MiPutumayo.com.co

¿Hasta cuándo la ruta 45?

Síguenos / Me Gusta :

DiariodelHuila

La intensa jornada invernal que se está presentando en la región surcolombiana, está desnudando la verdadera realidad que presenta la ruta 45, que integra los departamentos del Huila con el Putumayo. La alta fragilidad e inestabilidad geológica que tiene la zona genera un alto riesgo en algunos trayectos de este importante cordón vial que, junto con la negligencia administrativa del gobierno nacional, que a la fecha no ha tomado decisiones para ceder el contrato de la irresponsable empresa Concesionaria de Aliadas para El Progreso, que abandonó las obras desde hace más de tres años y que solo se dedicó a cobrar los peajes de los Cauchos y el de Altamira

Es preocupante el deterioro de la vía. En la zona intermedia entre los municipios de Campoalegre y el cruce de la Plata, la capa asfáltica presenta algunos huecos estratégicos que aumentan el riesgo de la ocurrencia de accidentes de tránsito. Lo increíble es que la responsabilidad del arreglo de la vía, lo tiene esta organización, que tiene la responsabilidad de recaudar los dineros de estos peajes, sin que exista una entidad doliente o un organismo de control, para hacer cumplir con la recuperación y mejoramiento de esta vía.

Similar situación se está presentando con el resto de esta arteria vial que está colocando en serio riesgo a todos los conductores y pasajeros que diariamente la utilizan. La naturaleza ha sido implacable con las vías del departamento. La crisis vial que ha venido padeciendo el departamento durante los últimos años, ha afectado ostensiblemente la economía de la región surcolombiana. En época normal, anteriormente las empresas transportadoras y vehículos particulares estaban percibiendo pérdidas millonarias por el deterioro permanente, cuando circulan por esta vía.

Publimayo

Es una irresponsabilidad de esta organización empresarial, porque están generando serios traumatismos y daños a los vehículos por la cantidad de huecos profundos que se encuentran a lo largo de la vía. Lo triste, es que esta situación la conocen todas las altas esferas del gobierno nacional y no se vislumbra en el horizonte un plan de contingencia para corregir estos daños de la capa asfáltica. No hay derecho que los huilenses estemos recibiendo un trato discriminatorio del gobierno nacional y se siga manteniendo ese trato descortés para dar soluciones a los grandes problemas sociales, económicos y de infraestructura que presenta nuestro territorio.

Es indispensable que el gobernador del departamento asuma el liderazgo asuma junto, con los demás actores de la vida pública regional ante las instancias nacionales, para que tengamos una pronta solución a esta problemática que tienen a las comunidades huilenses y del vecino departamento del Putumayo.

Google
Síguenos / Me Gusta :
Salir de la versión móvil