecen los embaucadores del misterio que después de leerse 2 libros y comprar el juego del tarot, montan un nuevo negocio por muy poco tiempo.

Aprovechando la ignorancia, la angustia y la credulidad, que son las herramientas que utilizan varios videntes para ejercer “el trabajito.”

CLAUDIO GOMAJOA. B.

Google

Los comentarios están cerrados.