Un congresista gana en un día, lo que otro colombiano gana en un mes

J. Alexander Africano M.

Por: J. Alexander Africano M.

El senador Jonathan Pulido Hernández viene realizando una cruzada para disminuir el salario de los congresistas, el cual considera es muy elevado entre otras si se compara con el que gana un humilde Colombiano, tanto así que según el congresista el salario de los “padres de la patria” desde el año 1991 ha aumentado un 341%, mientras que el de los obedientes nacionales que entre otras somos la gran mayoría tan solo ha subido un 55%. Importante señalar que después de Chile somos en la región el segundo país que mejor remunera a sus congresistas.

senador Jonathan Pulido Hernández

Lo cierto es que Jota Pe Hernández como popularmente se le conoce va por buen camino y mediante una ley orgánica va a lograr lo que no se ha podido en más de dos décadas todo porque desde el año 1998 es decir hace 24 años, se viene hablando en el congreso de esa reducción, señalando que en el 2000 se radicó el primer proyecto de ley para tal fin, desde esa fecha hasta hoy se han radicado 18 proyectos (15 vía reforma Constitucional) en busca de lo mismo y no ha pasado nada pues no han pasado de su primer debate.

Pero hablemos un poco de los salarios actuales de un congresista en Colombia, pero miremos primero algunos beneficios que no hacen parte de los salarios, dentro de los cuales están el de los tiquetes aéreos y terrestres los cuales tienen derecho cada semana del mes, así mismo la asignación de vehículos, una prima de transporte donde tienen la posibilidad de acceder a un crédito para adquirir vehículo y el congreso les paga el 50% de los intereses mensuales y la prima de navidad consistente en un mes de salario.

Ya para el 2022 y con el nuevo congreso que en suma son por lo menos 282, exceptuando algunos como Berner Zambrano, Piedad Córdoba, Mario Castaño y John Fredy Núñez del Caquetá de la Curul de Paz, quienes por diversas razones incluida las corrupciones no están ocupando sus respectivos puestos, podemos decir también que sus salarios son de lo mejor por razones obvias.

Los actuales salarios de los congresistas reflejan la brecha salarial y crece de manera desproporcionada frente al salario mínimo de las mayorías y es que en el 2022 devengan $35’300.000, es decir cerca de $9’000.000 semanales, lo que significa que diariamente se gana $1’176.700 y si lo miramos en 8 horas laborales, se están ganando $147.087 por hora. Es decir que el salario diario de un senador o representante a la cámara en Colombia corresponde a un poco más del que se gana un colombiano con un salario mínimo mensual.

Veamos también como está dividido el sueldo mensual de un congresista, en el solo salario $8´000.000, en gastos de representación por $14´000.000, esto para que no tenga que tocar su salario en viajes y en “representar” a su departamento y a los colombianos y demás; también una prima especial de servicios que equivale a $11´000.000. Cabe señalar que por Ley también se les debe dar las primas a las que todos tenemos derecho en el marco de un trabajo. Sobre esta prima especial de servicios es que Hernández ha presentado su proyecto de ley para que sea modificada la Ley 4 de 1992 y que tan solo se tenga una asignación mensual todos los congresistas de 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir en la actualidad de $25’000.000.

Pero eso no lo es todo, pues los honorables congresistas reciben dineros por su trabajo y es la UTL unidad de trabajo legislativo, es decir todos los contratados y que son los asesores que están detrás de cada uno de ellos, esto equivale a $50´000.000, su tope por ley es de 10 personas. Se señala que el buen o mal desempeño de un congresista en su labor legislativa en gran medida se debe a su UTL ya que en su labor son los que investigan, instruyen, informan, asesoran y enriquecen el trabajo del legislador en el Congreso para presentar proyectos de ley sólidos, para ejercer un adecuado y oportuno control político y para afrontar seriamente los hechos coyunturales que ameriten la intervención parlamentaria.

Lo último, es que el congreso de la república hace entrega como dotación en cada periodo a los congresistas, para esta legislatura los equipos a entregar son marca iPhone pro con plan de datos ilimitado, luego si se trata de un iPhone 13 Pro Max 1TB 5G, su costo en el mercado es de $10.640.960 o un iPhone 13 Pro 512GB 5G cuyo valor es de $8.651.960. esto quiere decir que en telefonía celular se estaría gastando cerca de $3´000.000.000, esto redondeando a 280 congresistas.

Señor senador Jota Pe, que bien la caerían esos tres mil millones de telefonía celular a una región como el Putumayo, que bien invertidos en una escuela rural y en un acto de compensación social del congreso, sería la mejor manera de brindar las condiciones para ir cerrando las brechas de inequidad e injusticia que tanto daño nos ha hecho y que entre otras es una de las causas estructurales del conflicto armado en Colombia.

“Jornal de obrero, entra por la puerta y sale por el humero.” JAAM