Sobre el anunciado candidato del partido liberal a la gobernación del Putumayo


Juan Carlos Espinosa Santacruz – Economista

Por Juan Carlos Espinosa Santacruz
Economista

No deja de sorprender la decisión apresurada de un grupo de precandidatos liberales del Putumayo, acompañados por el representante Carlos Ardila y del Presidente del Directorio Luis Ceir Marín, de anunciar que ya está escogido el candidato de esta colectividad a la Gobernación del Putumayo. Esta no fue una decisión políticamente correcta ni fundamentada en normas reglamentarias del Partido Liberal.

En primer lugar, no hubo consenso, lo que hubo fue una decisión por mayoría: 3 votos contra 1 y una abstención. Pueden consultar a que se le llama consenso. Es el acuerdo de todos, por unanimidad, frente a una decisión. Consenso hubiera sido si todos hubieran votado por el mismo candidato, pero no fue así. Además esa decisión no la pueden tomar los precandidatos, sin un respaldo reglamentario.

En segundo lugar, los asistentes a la reunión en la que tomaron la mencionada decisión se atribuyeron el derecho a elegir el candidato a la Gobernación sin consultar a las bases o a sus representantes. Esta hubiera sido válida si el Directorio o si una Convención Departamental o una norma del Partido les hubiera dado ese poder. No hay ninguna norma que le de autoridad al Representante a la Cámara o a los precandidatos para, entre ellos, seleccionar dicho candidato.

En tercer lugar fue excluyente, si es cierto que el economista Byron Viveros y el médico Iván Guerrero están inhabilitados para presentarse a las próximas elecciones, se les debió informar a tiempo que sus nombres no se iban a tener en cuenta en el proceso, para que estos sectores liberales pudieran postular a otros precandidatos que los representen o adherir a alguno de los propuestos. También se excluyó a la diputada Vilma Zapata que no estuvo de acuerdo con el procedimiento.

Y en cuarto lugar esta decisión no está de acuerdo a lo que establece la Resolución No. 5450 de la Dirección Nacional Liberal que convocó a los liberales que aspiren a tener el aval del partido para ser concejal, diputado, alcalde o gobernador a que se inscriban y fijó la fecha y las reglas que tienen que cumplir. El artículo 4 de dicha Resolución textualmente dice “Los ciudadanos liberales que quieran tener el aval de la colectividad para participar en las elecciones locales periodo constitucional 2020 – 2023 podrán inscribirse a través de la página web del partido www.partidoliberal.org.co entre el 21 de Enero y hasta el 30 de Mayo de 2019”. Es decir que aún es posible inscribirse ante el Partido Liberal para solicitar aval como candidato a la Gobernación.

Lo más conveniente es que el candidato se escoja por medios democráticos entre los que se inscriban cumpliendo los requisitos establecidos en la citada resolución. Qué pasa si hay más  inscritos? Se respetará este derecho o se abusará del poder para legitimar la mala decisión tomada?

De otro lado, es conveniente informar que el lunes 11 de Febrero de 2019, en la ciudad de Mocoa participé en una reunión con un grupo de liberales y el representante Carlos Ardila. Reunión de la que debo comentar lo siguiente:

  1. El representante Carlos Ardila manifestó que ni el Jefe del Partido Liberal, Cesar Gaviria, ni él están de acuerdo con la consulta popular para la escogencia del  candidato y que prácticamente esa opción estaba descartada. Que se está trabajando por buscar el consenso entre los candidatos. Que ve la urgencia de tener el candidato a la Gobernación para evitar la desbandada a otros partidos.
  2. Por su parte, los demás asistentes a la reunión le planteamos al representante Carlos Ardila lo siguiente:
    • La gran preocupación que se tiene por el mecanismo del llamado consenso que podía convertirse en un acuerdo de intereses personales y no en el reflejo de una verdadera democracia y que puede afectar el proyecto de unidad liberal.
    • Si no había condiciones para la consulta popular, se propuso que se convocara una gran Convención Departamental del partido integrada por concejales, exconcejales, diputados, exdiputados, exalcaldes, exgobernadores, exsecretarios de despacho departamental y exrepresentantes a la Cámara para debatir la situación del partido, diseñar la plataforma de gobierno liberal y escoger el candidato. Este escenario podría ayudar a lograr y consolidar la unidad dentro del Partido Liberal.
    • Se le dijo al representante que la urgencia de tener candidato no debía propiciar una mala decisión.
    • Se le solicitó al representante Carlos Ardila que socialice por medios radiales la Resolución 5450 de 2019 del Partido Liberal para propiciar que más personas se inscribieran como precandidatos a la gobernación del Putumayo, a las alcaldías, a los Concejos y a la Asamblea.
    • Se propuso presentarle a los Putumayenses una propuesta de gobierno concertada con la comunidad, que responda a sus necesidades y que incluya estrategias para sacar del atraso al Departamento.
    • Se invitó al Parlamentario a trabajar por la dignificación de la política y por la unidad y fortalecimiento del partido liberal.
  3. El representante Carlos Ardila contestó a los asistentes de la citada reunión que no descartaba lo propuesto y que lo consultará con otras personas, entre ellas con  los precandidatos.

 

Lamentablemente no se tuvo en cuenta estas sugerencias y tres días después se tomó una decisión que no comparto, no por la persona escogida, a quien le tengo aprecio y respeto, sino por la manera como se tomó, que no es el reflejo de una verdadera democracia, sino de un mecanismo que huele a imposición, a acuerdos con intereses personales y que tendrá lamentables  consecuencias para la unidad del partido y para las aspiraciones del abogado Leandro Romo, tal como sucedió hace cuatro años cuando la representante liberal en ejercicio impuso a su hermano como candidato, contra la voluntad de la mayoría y cerrándole el paso a otras aspiraciones legítimas.

A pesar del daño que se ha causado a la unidad liberal aún hay tiempo para corregir. Ojalá se considere seriamente la idea de convocar por parte del Representante Ardila la Convención Liberal Departamental. Si él no lo hace, no nos queda más que propiciar dicha Convención para que allí se discuta y se decida lo que más le convenga al liberalismo democrático con miras a generar una propuesta de desarrollo económico y social incluyente que refleje los intereses de la comunidad putumayense.

El verdadero liberal jamás acepta imposiciones. Ejerce su libertad, su derecho a opinar, a disentir. Acepta el debate, argumentado, apasionado, intenso si es del caso,  pero respetuoso. Y jamás se rinde ante los abusos y ante las injusticias!!!

Mocoa, 5 de Marzo de 2019

 


Share This Post