El Conpes comunitario 3955 de 2018

Síguenos / Me Gusta :
Publimayo

¿Cuáles fueron los beneficios para las Juntas de Acción Comunal?

Por : Carlos Enrique Corredor Saavedra

El CONPES Comunitario 3955 de 2018 es quizá uno de los proyectos más importantes que coordinó el gobierno nacional, para el fortalecimiento del sector comunitario, que marcaría un hito en la historia de las Organizaciones Comunales, si desde el principio se hubiese planeado cuidadosamente y se hubieran rodeado de expertos en el tema. Desafortunadamente fueron más las carreras, las improvisaciones y los errores cometidos, que los mismos resultados.

El mencionado documento, basado en seis pilares fundamentales, de los cuales algunos son importantes como el fortalecimiento de las capacidades y el empoderamiento de las organizaciones de acción comunal, como también los proyectos productivos, quedaron en stand by, y hay una buena excusa, la pandemia, que según muchos “connotados” servidores públicos, esto no ha permitido desarrollar los proyectos que estaban listos para ejecutarlos.

Google AdSense

Para el CONPES Comunitario se asignó un presupuesto, de nada más y nada menos, de ochenta y nueve mil millones de pesos ($89.000.000.000.) Mda. CteHa transcurrido dos años y diez meses, y sobre resultados, poco y nada se ha visto. Muy pocas son las Juntas de Acción Comunal que han logrado acceder a los exiguos recursos, y seguramente no les habrá servido de mucho, para suplir las necesidades más inmediatas de su sector.Muchos de los egregios consultores y asesores, quizá seleccionados por obra y gracia de los padrinazgos políticos, planearon como es costumbre, desde un escritorio, sin conocer las regiones que intervendrían, tanto así, que muchos confunden la Amazonia con la Orinoquia y por qué no decirlo, es posible que unos cuantos, estén confundiendo la Costa Atlántica con la Costa Pacífica.

De hecho, difícil será conocer las costumbres y tradiciones, tendencias y vocaciones, fortalezas y debilidades, cuáles son sus reales necesidades, sus prioridades y otros elementos no menos importantes, pero que son relevantes en el momento de formular una propuesta, que tratándose de un proyecto de especial importancia, se debió prestar toda la atención posible, pues de él saldrían las pautas y recomendaciones y mucho más, los diseños y directrices de un nuevo esquema de estrategias y derrotero de acciones para el empoderamiento de las Organizaciones de Acción Comunal.

Difícilmente se podrán obtener los resultados planeados o esperados, si no existe un diagnóstico previo, mesas de trabajo donde concurran los verdaderos líderes sociales, aquellos que están comprometidos con sus comunidades y puedan hacer valiosos aportes por el conocimiento que tienen de la problemática social y económica de su región o sector y los que han sentido en carne propia el rigor del abandono, la indiferencia y la discriminación de los gobernantes, por estar muchos de ellos, muy distantes del sector urbano o muy lejos de los afectos de los dueños del poder.

Lo que necesitan las comunidades son capacitaciones integrales, donde se les enseñe a formular sus planes de desarrollo comunitario a partir de los diagnósticos participativos, que ellos mismos deben aprender a formularlo. Lo que necesitan las comunidades, es conocer normas sobre salud, educación, servicios públicos domiciliarios, vivienda de interés social, normas sobre proyectos agropecuarios, participación comunitaria, créditos educativos, mecanismos de protección de los derechos ciudadanos, veedurías ciudadanas, por citar algunos.

Que no los envolaten más con la Ley 743 de 2002 y sus Decretos reglamentarios, y otras normas que para su cotidiano vivir, no les sirve de mucho. Las comunidades necesitan que les enseñen a formular proyectos productivos, proyectos de inversión social, proyectos comunitarios, etc. Además, que les informen quien o quienes tienen el deber de asesorarlos e inclusive de formularles el proyecto. Las comunidades necesitan conocer los fondos de apoyo, tanto del orden nacional como de cooperación internacional. Cómo formular y fundamentar una propuesta de inversión social, cómo concursar y poder acceder a los beneficios económicos que periódicamente ofertan las instituciones; conocer las fechas de convocatorias, requisitos y condiciones, poblaciones beneficiarias etc.

Las comunidades lo que necesitan es que le enseñen a pescar y no darles el pescado. El gobierno nacional, de ese gran presupuesto asignado para el CONPES, hubiera destinado una parte para la construcción de escuelas de liderazgo social y comunitario, en cada municipio capital de departamento, para la formación de verdaderos líderes sociales, capaces de enrumbar por el sendero del éxito a sus asociados, capaces de producir gran rentabilidad social y de paso convertirse en un gran aliado o socio de las administraciones municipales.

Es de urgente necesidad enseñar a los líderes comunitarios a desarrollar su capacidad asertiva, creando a la vez sinergia entre la comunidad- estado y sector privado, quien este último tiene una gran responsabilidad con las comunidades. Gran parte de los directivos y líderes sociales andan desnortados, muchos de ellos, hacen parte del pauperismo existente en nuestro país. Por fortuna muchos de los líderes comunitarios han aprendido de la resiliencia, la capacidad de adaptarse con tenacidad a situaciones adversas y anteponerse a la actitud pusilánime y displicente de muchos servidores públicos, que alguno de ellos no saben, para que los nombraron, o no saben, que es lo que están haciendo en el cargo que ocupan.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me