Los huecos a las vías del sur

Por: Luis Alfonso Albarracín Palomino
 | noviembre 26 de 2018

He sido reiterativo en mi columna semanal sobre el deterioro progresivo que está presentando la capa asfáltica de la vía que conduce al municipio de Pitalito, sin que exista un doliente estatal que contribuya por lo menos a tapar los cráteres que se encuentran en algunos sitios de la carretera, que están colocando en serio peligro a la población que diariamente recorren dichos corredores viales. Es muy triste ver que la irresponsable empresa concesionaria Aliadas para el Progreso, solo se preocupó por cobrar el anticipo del Contrato que les otorgó el gobierno nacional para construir la Vía 4G entre Neiva – Pitalito – Mocoa- Santana y los peajes recaudados en las casetas de los Cauchos y de Altamira.

Igualmente, la vía entre Pitalito y Mocoa, se encuentra totalmente descuidada. Muchos huecos se encuentran diseminados en todo el trayecto, que están provocando accidentes y deterioro del parque automotor, sin que existan responsables para que se reparen los daños que se generen, y por consiguiente con el aumento del riesgo de un grave accidente de tránsito Lo anterior está generando un aumento de los costos de producción para el sector transportador. En épocas de invierno, se presentan desprendimientos de piedras y rocas sobre la vía, sin que exista un equipo de mantenimiento. Durante el último mes se ha intensificado el invierno que están generando estos fenómenos de remoción en masa y un proceso progresivo daño de la capa asfáltica. Inclusive han vuelto a circular los carro tanques con crudo procedentes de los departamentos del Caquetá y del Putumayo.

Es inaudito que a solo cien metros del peaje de Altamira existe un cráter. En la vía entre Neiva y Pitalito, a menos de cinco kilómetros de los peajes, presenta un deterioro de la capa asfáltica, con algunos huecos estratégicos que aumentan el riesgo de la ocurrencia de accidentes de tránsito. Lo increíble es que la responsabilidad del arreglo de la vía, la tiene la empresa concesionaria “ALIADASpara el Progreso”, que es la encargada de recaudar los dineros sin que exista una entidad doliente o un organismo de control, para hacer cumplir la recuperación y mejoramiento de esta vía.

En la vía hacia el sur, vamos a encontrar estas irregularidades, que desdicen mucho del papel que desarrolla esta empresa concesionaria. Es indispensable que los Organismos de Control asuman el papel de defender los intereses de los huilenses, al igual que los Parlamentarios deben convertirse en los interlocutores válidos con las instancias nacionales para corregir estas deficiencias que presenta la vía.

Fuente : DiariodelHuila


Share This Post