Las FARC insiste en desintegrar el país

Por César Augusto Niño González*

Una clara meta del grupo guerrillero es la búsqueda de quebrantar la soberanía nacional actuando como dispositivos desestabilizadores.

En el Putumayo se encuentra circulando un documento que invita a desintegrar el territorio. Las FARC, especialmente -el bloque sur Frente 32 Arturo Medina- ha masificado un “manual de convivencia para el buen funcionamiento de las comunidades” con 46 puntos que suplantan el Código de Policía.

Ese manual elaborado por los miembros del grupo, es orientado por el Partido Comunista Clandestino y por el Movimiento Bolivariano, así como ejecutado por los milicianos de las FARC para someter a la población.

Cada punto manifestado en el documento es una instrucción de obligación de los pobladores. Son más de 40 artículos aterradores que impactan la vida, el trabajo, la honra, la educación, la propiedad y la privacidad de los ciudadanos. Todo indica que las FARC buscan la construcción de un Estado paralelo con leyes impuestas careciendo de legalidad y legitimidad, con una iniciativa fuerte en la instauración de un sistema de gobierno fariano.

Para el caso, los puntos dos y seis manifiestan que la entrada y salida a las veredas está controlada hasta el punto de restringir la vuelta a casa de los jóvenes que adelantan estudios en las cabeceras municipales. Regulan las relaciones comerciales, restringen las actividades concernientes a la fe religiosa y hasta las relaciones laborales. Así entonces, también se regularía la entrada de personas foráneas que tendrían que tramitar un permiso para pisar el territorio.

Se debe actuar de inmediato. En los puntos del manual hay alusión a que quien tenga familiares pertenecientes a las Fuerzas Armadas debe salir al exilio. También quienes circulen luego de las 8 p.m. y antes de las 5 a.m. serán castigados, lo cual es una amenaza al derecho de la libre movilización. Las FARC obligan en el manual a que por familia no pueden existir más de dos celulares y aclaran que no deben tener cámara fotográfica, una condición que revela el abominable control sobre la privacidad de la ciudadanía.

Teniendo en cuenta la estructura y alcance del texto, el documento refleja la capacidad intimidatoria y la intención de establecer un régimen totalitario en el bajo Putumayo. Una clara meta del grupo guerrillero es la búsqueda de quebrantar la soberanía nacional actuando como dispositivos desestabilizadores, es decir, la guerra para ellos ya no es militar y saben bien que el control territorial les garantiza una retaguardia estratégica usando a la población como escudo humano.

Ese manual de opresión de las FARC, es la manifestación concreta de la imposición de un orden político que quieren adelantar en un espacio durante y después de las negociaciones en La Habana. Por tal razón, es preocupante que en el Putumayo se conciba la dimensión de tener un territorio sin Estado y que se genere una fragmentación por parte de las FARC.

César Augusto Niño González
Asesor e investigador Centro de Estudios Estratégicos sobre Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra.
 
http://www.semana.com/opinion/articulo/farc-su-manual-en-putumayo-opinion-de-cesar-augusto-nino/378542-3

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar