Seguimos Destruyendo La Tierra

Síguenos / Me Gusta :

John Elvis Vera Suarez

Medio siglo celebrándole el Día a la única casa que la humanidad posee, La Tierra. Medio siglo en que se ha agravado el deterioro ambiental del entorno planetario. Cinco décadas en que la crisis climática y ecológica ha pasado de algunas evidencias hasta el actual reconocido cambio climático y amenaza de la extinción masiva de especies, provocada directamente por la sociedad actual.

No faltan los foros, las cumbres, los manifiestos y declaraciones, esgrimiendo la necesaria protección de La Tierra. No faltan las fotos de los responsables políticos y económicos de este grave deterioro, donde con cinismo plantan árboles para legitimar su accionar y “lavar” su imagen ante una sociedad que urge acciones verdaderas que paren este crimen de lesa humanidad.

Se continúa escarbando las entrañas de La Tierra, para saquear las “riquezas minerales” y entregarlas a las multinacionales. Se sigue sembrando desiertos verdes y extranjerizando el campo colombiano, para ganancia del agronegocio exportador. Se envenenan los ríos con agrotóxicos y metales pasados. Se sacrifican las zonas verdes y los espacios naturales en aras del desarrollismo urbano. Se urbaniza y privatiza el paisaje que era el disfrute de todos. La pobreza aumenta y el hambre abunda en este mundo desigual.

Publimayo

Se construyen represas e hidroeléctricas que disminuyen la vida en los ríos, empobrecen comunidades rurales y causan desplazamientos masivos. Se amplían vías para el movimiento de mercancías, pero aislando vecindades y encareciendo transportes.

Gracias a los TLC, se importan alimentos desde lugares lejanos que antes producían familias campesinas locales. Se consume inundando de desechos los territorios. Se desperdicia el alimento en un mundo donde abunda el hambre, la desnutrición y la muerte por estas causas.

Pero eso sí, estemos atentos al próximo año que estarán prestos los bufones para con bombos y platillos celebrar el Día de La tierra, mientras seguimos hiriéndola de muerte en este modelo civilizatorio decadente y depredador. Urge un cambio profundo para corregir este camino suicida.

Nota: Hasta el 19 de abril, según datos oficiales, 50 días después de haberse iniciado la vacunación, se habían aplicado 57.782 dosis en el Quindío. Siendo así se tardarán 721 jornadas (dos años) más en cubrir la población que esperan agendar en el Departamento, aplicándoles las dos dosis recomendadas. Ahora bien, según informaciones, el número de vacunas diarias ha mermado sustancialmente por la ausencia de material biológico.

Mientras tanto presionan al profesorado para que concurran masivamente a los colegios para cumplir con la llamada alternancia, sin ser aún vacunados y sin verificarse que en realidad se cumplan todas las medidas de bioseguridad. Insistimos, que la primera y mejor medida es la vacunación masiva. Obligar a educadores, personal administrativos y estudiantes acudir a las aulas en estos momentos de aumento de la pandemia es un acto irresponsable ante la necesidad de proteger la salud y vida de los mismos.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me