Energía para Leguízamo


Puerto Leguízamo al atardecer

Por : John Elvis Vera Suarez

La historia de la humanidad ha estado siempre ligada de una u otra manera a la producción de energía. Está unida a la percepción de bienestar en todas las culturas. Hoy en día no es posible hablar de modernidad sin referirnos a la disponibilidad de la misma. Los procesos productivos y gran parte de la actividad humana, dependen cada más de esa energía que todos reclamamos.

Decía mi padre que ya en los años sesenta “los pilotos de los aviones de rutas internacionales que cruzaban por los cielos de Leguizamo en sus vuelos nocturnos, denominaban a nuestro querido puerto, como un pesebre iluminado en medio de la selva”, podría ser una exageración de un buen narrador de historias como lo era Octavio Vera, pero la verdad es que de alguna manera expresaba su añoranza por un pasado lleno de luces, gracias a un buen servicio energético.

Un respetado Leguizameño adulto, nos decía con tono de humor que la ampliación del servicio energético, en el Gobierno de Miguel Ángel Rubio, “le estaba dificultando las visitas nocturnas que él hacía, favorecido cuando la LUZ se iba más temprano”. Otros Amigos me recalcaban que “cuando no había energía en las horas de la noche, disfrutaban la luz natural del universo brindada por la infinidad de estrellas, y estas les servían de pretexto para animadas tertulias”. Otras maneras de ver, el contar o no contar con el servicio energético. Por igual ante la falta de un servicio las 24 horas, en las familias y corrillos de vecinos, se ha llegado a discutir sobre las horas más adecuadas para contar con la energía.

Hoy se escuchan quejas por alto costo del servicio según los usuarios, por posible pérdida del combustible, por dudas en la administración de los recursos financieros, por negligencia al atender los requerimientos de la comunidad, por deficiencia en las redes, falta de alumbrado público en algunos sectores, etc.

Lo cierto es que recuerdo sin precisión como por periodos se ha contado con un excelente servicio y en otros ha sido pésimo. Que unas Administraciones Municipales han sabido gestionar los recursos necesarios para suplir esta necesidad y para otras esto no ha sido posible. Lo anterior siempre hay que verlo en el contexto nacional, regional y por supuesto en lo local. Para obtenerlo no siempre ha dependido en su totalidad de la Alcaldía.

La creación de la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios EMPULEG, fue un paso positivo y necesario en busca de una mejor administración de los mismos. Con la política privatizadora del gobierno de Uribe, la generación energética quedó en manos de CEDENAR (empresa mixta nariñense), que solo produce ganancias a ésta y responsabilidades a la empresa de los Leguízameños.

Quizás en actitud desesperada por alcanzar las 24 horas de energía, la mayoría recurre a solicitar una interconexión, sin mirar los inconvenientes técnicos, ambientales y económicos para obtenerlo. Se asumen posiciones alegres que terminan ilusionando sin fundamentos a una población ávida de soluciones y así obtener votos para sus causas políticas. Se promete algo que no está basado en estudios previos y sin mayor sustentación.

Proponen que esta interconexión sea desde Solano a la ciudad de Puerto Leguízamo. En línea recta serian al menos 111 kilómetros, atravesando el PNN La Paya y pasando por Las Delicias. Si fuera desde Solano a La tagua, seria 106 Kilómetros aproximadamente. De Puerto Asís a Puerto Leguizamo son 206 kilómetros.

Ante lo anterior vale la pena preguntar: ¿Se cuenta con estudios de impacto ambiental sobre una posible interconexión?, ¿Se tiene alguna aproximación del costo de dichos estudios?, ¿Cuál sería el costo-beneficio de dicho proyecto?, ¿Cuántos usuarios exige un proyecto de esas dimensiones? ¿Cuál es la política energética del actual gobierno para las zonas no interconectadas y en especial para la Amazonia?, ¿Cuál es el costo actual del kilovatio y cual sería con la interconexión?, ¿Existe algún documento que dé viabilidad para el proyecto de interconexión?, ¿Se Han elaborado estudios comparativos de las diferentes alternativas energéticas para el municipio (Dendroenergía, energía Eólica, energía  a partir de la Biomasa, Energía Solar, etc.), tanto en lo técnico como en lo ambiental y costos económicos que habría por asumir en cada uno de ellos?, Inclusive, como cada posible solución a la problemática energética tendría su tiempo de ejecución, ¿Se tiene alguna estimación sobre el tiempo requerido para que entrara a funcionar?.

Abelardo Rojas, el Leguizameño Administrador de Empresas con formación en Energía Solar, junto al Ingeniero Ibaguereño Ever Campos, presentaron ante el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas – IPSE, el proyecto de “MEJORAMIENTO EN LAS CONDICIONES DE VIDA MEDIANTE LA IMPLEMENTACION DE UN PARQUE SOLAR Y UNA PLANTA CON BIOMASA, MUNICIPIO DE PUERTO LEGUIZAMO DEPARTAMENTO DEL PUTUMAYO”. Tengo entendido que este ya goza del Concepto de Viabilidad.

Entonces la pregunta sería ¿Se ha realizado alguna gestión para que dicho proyecto cuente con los recursos necesarios para su ejecución?, ¿Se optaría por una supuesta solución para nada sostenible ambientalmente ante una alternativa de energía Solar y aprovechamiento de biomasa?  ¿Se prefiere depender de una interconexión poco posible, a una alternativa que le permitiría autonomía energética a la Comunidad Leguízameña?

Encontrar las soluciones a las múltiples falencias de las Comunidades, pasa necesariamente por alternativas ambientalmente sostenibles.Si no construimos sociedades en armonía con la naturaleza no podremos ser viables en el tiempo.


Share This Post