¡Despierta! ¡Despierta! …llegó el momento de la despedida.

Por: Jesús Ernesto Anacona Delgado

He tenido que esforzarme para que las palabras no tengan la nitidez de los sollozos, simplemente señalaré que sintiéndome absorto por una energía intensa, me limité a escribir:

Estaba ahí, luchando contra una gigantesca mole destructiva, fui tan fuerte como tú, la vencimos juntos, la sufrimos igual, me correspondió alejarla de mis amados, la demoledora naturaleza enfurecida me siguió, – corrí lo suficientemente rápido para alejartedel peligro y ahora podemos hablar calmadamente en tus sueños y puedes tener la certeza que hicimos lo necesario, todo lo que se debía hacer; nuestras decisiones aquella noche obscura nos permiten tener la conciencia limpia y nuestros corazones unidos en la fe y la esperanza.

No me preocupaba ese instante, me inquietaba el futuro, verte triste es mucho más doloroso que estar en esta inmensidad indescriptible, pero hoy al verte feliz, mi esencia permanecerá por siempre en tu sonrisa.

Quisiera despertar, que mis sentidos renazcan y darte una señal de que seguimos del mismo lado, pero no es fácil, las leyes físicas y cuánticas no lo permiten, tu realidad y mi irrealidad nos separa; puedo decirte que donde estoy, es trasparente, inmaculado, dolorosamente tranquilo,sin afanes, impalpable, no hay tiempo ni espacio, solamente un zigzaguear de ideas, un marasmo de infinidad, un destello enceguecedor de luz; … por favor no me llores, tus lagrimas son mares que impiden mi respiración, tu felicidad es la fuente que me permite seguir a tu lado.

En este sitio las despedidas no existen, sigo viéndote, sintiéndote danzar a mi lado, sigues inspirando mis sentidos, sigues siendo el aroma que florece en mi alma, soy el motivo  para que sigas luchando. ¿Sabes? he puesto palabras en un escribano para que puedas entender y enterarte de lo siguiente: – manipulando el destino, deserté de éste universo paralelo, para confabularme con el espíritu del amor y cruzar en tu camino nuevas oportunidades, nuevas historias, solo eso, nada más.

El instante infinito que proteges tú vida, es el instante eterno que salvas también la mía, recuerda: – mi memoria sucumbirá con el ocaso de tu vida, cuando eso acontezca, tomare tu mano y nuevamente otro universo paralelo abrirá su paso en la inmensidad del cosmos, volveremos a ser los mismos que dejamos de ser cuando se produjo una pausa que debiste recorrer en solitario, ya nada nos apartara.

Mientras lees esto, mi cara se llena de una enorme sonrisa, porque en el tiempo que deserté de los dominios de la muerte, también te robe un último beso y un gran abrazo, aún los conservo en mi etérea alma;al verte,no pude contener mi felicidad, quise hablarte, despertarte, acariciar tu cara, pero en tu placido descanso, te abracé y con ese último beso nuevamente quede congelado en este principio sin final…

Es todo, te amé, te amaré y seguiremos amándonos, somos hijos, padre, madre, amigos, vecinos, conocidos; sonriendo nuevamente te digo: el sueño ha terminado. ¡Despierta!¡Despierta!… la noche nos unirá nuevamente y seguiremos siendo un mundo paralelo fragmentado,unido con palabras mágicas de vida; cierra tus ojos y encuentra el camino fantástico que nos conecta, te estaré por siempre esperando en la complicidad de la noche llena de estrellas y un aire perfumado con aroma de jazmín.

Agradezco tu amor, tus recuerdos, seguiré soñando…tú debes despertar, ya se lo mucho que me quieres, pero es hora que dejes de esperarme, nunca volveré, el tiempo ya está destinado, es hora que sigamos nuestros caminos. Agradezco tu espera, pero es inútil que llegue, no me esperes…ahora puedes dormir con tranquilidad, ya no es necesario el insomnio forzado, ya me acostumbré a este nuevo lugar y es hora que te acostumbres al tuyo, siempre estaré a tu lado como una sombra invisible de fortaleza, que nada, nadie, nunca te detenga en el camino a la felicidad, es mi voluntad, nuestra voluntad; Eres mi orgullo, sigo recordando eternamente los buenos momentos y eso nadie me lo arrebatara…sigo viajando en tus sueños, seguiré sonriendo, ahora despierta, sonríe, es hora de seguir siendo feliz, después del amor sigue la eternidad, siempre estaré a tu lado, nuestros caminos algún día se encontrarán, llegó el momento de la despedida, estaré en las estrellas y tú por siempre en mi corazón.

Con mucho cariño, para nuestra amiga Carolina C. “flakita”.

Mocoa Putumayo, 13 de abril de 2018


Share This Post