El ITP en 2022 ocupó el puesto 255 de 278 en el respectivo ranking en el país y preocupa las “cero” investigaciones académicas en la zona de intervención de Libero Cobre

Por: J. Alexander Africano M.

El Ranking ASC-Sapiens 2022 publicó la relación las “mejores universidades del país”, según los indicadores de apropiación social del conocimiento” y el ITP quedó muy mal posicionado, esto si lo comparamos con otras instituciones de carácter tecnológico o similares.

La clasificación de las “mejores universidades”, se construye en razón cuatro variables de análisis: Participación de la ciudadanía en ciencia, tecnología e innovación, estrategias pedagógicas para el fomento de la ciencia, tecnología e innovación, comunicación social del conocimiento», y circulación de conocimiento especializado.

Dentro de este ranking el ITP ocupa el puesto 255 entre las 278 instituciones de educación superior (IES) valoradas, posición bastante rezagada entre muchas otras instituciones de educación superior del país, resultados en nada favorecen el proceso de transformación para ser Institución Universitaria que se adelanta y que todos los Putumayenses anhelan, e incluso de lo cual venimos con mucha expectativa.

Queda en evidencia la baja producción en investigativa, pese a los onerosos planes de fomento que la institución a desarrollado, pues no menos del 70% de sus docentes de planta fueron premiados con el pago total de los costos académicos de estudios de maestría, reducción de carga laboral y reconocimiento pecuniario en muchos casos hasta mensual (1 smmlv), para que pudiesen formarse como docentes investigadores y generen valor a la institución.

Para no ir tan lejos, entre los beneficiados para adelantar estudios de maestría, se encuentran la señora Vicerrectora académica y el señor Rector, quienes desde 2016 adelantan estos altos estudios y debían graduarse en este 2022, luego de aplazamientos y prorrogas a los convenios suscritos en la institución, so pena de multas y cobros por los incumplimientos en los convenios que suscribieron, al respecto nadie se pronuncia y cuando se hace vienen las represalias y demás.

Así mismo, dentro de los planes de la institución en la vigencia 2021 y 2022, se suscribieron dos contratos con la empresa denominada ASOCIACION DE PROFESIONALES DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS DE MEDELLIN, cuyos costos ascienden a un valor cercano a los doscientos (200) millones, cuyo objeto es el “fortalecimiento de la producción académica para el reconocimiento de docentes investigadores y grupos de investigación del instituto tecnológico del putumayo dentro de las categorías oficiales de MINCIENCIAS”.

Respecto de lo anterior, el contrato incluye la asesoría y acompañamiento para la redacción, escritura y estructuración de 19 artículos y 16 artículos, en las vigencias mencionadas; así como el acompañamiento en el envío de al menos 2 artículos a revistas que tengan indexación A1 o A2. Así las cosas, se entendería que es muy baja la producción de los docentes de la institución y sumada la onerosa inversión, las publicaciones en revista del primer y segundo cuartil son relativamente ínfimas.

El ITP en los últimos años ha hecho cuantiosas inversiones en infraestructura en las cuales se evidencias algunas obras inconclusas, otras culminadas y unas más en proceso de construcción, las ofrecen condiciones de calidad para el desarrollo de las actividades académicas, sin embargo, es importante resaltar que el decreto 1330, establece otras tantas condiciones institucionales y de programa para otorgar registros calificados y certificaciones en alta calidad a la luz del acuerdo 02 del CESU que son requisitos indispensables para el proceso de transformación.

A todo esto, se le suma que el ITP tiene firmado con la Empresa

Libero Cobre LTD un convenio marco de cooperación, de fecha 31 de marzo de 2022, donde su objeto es aunar esfuerzo para adelantar acciones conjuntas en temas de interés reciproco para cada una de las partes en las áreas de investigación, extensión y proyección social, asistencia técnica, administrativa y académica y en todas las demás formas de acción universitaria. De lo anterior no sé si continuará en el 2023, lo cierto y preocupante y que además llama poderosamente la atención, es que a la fecha no se han desarrollado investigaciones ni producción académica por parte del ITP en los miles de hectáreas y/o zona de intervención de la empresa Libero Cobre.

En ese orden, resulta menester que todos los Egresados mujeres y hombres a que no sean indiferentes a lo que sucede en el ITP y dejen de ser simples espectadores, se debe participar activamente dado que es una condición que incluso hace parte de la autonomía universitaria y dependerá de nosotros el «rol y lugar» que el ITP debe otorgar.

Para finalizar, también es conveniente que se hagan acciones de convocatoria a todas las instituciones de educación superior presentes en el Putumayo a producir ciencia, tecnología e innovación, algo mucho más allá de sacar graduandos a quienes no se les ofrece oportunidades o medios de vida.

Por ahora se dejan a consideración algunos interrogantes para los directivos administrativos y docentes, los consejeros directivos y académicos, y la comunidad en general:

¿Quiénes están haciendo para la generación de conocimiento en el ITP?

¿Cuál fue el impacto de la formación en maestría de los docentes en el ITP, de cara a sus procesos de investigación y generación de conocimiento?

¿Los docentes del ITP han respondido a la corresponsabilidad con la institución para generar procesos de generación del conocimiento a través de la investigación?

¿Por qué los docentes de planta del ITP con categoría de asociado y titular no asumen las direcciones de programa y decanaturas y estos cargos deben ser asignados a docentes provisionales?

¿Es pertinente la contratación de una empresa eterna para apoyar los las etapas de redacción, escritura y estructuración de artículos con miras a la publicación en revistas?

¿Ya se graduaron todos los docentes que fueron apoyados para realizar estudios de maestría en el año 2016? y ¿Cuál ha sido el aporte a la producción de conocimiento en la institución?

¿Acciones conjuntas en temas de interés recíproco con Libero Cobre?

¿Qué tal si en el 2023 le apuntamos a la producción científica que le aporte al territorio?

«ME SIENTO ORGULLOSO DE SER ITEPISTA»

*Egresado ITP y afiliado al CNP