Recuperar el Carnaval de Mocoa.

Google

En los últimos años, y sobre todo, cuando hay cambio de administración municipal, se viene dando un retroceso al desarrollo de los carnavales de Mocoa en todas las áreas, cultural, económica y social.

Décadas atrás (80, 90 y 2000), los carnavales se comenzaban a organizar desde mediados de septiembre, con la promoción en los diferentes barrios y sectores de Mocoa de las diferentes juntas que apoyarían a las candidatas al reinado del de Carnaval de Mocoa, por lo tanto, se comenzaban a organizar las diferentes verbenas (fiestas populares barriales), en los fines de semana, para la consecución de recursos y apoyar a la respectiva candidata.

Ya en diciembre, no directamente como actividad de los carnavales de Mocoa, se apoyaba también el concurso de pesebre y novenas de barrios y sectores de Mocoa, para luego, el 24 de diciembre,como premio, organizar una verbena en el barrio ganador.

Luego, llegaba la primera fiesta de fin de año y del carnaval de Mocoa, donde las familias completas disfrutaban de lo que naturalmente se da en nuestra región, El Agua, en el carnaval del Agua, en el día de inocentes, el 28 de diciembre. Fecha que se disfrutaba en familia, con baldes, ollas, manqueras y una que otra bombita, para mojar al que estaba muy lejos. Inicialmente la fiesta se daba en los diferentes barrios, donde los niños y jóvenes, disfrutaban echarse agua con cultura, sin violencia; luego, en la tarde, se pasaba al parque principal de Mocoa, a disfrutar de la música en tarimas con el DJ y músicos del pueblo, y de vez en cuando, algún buen grupo musical foráneo.

Publimayo

Una pequeña muestra de carrozas de todo tipo y tamaño se daba el 31 de diciembre, con el tradicional desfile de años viejos, que demostraban de manera jocosa, el descontento de la comunidad plasmados en unos muñecos. Igualmente, el concurso de testamentos, escritos jocosos que daban a conocer las cosas buenas y malas que pasaron durante el año que termina.

Ya en el nuevo año, el 4 de enero,  la festividad se iniciaba con el Reinado del Carnaval, donde las candidatas de los diferentes barrio participantes llegaban con sus barras al parque general Santander y se elegía a la mejor jovencita teniendo en cuenta diferentes factores como aceptación popular, apoyo del barrio, danza y belleza. Esta fiesta en algunas versiones del carnaval se celebraba el 26 de diciembre.

El 5 de enero se celebraba el día de los negritos, todos untarse cosméticos de color negro, comenzando en la cara, cuello, espalda y llegando hasta .. los tobillos…. Ademas, el desfile que mostraba la llegada de la familia castañeda a Mocoa, representando los diferentes personajes de una familia tradicional en los años 10-20 del siglo pasado, y que diligentemente era organizada por los habitantes del Barrio San Agustín con la participación de personas de diferentes barrios. Luego del desfile, fiesta popular en el parque General Santander con las orquestas locales, regionales y nacionales, y los DJ.

Ya para finalizar, el 6 de enero, se celebraba el dia de blanquitos, todos con sus talcos y cariocas, a echarse un polvito, porque carnaval es carnaval. Además, del desfile magno del carnaval, con un espacio especial para las comunidades campesinas, que con sus carrozas, daban a conocer sus actividades diarias; para los maestros urbanos, estaba la categoría de Carrozas pequeñas y medianas, y las grandes carrozas de fantasía. Igualmente, el desfile de disfraces individuales, grupales, comparsas  campesinas y grupos de danza, que completaban el colorido desfile, partiendo desde la Avenida Colombia y pasando por el Parque Gral Santander, donde estaba una gran cantidad de público en espera de ver la majestuosidad de los trabajos de los maestros y cultores locales.

Todo esto, poco a poco se ha perdido, ya para hoy, no se celebran las verbenas, ya no hay reinado popular del carnaval, ya no hay concurso de pesebres ni novenas…

Ya no hay autoridad que se respete, todo el mundo hace lo que se le viene en gana, comenzando por una gran cantidad de Adolescentes, jóvenes y niños, que no entienden del respeto a la autoridad, que no han recibido de sus padres el concepto de autoridad, ni se les a inculcado en las escuelas por el respeto a los mayores, a la autoridad, y por la falta de una clase especial (cátedra) en las diferentes instituciones educativas, para que conozcan la historia de nuestro carnaval y de cómo ellos pueden aportar de manera positiva para el resurgimiento del carnaval año a año.

Ya no hay quien lidere de manera efectiva la famosa Junta, Corporación o como quiera que se llame el ente (privado o publico) que organiza y desarrolla los carnavales, que cada gobernante local de turno la maneja a su antojo.

Cada año se inventan cosas que no resultan, destruyendo así la escencia del carnaval de Mocoa (5 y 6 de enero), y sus actividades de precarnaval (28 y 31 de diciembre).

Ya no hay Fuerza Pública que haga cumplir los mandatos del alcalde, y si los hacen cumplir, entonces el pueblo se rebota y comienzan las asonadas, como en el caso de los jóvenes y niños que por su condición de menores de edad, saben que no se les puede reprender con fuerza pública y se aprovechan de esto para cometer actos de vandalismo como el que se presentó el pasado 28 frente a las instalaciones de la Policía.

Esta es una pequeña recopilación de cómo va decayendo nuestra fiesta magna, el Carnaval de Mocoa, y propongo organizarnos y recuperar el control del carnaval.

Que se organice una junta, corporación, fundación, o como se quiera llamar, que esté legalmente constituida, con personas que quieran contribuir y no destruir la escencia del carnaval de Mocoa (Cultores, maestros, artistas, presidente de las JAC, empresas, ESAL, independientes, etc) independiente y autónoma de los gobiernos de paso, y que apenas terminen los carnavales, comiencen a dar resultados, a evaluar lo positivo y negativo de cada versión, y a comenzar a gestionar propuestas para la próxima versión del carnaval, que conlleve a un engrandecimiento económico, cultural y social del Carnaval de Mocoa.

Espere la parte II de este escrito…

Luis Carlos Chamorro – Director MiPutumayo.com.co

Google

Categorías Opinión