De la memoria a la realidad de la vía Mocoa a San Francisco


Foto: Julio Cesar Zambrano Luna.

Por Silvio López Fajardo. -“el último de los Mocoas”

10 de dic de 2019.

El señor Julio Cesar Zambrano Luna,  de Buesaco Nariño, nacido el 1 0ctubre de 1949,   llego al Putumayo en 1970, quien se engancho en el Ministerio de Obras, para trabajar en la vía desde Puerto Asís, hasta Santiago, Putumayo, laboró  hasta 1995, hasta que se acabó el Ministerio de Obras, trabajando 22 años en la actual vía Mocoa, Mirador a Santiago,  la que llaman en su mayoría el trampolín de la muerte y otros más visionarios más cerca de las estrellas. Julio,  se pensiono en el año 2005, en ese trayecto de vía conoció a su esposa la Señora Gloria Fanny Córdoba, de la vereda el Pepino  de Mocoa, quienes tuvieron 3 hijas. Actualmente su señora, con el señor Julio poseen un puesto de ventas de ricas empanadas y fritada a 200 mts al Sur o vía a Mocoa,  del Puente metálico del Rio Pepino.

Es de saber, que esta vía  se construyó  en 1933 con el propósito de resguardar la soberanía colombiana, ya superado el conflicto colombo peruano. Así, el señor Julio, en esta vía  fue conductor de por vida. Conoce las historias y la vía Mocoa a San Francisco  como su palma de su mano. Entre las historias fuertes que tuvo fue la tragedia del río Pepino el 6 de noviembre de 1978. Siendo las 6 de la tarde el Señor Julio  en sus escasos 29 años y 8 años de experiencia laboral, la amada muerte lo estaba acariciando.

Entonces, a  esa hora llegaba al campamento  en su volqueta amarilla, quienes  pasaron a cenar y a las 6.30 dela tarde  comenzó el aguacero,  y al rato se observó que  las aguas del rio  Pepino tocaba el puente y tipo 8 pm este se reboto por encima de su plancha. De esta manera Don Julio  y 3 compañeros quedaron en el campamento, porque Don Julio intento de prender el motor de  la volqueta y como cosa extraña no le prendió, entonces le llego el agua a la cabina y tuvo que subirse al capo, encima de la cabina, ahí resistieron en plena oscuridad hasta las 9 de la mañana, del siguiente día, se salvaron de milagro.

De este punto observo como en el pequeño automóvil Land Rover del inspector Jaime Vázquez (Q.E. P. D)  y su familia  perecieron, el sus dos Hijos, su mujer, su suegro, y un obrero. Otra familia fue  sobreviviente de esta creciente del rio Pepino, pero fueron arrastrados una distancia considerable. De aquí se dice en la historia que la señora que ayudaba en la cocina del campamento se salvó de milagro, ya que no alcanzo a subirse al vehículo del inspector quien corrió además a las casas que había junto a la virgen.

Al otro día cuando todo paso esa tempestad, Don Julio, el Señor Cástulo Yandun,  Jesús Villota y otro compañero, reían a carcajadas de los puros nervios, se abrazaban y cogían la mano por haberse salvado, la felicidad fue  indescriptible, y para salir lo tuvieron que hacer por encima del puente del río Pepino, ya  que quedo taponado de piedra, barro y palizada,  ahí manifestó Don Julio que volvió a nacer.

Desde esa época  en este lugar, no ha vuelto a pasar una creciente bajo estas consideraciones. Pero en la actualidad hay una construcción donde quedaba el campamento, lugareños que saben la historia pasada y que además este lote es negociado de una a otra familia, bajo esta memoria se observa que van 41 años de este fatal episodio.

Asimismo, otra de las historias reveladoras se dio en Murallas, el día 19 de julio de 1991[1], el Señor Julio continuaba trabajando de conductor,  con su volqueta amarilla, en ese díase encontraba en Colon, antes Sucre, siendo las horas de almuerzo el ing. Montenegro  ordeno  salir hacia murallas para atender una emergencia de derrumbe, cundo llegaron a Murallas está en una tempestad que había durado casi todo el día, en la quebrada de Murallas estaba crecida pero los camioneros aún se atrevían a pasar, como de costumbre. Entonces un  camión Inter quedo enterrado en un barro que había bajado de la montaña, en el sector de murallas pasando al Norte de la quebrada.  Por lo tanto, Don Julio con sus compañeros de trabajo comentaron que posiblemente había una represa y había una laguna en la montaña, tenían un mal presentimiento.

Por lo tanto, el camión fue el que obstruyo la vía,  y todo vehículo que llegaba a la quebrada de murallas quedo atrapado de lado y lado, se trató de sacar el camión, pero no se pudo. Al momento que alertaron de su presentimiento,  la montaña se vino abajo con toda su furia, era algo inimaginable, en segundos comenzó a llevarse carros  unos se fueron rio abajo y otros los elevo hasta la montaña. Las personas quedaron sepultadas en las murallas y cuando fue pasando la tempestad y el miedo, se observó decenas de muertos,  que fueron transportados en las volquetas y  algunos se confundieron de procedencia, los del Norte los enterraron en Mocoa y los de Mocoa en San Francisco.

Bajo la experiencia Don Julio declara que del tiempo y la vía no hay confianza y hay que tratarla con amor y prudencia. Por lo tanto manifiesta que el proyecto de Vía Mocoa a San Francisco no confía que en su vida  va a ver la vía variante terminada.  Porque al Putumayo desde el Gobierno Nacional  le han realizado muchas promesas, entre ellos el Presidente Santos, quienes se han comprometido por la variante y el pueblo les ha respondido con votos, pero no cumplió. Recuerda que  también el Presidente Uribe prometió pavimentar la vía Mocoa, Mirador a San Francisco y los políticos, algunos pobladores que defienden la variante no dejaron, asimismo ocurrió con el presidente Duque en el año 2019, que estuvo en el Valle de Sibundoy.

Haciendo memoria, recuerda que la Texas prometió pavimentar Puerto Asís a Pasto, y los mandatarios de la Intendencia del Putumayo no dejaron, entre ellos Chalela, obstruyeron la idea de la pavimentación para robarse las regalías, dineros que sacaron en mula por Puerto Guzmán hasta Florencia y de ahí en avioneta a Bogotá, era tanta las regalías que hubieren pavimentado unas tres veces la actual vía.

Para concluir, manifiesta  Don Julio  Zambrano,  de escasos 70 años, que para el Putumayo en la actualidad lo prioritario es pavimentar la vía actual Mocoa, Mirador a San Francisco, con sus respectivas ampliaciones tecnica, teniendo en cuenta que esta es una víaeco turística, donde se observa toda la llanura amazónica, no aleja a la inspección del Pepino del Desarrollo, tampoco a la Tebaida y las Mezas. Además esta vía concentraría  un presupuesto nacional viable. Teniendo en cuenta  en el hotel sr. Anroer, vía a Pitalito, según el Director de Invias manifestó a la comunidad  que para el proyecto de  la variante no hay dinero.

En este aparte como escritor de esta memoria, quiero manifestarle al pueblo del Putumayo que estoy de acuerdo con la adecuación de la vía actual, esta vía posee unos de los mejores escenarios mundiales para desarrollar el turismo de aventura y ecoturismo, condiciones similares del territorios de la Población de Baños – Ecuador,  y de  la vía de la muerte de Bolivia, en la que bajo estas mismas condiciones  han impulsado un turismo sin precedentes. Por lo tanto, amigos y amigas putumayenses bajo este escenario  podríamos en este momento perder el horizonte real de este territorio, esta vía agreste para muchos, se ha convertido para turista como de ciclismo extremo como una de las mejores rutas del mundo, asimismo para los amantes de las aves, de agua y el paisaje.

Invito  a la comunidad  sin emociones, sin politiquería  a considerar esta propuesta de pavimentar  y adecuar la actual vía actual,  para que sea liderada por el  Gobernador elegido por el Putumayo Guanerges Rosero,  junto con los  Alcaldes de Mocoa, Villagarzón y del Valle de Sibundoy a que de manera consciente dialoguen bajo los intereses de esta iniciativa en pro del pueblo putumayense y la Amazonia Sujeta de Derechos, la final se declare a esta bella vía como vía parque, monumento al agua, a la selva, para que al final sea impulsada y adoptada por Parques Nacionales amparada bajo la ley. Así don Julio Zambrano, que tanto le  ha entregado a este territorio, en vida pueda ver esta vía como la mejor opción para el pueblo y el mundo, teniendo en cuenta que la construcción de la variante atenta con los recursos naturales de la humanidad.

[1]https://miputumayo.com.co/2011/07/21/la-tragedia-de-murallas-cronica/