La importancia de participar en política


Juan Carlos Espinosa Santacruz – Economista

Por: Juan Carlos Espinosa Santacruz.(Economista)

Recientemente vi en youtube una conferencia del periodista chileno Jorge Gómez Arizmendi,magíster en Ciencia Política de la Universidad de Chile y Director de la Fundación para el Progreso. En ese interesante video, denominado Qué es la política?, Gómez nos enseña cómo han evolucionado los diferentes conceptos de la política desde la antigüedad con los griegos hasta nuestros días y plantea varias ideas para mejorar en el ejercicio de esta importante actividad del ser humano. En este artículo comentaré algunos de los planteamientos de Gómez, sin embargo lo que comento aquí no reemplaza la conferencia, que recomiendo que la vean. El enlace de la misma aparece al final de este escrito. (*)

Jorge Gómez afirma que la política nos concierne a todos. Esto es muy cierto, es en el ámbito de la política en el que se establecen obligaciones y derechos al ciudadano, se ordenan impuestos y contribuciones, se aprueban presupuestos, se reglamenta la seguridad social, el uso del suelo, se programan inversiones y en definitiva se resuelve la suerte de un municipio, de un departamento, de un país, de una sociedad, hasta de los ciudadanos. Por eso todos debemos interesarnos en la política.

Resalta Cómez que las preocupaciones de los griegos en la antigüedad eran la justicia, el logro del bien común, el interés público  y la armonía en la polis. Para los griegos, señala este periodista, la política era el espació de interacción con los otros, mediante el uso de la palabra. En tiempos de barbarie, en los que era común la guerra entre tribus, clanes y ciudades, la aparición de la política permitió que prevaleciera la palabra, por encima de las armas como herramienta para la solución de las diferencias.

Señala Gómez que para el ejercicio adecuado de la política se debe tener disposición para hablar de los asuntos comunes, de los asuntos públicos. A esto le llama politicidad y presenta este concepto como la capacidad de ocuparse y resolver los problemas de la comunidad a través del diálogo.

Agrega además que para los griegos, el ciudadano íntegro, el ciudadano completo era aquel que se interesaba y participaba en la política y que tenía como virtud la politicidad. Dice que para Aristóteles la preocupación y la participación política era lo que elevaba al ser humano. Señala que Platón afirmaba que la política está ligada al conocimiento y al cumplimiento de la Ley, es decir a la justicia.

Según este periodista, a aquellos ciudadanos que carecían de politicidad, es decir, los que no participaban en la política, en la búsqueda de soluciones a través del diálogo, los griegos les llamaban Idion, palabra de la que se deriva el término idiota. Es muy interesante este concepto, pues en verdad no es muy inteligente marginarse de los asuntos de la comunidad y del gobierno, es decir, marginarse de la política. La falta de responsabilidad del ciudadano con respecto a la política podría generar una idiocracia, sistema regido por la demagogia, el clientelismo, el populismo y la servidumbre voluntaria al poder.

Un aporte muy interesante de esta conferencia es la afirmación de que los griegos no separaban la ética de la política. El gran interés del ciudadano griego era, en lo individual, la búsqueda de la virtud y en lo político-colectivo la búsqueda del bien común. Sobre este último punto los griegos eran radicales en rechazar a la persona que a través de la política se dedicaba a buscar sus intereses personales; una  persona así era considerada un tirano o un degenerado. Admirable este planteamiento de los griegos antiguos!!!

Qué elementos sociales son inherente a la política en la concepción original griega?En la citada conferencia se mencionan la paz, la armonía ciudadana, la búsqueda del bien común, la igualdad de derechos, la ética, el respeto del otro y de la diferencia, la búsqueda de soluciones a través del diálogo, la deliberación, la persuasión, el pluralismo. Elementos fundamentales para la construcción de una mejor sociedad.

Estas concepciones son contrarias a las manifestaciones modernas, que han deformado la naturaleza de la política,entre las que cabe resaltar la intolerancia, la violencia, la imposición, el totalitarismo, los límites a la libertad de expresión, la falta de respeto por el contrario, el clientelismo, la corrupción, la compra de votos, la subordinación del ciudadano al poder.

El que usa la violencia en la política no es un político, es un bárbaro, incapaz de usar la palabra para expresar sus diferencias y para construir un consenso; imponer las decisiones no es política, porque la imposición es la supresión de lo político; callar al que piensa diferente, no es política, es un irrespeto a la persona, es totalitarismo; limitar las libertades ciudadanas no es política, es tiranía;  ofrecer puestos y comprar conciencias para llegar al poder, no es política, es corrupción;  tomar decisiones a espaldas de los ciudadanos o integrantes de una organización no es política, es abuso de poder.

Es una obligación, en defensa de la sociedad, participar con más decisión en la política, porque si se la seguimos dejando a los politiqueros seguirán dividiendo a nuestro país, se prolongará la violencia y la intolerancia,  seguirán estancados nuestros territorios y sociedades, seguiráel saqueo de los recursos públicos y la manipulación de la gente poco informada y poco formada en lo político.

Debemos unirnos en cada municipio, para devolverlela palabra al ciudadano y el poder al pueblo, poder que ha sido capturado por los corruptos y mercaderes de la politiquería. Debemos reclamar el espacio de la política para las personas decentes comprometidas con los más altos intereses comunitarios, por encima de intereses individuales, personas con capacidad de unir a la comunidad para consolidar la paz, la democracia y el progreso sostenible con justicia social.

A la persona que no le gusta participar en política le sugiero que piense en lo siguiente.Si va por la calle y de repente ve que una persona cae enferma al suelo, que haría Usted? Seguir adelante ignorando al enfermo? O se detiene a ayudar a la persona necesitada?Estoy seguro que Usted atendería al enfermo y llamaría a otros a que le ayuden.

Pues bien, en el Putumayo tenemos 13 Municipios,buena parte de ellos enfermos desde hace años por malas administraciones, por la ineficiencia, la incapacidad y la corrupción. Qué hacemos ante esto? Seguimos de largo sin ocuparnos del asunto? o nos hacemos cargo de la situación y nos unimos para buscar un cambio y devolverle la esperanza a la comunidad participando con decisión y con responsabilidad en la política para que recupere su verdadero sentido y para que sea útil en el proceso de construcción de una mejor sociedad?

Lo que hagamos o dejemos de hacer en política tiene efectos en la vida ciudadana, determina nuestro futuro. Es a través de la participación política que podemos construir una sociedad justa, una sociedad más ética, más incluyente, más participativa, más democrática, más eficiente, más unida, más solidaria y más equitativa.

Este año de elecciones locales y regionales tenemos una gran oportunidad si valoramos el papel que podemos jugar en la política. En primer lugar incidir para que se inscriban como candidatos personas honorables, personas sin impedimentos morales ni éticos, personas que no tengan cercanía con organizaciones violentas y criminales, personas cercanas a la gente, ciudadanos o ciudadanas con formación adecuada y experiencia suficiente para hacerse cargo de un municipio, de un concejo municipal, de un departamento o de una asamblea departamental. En segundo lugar participando en la construcción de propuestas pertinentes que ayuden al desarrollo integral del territorio y de la comunidad. Y finalmente eligiendo bien, votando a conciencia y de manera libre por la persona más indicada para representar a la comunidad o para dirigir un municipio o el departamento.

Aún es posible recuperar el sentido de la política como un acto de servicio a la comunidad enmarcado en principios éticos y en el respeto por la gente, por los recursos, por la naturaleza y en defensa del bien común.

De acuerdo con lo que expresa el periodista Gómez, el aislamiento, la abstención no es algo político, es caldo de cultivo para el totalitarismo y yo agrego, para la demagogia, para la politiquería, para un mal gobierno y para la corrupción.

En este proceso es importante recuperar el valor de la palabra, respetar la palabra, honrar los compromisos que se hacen y atrevernos a decir lo que pensamos. Gómez señala que “..decir la verdad en tiempos de mentira es un acto revolucionario.”. No dejemos, por temor,  que los mentirosos se sigan tomando el espacio de la política.

Cada uno de nosotros con nuestra decisión y nuestro voto tiene el inmenso poder de decidir qué tipo de gobierno queremos. El gobierno de los que llegan a hacer negocios personales, a saquear el presupuesto público y a engañar la gente o el gobierno de personas responsables inspirado en el servicio, que se dedica, de la mano de los ciudadanos, a solucionar problemas prioritarios de la comunidad, respetando los recursos públicos En nuestra conciencia y en nuestras acciones está esta importante la decisión. Sí se puede!!!

*Enlace del video citado:https://www.youtube.com/watch?v=N4ZXuG0hgCM


Share This Post