Esperamos que cumplan

Google

DiariodelHuila

El anuncio del Gobierno Nacional de cesionar de Aliadas para el Progreso S.A., ha generado una leve esperanza para los huilenses que se encuentran hastiados de todas las promesas gubernamentales para iniciar la construcción de la Ruta 45. De acuerdo con la ANI, en el proceso de cesión del proyecto participarán CSS Constructores S.A. y CCA South America (China Construction America) filial de la sociedad China State Construction Engineering Corp (CSCE)

Esta irresponsable empresa que tiene abandonado el proyecto desde hace 5 años, presentó la solicitud de cesión del contrato de concesión del proyecto Santana-Mocoa-Neiva, para así continuar con la Fase II del proceso del Plan Remedial, que viabilizará la ejecución y culminación de las obras previstas en este corredor de 456 km de longitud, que integra los departamentos de Huila, Cauca y Putumayo.

De esta forma, se activa el proceso de formalización de la cesión, que tiene previsto la realización de las Audiencias Públicas en el marco de la estrategia “Compromiso Colombia” de la Contraloría General de la República, para atender solicitudes de la ciudadanía y comunidad en torno a la cesión del contrato Santana-Mocoa Neiva. La primera audiencia se realizará el próximo 4 de noviembre en la ciudad de Neiva. Seguirán la de Pitalito, Mocoa y Garzón.

Publimayo

Ojalá no se convierta en otra retórica barata a la que nos tienen acostumbrados los funcionarios nacionales cuando visitan a nuestro departamento y que siempre nos incumplen con las promesas que nos hacen para fortalecer la infraestructura productiva del Huila. Recordemos que la Ruta Santana –Mocoa – Neiva fue incluida en el proyecto 4 G y adjudicado en agosto de 2015 al CONCESIONARIO ALIADAS PARA EL PROGRESO S.A.S. por un valor de 2.969 billones de pesos, contratado en el 2013. Se tenía previsto entregarla el año anterior.

La alta fragilidad e inestabilidad geológica que tiene la región surcolombiana, genera un alto riesgo en algunos trayectos de este importante cordón vial que, junto con la negligencia administrativa del gobierno nacional, y que solo hasta el viernes anterior parecen que tomaron alguna decisión sobre la cesión de este contrato. Esta empresa abandonó las obras desde hace más de tres años y solo se dedicó a cobrar los peajes de los Cauchos y el de Altamira.

Es una irresponsabilidad de esta organización empresarial, porque están generando serios traumatismos y daños a los vehículos por la cantidad de huecos profundos que se encuentran a lo largo de la vía. No hay derecho que los huilenses estemos recibiendo un trato discriminatorio del gobierno nacional y se siga manteniendo ese trato descortés para dar soluciones a los grandes problemas sociales, económicos y de infraestructura que presenta nuestro territorio.

Google