Triste realidad ecológica

En el programa Pregunta Yamid del noticiero CM& fue entrevistado el Ministro del Ambiente Luis Gilberto Murillo en compañía del periodista Mauricio Gómez, quien con sus excelentes crónicas le ha mostrado al país de manera descarnada algunos de los más graves problemas que enfrenta esta sociedad, en particular los que atentan contra el medio ambiente.

El comunicador reiteró ante el Ministro y frente a todos los colombianos, sus denuncias sobre la desvergonzada e ilícita deforestación que se adelanta en el Putumayo, donde observó a vuelo de helicóptero por lo menos 30 columnas de humo que salían de las selvas de esa vasta región y ensombrecían todo el horizonte, producto de las quemas irregulares, zona de reserva forestal nacional supuestamente vigilada y controlada por el Estado. Anotó que no encontró un solo funcionario del Ministerio o actividad de la respectiva Corporación Autónoma de ese Departamento que por lo menos pusiera en conocimiento de las autoridades tan dramática y descarada tala de esos bosques.

Hizo saber que en esas extensas áreas arrasadas no se ha sembrado un solo árbol durante este año, producto del abandono y desidia estatal. Ante tales afirmaciones y pruebascontundentes el Ministro se limitó a explicar con amplitud los programas de su oficina, sus loables intenciones para enfrentar esta debacle natural, que como lo señaló Gómez avanza a un ritmo supersónico, mientras las medidas y sanciones van a paso de tortuga.

El doctor Murillo se quedó corto en plantear soluciones inmediatas, aun cuando se nota su buena voluntad en poner a funcionar el aparato institucional, que para nosotros no se puede quedar en un dato aislado como el de que la deforestación se redujo un 14% en el 2015. El manejar cifras hábilmente e insistir en que está enterado de todos estos asuntos no es suficiente; se necesita actuar ya, de manera urgente, pues de lo contrario la decepción y el desencanto serán lo que nos quede a los que abogamos por la defensa del entorno ecológico. Por eso allí de manera jocosa alguien dijo que hoy en día no se podía hablar del Ministerio del Ambiente, sino del Medio Ambiente, porque el otro medio ya no existe. Mientras unos delincuentes se enriquecen aserrando sin control, Colombia se convierte en un desierto. Y no pasa nada…

Autor:
Rafael Gutierrez Solano

Share This Post