Aroma Putumayo logró registro a pesar de oposición de la Federacafé

Foto : AsuntosLegales.com

La Superintendencia de Industria y Comercio concedió el registro de la marca Aroma Putumayo, que fue solicitada por la Asociación de Productores de Café de Orito, (Putumayo) por un término de 10 años, a pesar de la oposición de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

La controversia por el registro de esta marca estuvo relacionada con la denominación de origen ‘Café de Colombia’, de la cual la Federación es la delegada por la SIC para su administración y por eso buscó que fuera negado este nuevo registro.

La denominación de origen, supone que hay una protección a un producto con particularidades específicas, una zona geográfica de producción nacional y local, entre algunos de los rasgos que deben cumplirse para lograr dicha denominación y su protección, que depende de tres factores: reproducir, imitar o contener similitudes.

Así, la FNC, consideró que, bajo la normatividad vigente, “ningún tercero podrá registrar o usar la unión de estas expresiones o del contenido y alcance conceptual de estas palabras, ni siquiera para informar las características de su café, sin la previa autorización de la entidad competente de otorgarla”, hecho que desestimó finalmente la SIC.

La Superintendencia consideró que, si bien la marca Aroma Putumayo evoca una zona geográfica, que hace referencia al origen de los productos, no es posible asociar sus elementos con las características propias del producto protegido por la denominación.

También consideró la SIC que el nombre de este café no hace alusión a una indicación geográfica, “pues el signo solicitado no está sugiriendo un lugar específico de producción”.

Andrea Donato, gerente de Consulting Group Marado, destacó la decisión de la SIC, al considerar que esta medida “confirma que los pequeños empresarios cafeteros no desean apropiarse de la denominación de origen protegida por la Federación Nacional de Cafeteros, sino al contrario, buscan una identidad que permita que sus consumidores los identifiquen en el mercado”.

Otro de los argumentos de la Federación estuvo relacionado con la posibilidad de que otorgar el registro a Aroma Putumayo, causara algún tipo de engaño “a los medios comerciales o al público, en particular sobre la procedencia geográfica, la naturaleza, el modo de fabricación” y las características de los productos, por lo que pidió la protección del interés de los consumidores.

Sin embargo, el profesor de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, Édgar Iván León cree que, “aunque en principio, cualquier marca que evoque el mencionado café deberá ser negada, en el caso particular, el análisis de la Superintendencia de Industria y Comercio debe realizarse de forma integral” y revisar las condiciones.

Para el profesor, el signo propuesto por el solicitante “contiene una serie de elementos que diferencian este signo del ‘Café de Colombia’ y que permiten alcanzar una identidad propia que admite su inscripción en el registro”.

Tomado de : AsuntosLegales


Share This Post