El Rector de la Infraestructura vial en el Putumayo se llama Orlando Guerra

Síguenos / Me Gusta :

Publimayo

Alexander Africano

Por: J: Alexander Africano M.

Hablar de Orlando Guerra sin duda es hablar de una autoridad en materia de gestión en el transporte y tránsito terrestre en el departamento del Putumayo en virtud del impulso de los corredores arteriales complementarios de competitividad y prosperidad inicialmente consagrados en el Plan Nacional de Desarrollo 2006 – 2010, capitalizado en el CONPES 3536 de 2008 y que dieron su inicio un martes 27 de julio de 2010, fecha donde el Putumayo vió por primera vez en su historia como llegaba la pavimentación; la primera placa se hizo para ese entonces en el sector la isla cerca el municipio del Valle del Guamuéz.

Vía Santana – Yarumo. Foto : Alexander Africano
Orlando Guerra

De profesión Abogado, con especializaciones en derecho Constitucional; Administrativo; penal y criminología, seguridad nacional; actualmente con una Maestría en Derecho Administrativo; adicionalmente experto en Conciliación de Conflictos; Comercio Exterior y Conectividad; Impulsor de la pavimentación de la vía Mocoa – Santa Ana (84 km), de la pavimentación de los tramos Santana – Puerto Caicedo (10,51km) y Villagarzón – Mocoa (6,07 km), Santa Ana – San Miguel (109 km). Adicionalmente su gestión en el CONPES 3904 DE 2017 que fue el plan para la reconstrucción de Mocoa. Junto con la Doctora Liliana Benavides actual candidata al Senado compañera en la Comisión Cuarta del Presupuesto de la Cámara de Representantes aprobaron el Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018, que permitió gestionar los recursos con documentos CONPES y CONFIS, de los cuales ha sido insistente el Dr Guerra y ante los cuales hace falta profundización ciudadana para su comprensión.

Recientemente incidió de forma diplomática en la gestión del CONPES 4039 de 2021 por 338 mil millones de pesos, licitación que se adjudica el 11 de marzo de 2022, que comunicará a Villagarzón con San José De Fragua y que tiene como punto de referencia El Porvenir finalizando el tramo a cargo del Invías en el puente sobre el río Fragua. La carretera tiene una longitud total de 52,30 km, Ruta 65. En la actualidad la vía presenta discontinuad en el paso sobre el río Caquetá dado que no existe puente vehicular que permita un tránsito eficiente. La longitud del corredor Villagarzón San José de Fragua es de 109,2 km de los cuáles 79,3 km no se encuentran pavimentados.
En la misma proporción el CONPES 4010 de 2020 que permitió salvar la variante San Francisco – Mocoa que no pudo ser intervenida en todo su recorrido debido a la complejidad geomorfológica aunada a la sensibilidad ambiental de este sector; actualmente existen 17 km con intervenciones parciales y queda pendiente la construcción de 27,55 km (14,58 del frente San Francisco y 12,97 del frente Mocoa) que incluyen 63 puentes y 03 túneles; es de aclarar que según los estudios y diseños actualizados con el actual contrato se redujo la cantidad de túneles, pero la distancia en kilometraje es similar.

Google AdSense

Los beneficios de las obras vial tienen que ver con la estimulación del crecimiento económico mediante una infraestructura vial en buenas condiciones, que permita disminuir los costos de operación de los vehículos, reducir los tiempos de viaje, mejorar la comodidad para la circulación vehicular, así como reducir los niveles de accidentalidad, entre otras; significa entonces que en Putumayo ya contamos con corredores que facilitan la movilidad interna, para de esta forma facilitar el acceso de los bienes y servicios no solo a nivel del departamento sino en garantía del comercio con la hermana república del Ecuador.

De esa manera, y en particular la vía Santana – Puente Internacional fortalecerá la integración comercial y social binacional mediante el mejoramiento de la eficiencia de los procesos fronterizos y para beneficio de los campesinos esta vía valorizó sus tierras, el territorio y sobre todo la posibilidad de reactivar el turismo y otros atractivos del piedemonte amazónico.

Por eso, la región y dejando de lado los celos políticos, debemos reconocerle a Orlando Guerra su trayectoria y gestión, pero sobre todo su lealtad y buena fé, hoy en dia es un hombre feliz al lado de su esposa Aydé, y se siente complacido por servir al Putumayo en obras que han beneficiado y seguirá beneficiando por muchos años a las generaciones del hermoso territorio de Putumayo y de Colombia.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me