Con qué la curaremos.?

Síguenos / Me Gusta :

Publimayo

Oscar David Gaviria Serna

Por: Oscar David Gaviria Serna.

A propósito de los cinco años de la tragedia de Mocoa, lo que a vox populi se difunde es que, en nombre de su reconstrucción, lo único eficiente que se hizo fue la burda repartija.

Para rehacer la ciudad resquebrajada, solo se requería dar respuesta a la pregunta de la ronda infantil “¿Con qué la curaremos, con cascara de huevos”?…

Cualquier respuesta reparadora debió partir de la palabra planificación, y continuar con diseño urbano. Sin embargo, ambas disciplinas, en la reconstrucción de Mocoa están ausentes.

Google AdSense

El conjunto de obras requeridas no parece obedecer a un plan concatenado, unas están inconclusas y otras no han iniciado. Ni de los jarillones que construyen en los ríos, ni de las calles por donde fluye el concreto hay diseño urbano. Confundieron pavimentar con reconstruir. Por eso no previeron la estructuración de las rondas de los ríos, ni el diseño urbano del espacio público, ni andenes para la gente, ni jardines, ni parques para el ocio y la recreación de la población que no puede dormir, estresada hasta la histeria cada que acontece un aguacero.

En realidad, nada de esto les interesó a los responsables de la reconstrucción, más preocupados por su participación política en las elecciones que en el dolor de la gente.

Ni siquiera las nuevas casas para las víctimas de la tragedia representaron una prioridad, pues a pesar de la disposición de recursos, la mayoría de la gente sigue esperándolas, así como la población, sigue esperando que el agua potable, llegue por fin algún día, por entre un tubo.

Se va un gobierno que le asignó «madrina» a la ciudad, encargo del que la vicepresidente nunca se apropió como en San Andrés, donde sí hizo suya la preocupación por el espacio público.

¿Cuántos gobiernos más pasarán para que inicien las obras requeridas y ver construidas las infraestructuras de mitigación y protección que Mocoa necesita para soportar nuevas y anunciadas avalanchas?

No satisfacen las advertencias de la Contraloría respecto a los retrasos de la reconstrucción. También ellos están retrasados en la apertura de investigaciones que clarifiquen el por qué no se respondió con planificación y diseño urbano a la pregunta de la post tragedia de la ciudad de Mocoa, la cual sigue sin respuesta: Con qué la curaremos.?

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me