El coronavirus es un fantasma que espanta a compradores y vendedores

Google

Por: J. Alexander Africano Macías (Experto en seguridad y convivencia ciudadana)

En días pasados para ser exactos el 17 de julio de 2020 y ante la emisión de un decreto departamental y municipal que restringía la movilidad y los movimientos comerciales los fines de semana, se escuchó un audio donde la señora Presidenta de la cámara de comercio del Putumayo colocaba de manifiesto que “…las medidas afectaban notoriamente la economía y que los fines de semana se presentaban las aglomeraciones… que no tenía claro cuál era el objetivo si se iba a presentar un incremento de personas los viernes y lunes, incluso censuró el porqué de una hora menos de operación que conllevaría a aglomeraciones de aquellos que son empleados… expresó el respeto por las decisiones de los mandatarios y la conciencia ciudadana que se debe tener sobre el virus en el territorio…adicionalmente expresó que se deben hacer los controles de manera rigurosa y que la inteligencia de cada uno era la que debía salir a flote….” entre otras apreciaciones en el marco del respeto .

Bajo la misma óptica del respeto en las redes sociales vinieron comentarios no tan a favor; en lo personal escribí que si acaso no eran suficientes los 19 casos confirmados (para esos días), los 4 hospitalizados y 01 muerto en Mocoa, incluso manifesté con la debida decencia que no se cumplían los protocolos por parte de los amigos comerciantes; a ese comentario vino la réplica por parte de la honorable presidenta donde se me indicaba lo de las aglomeraciones y hasta se me indagó si he ido a mercar o hacer algún trámite un viernes o lunes antes o después de un toque de queda y si he notado que reducir el tiempo de abastecimiento y compras lo que presiona es mayor afluencia de público para que «alcancen» a realizar sus trámites dentro de los horarios establecidos.

Pues bien, me dí a la tarea de analizar los comentarios y por supuesto recibirlos de buena manera y a su vez indagar sobre la realidad de un fín de semana; el resultado a mi juicio es el siguiente:

Publimayo
  1. Seguimos en la indisciplina social la mayoría de personas, todos absolutamente todos llevamos la excusa perfecta para burlar los controles, llámese a pie o en vehículo.
  2. Algunos comerciantes (no todos) han certificado a muchas personas con la etiqueta de “domiciliarios”, les han dado incluso un carnet que escapa al control de las Autoridades.
  3. Algunos establecimientos de los barrios trabajaron normalmente, sobre todo los de la periferia.
  4. La ingesta de bebidas embriagantes se hizo normalmente, de hecho en algunos grupos de WhatsApp se daba a conocer ruidos que afectaban la tranquilidad ciudadana.
  5. No todo es malo, se nota el compromiso ciudadano de la mayoría de personas que son conscientes de los riesgos.

No obstante, es claro que el sector comercio quienes merecen todo nuestro afecto y admiración son y serán un renglón muy necesario para todos nosotros, pero la verdad es que no están cumpliendo con los protocolos (vuelvo y subrayo no todos), por eso sea oportuno invitarlos a que nos ayudemos unos con otros, por una de tantas razones que me permito exponer.

Como dije al inicio del presente escrito el 17 de julio de 2020, en Mocoa teníamos 19 casos confirmados, 04 hospitalizados y 01 muerto; pasado el fin de semana, el reporte del 20 de julio de 2020 es alarmante, pasamos a 33 casos confirmados, osea un incremento en el fin de semana de 14 casos equivalentes a más el 74%.

Pese a lo anterior debemos mantener la calma y aprovecho para recomendar a la cámara de comercio del Putumayo, se mantengan las visitas para el cumplimiento de las medidas y en especial a los y las comerciantes lo siguiente:

  • Es un deber proveer a sus trabajadores todos los elementos de higiene y seguridad que sean necesarios y adecuados, luego de haber implementado todos los controles posibles para intentar evitar el ingreso a un área con posibilidad de contaminación.
  • Del anterior punto se desprende desde el acceso al alcohol en los distintos estados, ya sea en gel o líquido, hasta el distanciamiento físico o la limpieza de las áreas de trabajo.
  • En los lugares de atención al público se deberá controlar y restringir el ingreso de personal, de manera de garantizar una distancia de separación mínima de 1,5 metros entre cada persona.
  • Es muy recomendable delimitar con cintas que demarquen la zona segura en el piso. En ese sentido las personas que atienden al público podrían contar con separaciones acrílicas, además de respetar las distancias establecidas y realizar frecuentemente la higienización de manos, por ejemplo.
  • En caso de ser posible, «se mantendrá el ambiente laboral bien ventilado. En ambientes con aire acondicionado se deberá mantener un eficiente funcionamiento del sistema de ventilación, para favorecer la renovación constante del aire».
  • Los lugares de trabajo deben mantenerse en condiciones de higiene y desinfección. Se deberán reforzar las medidas de higiene de los espacios de trabajo y de atención al público, incrementando la limpieza de mostradores, pasamanos, sector de cajas, pisos, y toda otra superficie con la que el trabajador o público pueda entrar en contacto.
  • Trate de exigir el pico y cédula, aparentemente se “espanta” un cliente pero recuerde que tanto la “Ley” como el “Virus” es para todos.

Para finalizar es preciso mencionar que solo para Mocoa en la página de la cámara de comercio existe un link para los establecimientos que tienen implementado los “domicilios” (https://domiciliosputumayo.com/), donde Mocoa tiene registrados 177 establecimientos comerciales, siendo el sector con más registroslos restaurantes y comidas rápidas, así mismo a nivel departamental es Mocoa el municipio con mayor número de inscritos. Al respecto debo referirme a una anterior publicación donde puse de presente el “alto riesgo” que representa este servicio; luego considero que los controles a los “domiciliarios” deben ser másrigurosos al momento de exigir la conexidad con el establecimiento comercial y la correcta utilización de los elementos de bioseguridad. En fín la plataforma puede resultar novedosa pero no tiene control exhaustivo, se podría decir que solo son cifras.

i usted no contempla lo que recomiendo por la razón que sea, tenga en cuenta por lo menos el protocolo que se radicó en la Alcaldía Municipal e intente si quiera cumplir con lo que está allí escrito, no baje la guardia y recuerde que el coronavirus que causa el padecimiento de COVID-19, es como un fantasma que espanta a compradores y vendedores.

Google