La cobardía y la injusticia detrás de dos feminicidios.

Síguenos / Me Gusta :

Alianza de Mujeres Tejedoras de Vida

La Alianza de Mujeres Tejedoras de Vida del Putumayo, rechazamos y exigimos justicia ante el asesinato este miércoles 17 de marzo, de María Beneranda Juajibioy, lideresa y alcaldesa del Resguardo del Cabildo Camentzá Biyá, y su nieta de un año y medio, hechos que no deben quedar impunes.

En el lugar de los hechos también estaban presentes, la hija de la líder asesinada, Paola Patricia Pujimuy, de 22 años y Sofía Solarte, quienes al parecer resultaron heridas.

Según la información preliminar, la lideresa se movilizaba con otras mujeres en motocicleta, entre la vía Cabildo, en la vereda La Esmeralda, en Orito (Putumayo) con rumbo a la inspección de El Placer, en el municipio de Valle del Guamuez; allí fueron interceptadas por hombres armados que las asesinaron.

Publimayo

A lo mejor, ni la rabia, ni la indignación sean suficientes cuando tenemos que ver despojada de su propia vida a centenares de mujeres que han sido asesinadas en nuestro departamento del Putumayo.

Un mes donde hace poco conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, un día donde la “Juntanza Femenina” de Tejedoras de Vida del Putumayo, recorrimos las calles para decir: Nos Queremos Vivas, Nos Queremos Libres. Luchamos por la vida, cuando ni siquiera debería lucharse por un privilegio que se nos fue dado de forma natural. “Luchamos” por nuestra propia dignidad, como si tuviéramos las mujeres que escondernos de nuestro propio ser, de nuestra propia naturaleza.

¿Qué hay detrás de la muerte, del asesinato, del “FEMINICIDIO” de dos mujeres? Solo existe cobardía y una profunda tristeza hacia un territorio donde sus gobernantes se quedan mudos, como si no fueran los hijos y las hijas de esta tierra los desangrados. Donde la segunda herida más profunda de indignación es el silencio, donde la justicia no representa la razón para buscar un equilibrio entre tantas desigualdades.Cifras y cifras de muertes de líderes y lideresas llenan las estadísticas en un departamento, en una Colombia que desmorona la paz y la esconde detrás de titulares sin sentido.

Desde la Alianza de Mujeres Tejedoras de Vida, lamentamos profundamente el asesinato de Beneranda Juajibioy y su nieta.

Nada podrá reparar el dolor a sus seres queridos, pero desde aquí nos unimos al clamor de los pueblos indígenas del Putumayo para que se inicie investigación y judicialización de los responsables.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me