Mocoa reclama el derecho a la memoria

Foto: Milagro- Silvio López. Rio Sangoyaco- 2017.

Por Silvio López Fajardo. 26 de Nov de 2018.

El 31 de marzo de 2017, en Mocoa Putumayo se vivió una tragedia natural anunciada, una avenida torrencial que acabo con más de un centenar de vidas y de barrios de la ciudad de Mocoa y  muchos lo perdieron todo.

Bajo estas circunstancia, estas personas víctimas de esta tragedia anunciada, iniciaron una triste historia sin precedentes, unos en la búsqueda de sus familiares desaparecidos, reconocimiento de cuerpos que perecieron en esta avalancha, otros en recuperar o poco que había quedado en sus viviendas,  otra situación el  registro como damnificados que se convirtió en filas de muchas horas o días  y en ocasiones en procesos administrativos o judiciales reclamando este derecho, luego viene lo del arriendo y la búsqueda de vivienda, finalmente con otras circunstancias que desconocemos el duelo sigue en pie, un dolor que no es fácil de llevar, en la peor de la circunstancias unos se ha quedado a vivir por donde paso la avalancha y otros en su viacrucis visitan este lugar como un campo santo donde tratan de calmar su dolor de las diferentes pérdidas sufridas aquella noche fría de gritos y llanto.

Sin lugar a dudas, este escenario de aquella noche, será muy difícil de olvidar para todos, donde el miedo a la lluvia se anido en cada persona, en este orden, las especulaciones son muchas, a pesar que las autoridades tratan de explicar o atender las circunstancias actuales, ¿será cierto que la laguna sagrada se encuentra arriba de las montañas? o ¿habrá una nueva avalancha?, Este tipo de comentarios han ido creciendo y desde luego la preocupación de cada lugareño. Lo cierto es que ahora la comunidad y las autoridades competentes están pendientes de cómo se comporta el clima, las quebradas o los ríos. En su impotencia buscan mejorar sus condiciones, pero en ciertos casos el arraigo, las situaciones económicas dejan a un lado pensar que están en riesgo, y su vida continua en su normalidad, bajo la sombra de una nueva tragedia.

En atención a los que sucedió en Mocoa, en la tragedia del 31 de marzo de 2017, se hace necesario de manera urgente construir la memoria, como una herramienta para no olvidar y en especial para que la población  y las instituciones públicas fortalezca sus capacidades en cultura ciudadana en la prevención de desastres. Es de saber que la amnesia humanaa estos eventos naturales o tragedias históricas y por no tener una memoria escrita, ha permitido que estos eventos sean repetitivos, donde el ser humano debe pagar un precio muy caro, que marcará su vida para siempre, y en la mayoría de los casos será difícil de recuperar lo perdido.


Share This Post