Qué podemos esperar?

Google
Germán Ortiz

Por Germán Ortiz.

Producto de un video publicado en redes sociales, sobre los hechos ocurridos en el barrio los Sauces de Mocoa, donde la Policía realiza la captura de una persona y la gente reacciona de manera masiva, realicé una acotación en un grupo de Whatsapp, esgrimiendo que el problema no era la fuerza pública que actuara (discutían que si era pertinente o no que el Ejército ayudara en el control ciudadano).  Indiqué que el problema radicaba en los bajos niveles de cultura ciudadana de los habitantes, que finalmente no era responsabilidad suya, si no de la falta de una política pública departamental y municipal sobre cultura ciudadana, para reforzar valores como el respeto a las normas y a las autoridades, para el caso específico.

Increíblemente salió un muy alto funcionario de la cultura en el gobierno departamental, desestimando la importancia de la cultura ciudadana y argumentando que se deben tomar medidas represivas.  Con insistencia traté de hacerle entender lo fundamental de plantear soluciones profundas en nuestra sociedad y no de actuar de manera reaccionaria; sin embargo, fracasé en mi empeño y aquel director nunca entendió.

Luego un Asesor del despacho del gobernador, también de manera sorprendente, salió en defensa de su compañero de gabinete, para decir que la creación de una política pública era exclusividad del gobierno nacional, que en el departamento no se podían crear este tipo de herramientas administrativas.  Fue entonces cuando me preocupé por el presente y el futuro de nuestro departamento del Putumayo.

Publimayo

Cómo es posible que alguien que tiene la posibilidad de influenciar directamente en decisiones importantes para el territorio, no tenga idea de que puede desarrollar actividades de tanta trascendencia en la vida de los putumayenses, no sólo en este periodo, si no en el futuro, como en el caso de las políticas públicas, que son procesos de planeación que definen una visión de largo plazo que sobrepasa los periodos de administración de los gobiernos y orienta el proceso de cambio frente a realidades sociales relevantes.

Qué podemos esperar? Que viene para nosotros como ciudadanos en el Putumayo? 

Entendiendo que la improvisación es la constante de estas personas, quiero aprovechar para hacer dos reflexiones.

Primero: Desde ya, putumayenses, vayamos analizando con lupa los conocimientos, las habilidades, capacidades y acciones de quienes aspiran a cargos de elección popular próximamente.   Y segundo, por favor, si van a hacer el trabajo de asesorar, estudien, investiguen, pierdan menos el tiempo en el chat y trabajen en pro de la gente del departamento, no con discusiones vanas, sino con las herramientas que brinda la administración pública y la misma sociedad. 

No pretendo con este editorial pelear con nadie, sólo quiero hacer un llamado a quienes influyen en decisiones importantes para el Putumayo, en que sean más responsables con nosotros, la comunidad.y se preocupen más por encontrar soluciones de fondo a las cosas y no acciones que sean favorables para su imagen y la de su jefe en redes sociales.

Google