Los Planes de Desarrollo

Google

Por : John Elvis Vera Suarez

Es evidenteque, en todos los Municipios y Departamentos del País, la participación ciudadana ha estado centrada estos dos meses, en la construcción colectiva de los Planes de Desarrollo, que deben ser la ruta de los respectivos gobiernos en los próximos tres años y medio que les restarán cuando estos ya estén aprobados. La cuestión es hasta donde son tenidos en cuenta los aportes realizados desde la sociedad civil.

Debemos ser conscientes que, aunque crece día tras día la oposición a este modelo económico que asfixia a la mayor parte de la población mundial, lo que discutimos alrededor de estos PD, son unos mínimos para construir entre todos y todas, un territorio que nos garantice la viabilidad socio-ambiental de las comunidades que ocupan el mismo.

Hemos reiterado insistentemente, cómo hace cuatro años en un ejercicio colectivo de 15 días, centenares de personas aportamos a la elaboración del Plan de Desarrollo Departamental y los “sabios” contratados por el gobierno de turno, terminaron por desconocer en su esencia lo que requería la Comunidad. Nos ilusionaron con la participación ciudadana, para hacer en el Quindío lo que ellos mezquinamenteya tenían decidido.

Publimayo

Por los comentarios recibidos hasta ahora, ya existe la queja generalizada que una vez más se está desconociendo las solicitudes de la población dejadas en las mesas de trabajo. Las organizaciones sociales no ven reflejados en los documentos conocidos, las conclusiones acordadas.

Estos Planes de Desarrollo deben aun pasar por varios filtros. Los Conceptos no vinculantes de los Consejos Territoriales de Planeación (CTP), que en términos generales reflejan la posición de cada sector social, así los gobernantes pretendan desconocerlos. Las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), que deben fijar los requisitos ambientales exigidos para que estos cumplan la respectiva legalidad. Y por último pasarán por los Concejos Municipales y las Asambleas Departamentales, en los cuales no faltarán sus respectivos debates entes de ser aprobados.

Nota: Se le ilusionó a la sociedad Quindiana que con la venta de la clínica La Sagrada Familia, se aportaría a la mejora de la atención médica en el Departamento. La careta se les cayó más temprano que tarde. Hoy ya se denuncia una “masacre laboral” que va directamente en perjuicio de los derechos y bienestar del personal médico y demás trabajadores.

El Consejo Territorial de Planeación Departamental, ha manifestado públicamente su solidaridad con quienes laboran en la misma y a la vez expone su preocupación por el deterioro de la salud en el Departamento como consecuencia de la crisis financiera en la que han ido cayendo los centros hospitalarios.

Solo las sociedades organizadas serán las que logren construir territorios para la vida digna de sus propios habitantes. Nos siguen imponiendo su modelo depredador y no hemos logrado unir fuerzas para que colectivamente obtengamos ya no solo salvar nuestra diversidad ecológica sino nuestra misma existencia como sociedad humana.

Google