El nuevo aislamiento selectivo: un acto de conciencia individual consigo mismo y por ende con la humanidad.

Google
Alexander Africano

Por: J. Alexander Africano Macías.

Con la pandemia del coronavirus COVID-19, los Colombianos entramos en una nueva  fase de aislamiento selectivo, se nos ha explicado o por lo menos así lo he entendido, que éste debe darse con distanciamiento individual responsable; otros habrán comprendido que con la nueva fase que reemplaza la cuarentena a la que veníamos acostumbrados una parte de la sociedad volvemos como nada hubiera pasado, lo que no se nos ha educado es que es necesario asumir con una mayor responsabilidad: el autocuidado, el distanciamiento físico individual, pero sobre todo en y con nuestras familias y por ende hogares, así como en los lugares de trabajo.

Se ha visto en la mayoría de personas una nueva sonrisa de cara a este nuevo escenario, he de suponer que esa alegría apenas lógica obedezca a que seguramente no vamos a regirnos por las ya tradicionales excepciones nacional, departamental y municipal, sino por restricciones puntuales, las cuales deben ser de basta responsabilidad personal. Por supuesto quien no ha de ponerse “al menos un poco más feliz “ al saber que se dará la reactivación de los sectores económicos, sociales y culturales, claro eso si con sus debidos protocolos establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social; que esperaría un buen ciudadano pues que en este proceso gradual se refuercen las medidas de bioseguridad, no desde la estrategia comunicativa general sino como un acto de conciencia individual, en el entendido general y bajo el concepto de que protegernos a nosotros mismos es proteger a los demás.

En tal virtud, es mi deseo dejar en mis lectores pautas que les servirán para mantener la bioseguridad, teniendo en cuenta la corresponsabilidad en el mantenimiento de la salud, lo cual es un compromiso de todos. En esta nueva fase, es un factor determinante que cada uno de nosotros respetemos las normas de bioseguridad, pero con alto criterio de consciencia del autocuidado, por eso:

Publimayo
  1. Utilice de manera permanente y adecuada el tapabocas, si tiene uno de tela lávelo al menos cada dos o tres días y cámbielo; no se trata de tener el más bonito, se trata de tener uno que ofrezca seguridad; los desechables son para una sola vez, así que sea solidario y bótelo en el recipiente de la basura no en la calle.
  2. Incremente la protección ocular con careta o monogafas, recordemos que la enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Estas gotículas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo. Sin embargo creo una buena medida es cubrirse la región visual.
  3. Evite aglomeraciones y mantenga distanciamiento físico (2 metros). Esto es especialmente importante si está al lado de alguien que esté tosiendo o estornudando. Dado que es posible que algunas personas infectadas aún no presenten síntomas o que sus síntomas sean leves, conviene que mantenga una distancia física con todas las personas si se encuentra en una zona donde circule el virus de la COVID‑19.
  4. Extreme las medidas de autocuidado en restaurantes, peluquerías, transporte,  y demás lugares de alta afluencia de personas.  Al respecto, debemos tener claro que como clientes de los establecimientos comerciales tenemos el derecho de exigirles para que cumplan los protocolos de bioseguridad (recuerde que la responsabilidad es de todos), eso sí de la mejor manera o en su defecto informar a la Autoridad de Salud para que proceda conforme a su mandato.
  5. No realice, ni asista a eventos sociales.  Es claro que cuando hay aglomeraciones, hay más probabilidades de que entre en contacto estrecho con alguien que tenga COVID‑19 y es más difícil mantener una distancia física de  1 metro muchos menos 2 metros.
  6. Fortalezca la limpieza de superficies  y elementos de uso cotidiano. En razón a que con las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad. Diversos estudios han demostrado que el virus de la COVID‑19 puede sobrevivir hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable, menos de 4 horas en superficies de cobre y menos de 24 horas en superficies de cartón.
  7. Recuerde que las patologías de base constituyen alto riesgo de generar complicaciones. Cabe recordar que los riesgos se pueden incrementar pues no simplemente el virus afecta a las personas mayores de 70 años, también a personas que presenten enfermedades como diabetes, hipertensión, dislipidemias, problemas de obesidad, falla cardíaca, enfermedades autoinmunes y otras patologías.
  8. No olvide el lavado de manos y el uso de alcohol periódicamente.  Junto con  lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo y mantener una distancia de al menos uno y dos metros con los demás, y el uso de tapabocas, creo son las mejores medidas a tener en cuenta. 

Siendo el suscrito una persona bastante positiva pero realista, hubiese querido dejarles un decálogo de medidas pero considerando que  es probable muchos no les guste leer, al menos estas ocho recomendaciones bien entendidas espero ayuden a mitigar la situación que vivimos, de otra manera resultaría infructuosa la lectura.

Es preciso reiterarles que las familias que convivan con casos positivos de COVID-19 y en estudio deberán aislarse, al igual que quienes presentan sintomatología como tos y fiebre. Es necesario, con el fin de mitigar la propagación; por eso el llamado a la autorresponsabilidad y el autocuidado. En todo caso, la nueva etapa no significa que no haya nuevas medidas de confinamiento, pues las cuarentenas pueden seguir, tal vez la diferencia es que serán sectorizadas, es decir, las autoridades territoriales serán las encargadas, en coordinación con el Ministerio de Salud y el Ministerio del Interior, de ordenar cuarentenas en sus territorios, dependiendo de la propagación y riesgos que se presenten.

Finalmente, sea oportuno señalar que No podemos perder lo que hemos ganado hasta ahora con los aislamientos y que con esta pandemia   “acabamos de jugar un gran primer tiempo, pero nos queda el segundo que es el más complicado”, seguramente porque estamos ya cansados, o porque ya no creemos que podemos ganar u otras.  Creo que todos queremos llegar a jugarlo hasta el final, sin que nos metan un gol antes de tiempo (mis condolencias a quienes han perdido a sus seres queridos), llegó la hora de demostrar que Si estamos bien entrenados y preparados física y mentalmente, para poder ganarle  el partido de nuestras vidas al CORONAVIRUS, por ahora voy y vamos a depender de una sola estrategia que se llama en este nuevo aislamiento: un acto de conciencia individual consigo mismo y por ende con la humanidad.

Google