Vidas sin coca: historias y retratos de sustitución voluntaria Reseña

Google

Siete familias campesinas de Antioquia, Caquetá, Putumayo y Guaviare decidieron dejar de lado los cultivos de coca para construir paz. Sus testimonios de transformación fueron recopilados en un libro de la Alta Consejería para el Posconflicto, Colombia Renace y la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito.

Un año después de la firma del acuerdo final entre las FARC y el gobierno colombiano, la vida de muchos campesinos que por más de 25 años dependieron de la venta de hoja o pasta de coca, se transformó. En esta nueva etapa no sólo superan la ilegalidad en la que basaron su sustento diario, sino también los sobresaltos de la guerra y la violencia que estas prácticas generaban.

Tolibío Gustavo Madroñero, un antiguo cultivador de coca de la vereda México, en Putumayo, afirma: “Lo mejor es que ahora estamos tranquilos, porque eso de trabajar con la coca era con esos nervios… que lo hacían ver a uno que sí iba a tener algo bueno y al mismo rato se le perdía todo. Eso ya no, la coca ya no me nace”.

Publimayo

De forma inesperada el lector se encontrará con los detalles de la vida de sus protagonistas durante el proceso de sustitución, ilustrados por fotografías en gran formato que siguen el hilo de las voces de los campesinos. Pero, además, el libro deja un espacio para los actores de la implementación del cuarto punto del Acuerdo de Paz firmado en La Habana.

En la vereda Pueblo Nuevo, en Antioquia, Gerardo Antonio Vera comenta: “Arrancamos todas las matas, no dejamos ni una, y por eso ahora estamos enfocados en el café, que ojalá nos dé la comida.”


De manera similar, Ramiro afirma: “He estado averiguando a ver si se puede trabajar con mojarras. No tengo tierra ni adecuación para pensar en tener ganado, entonces quiero es enfocarme en especies menores para poder tener producción en dos, cuatro, seis meses. En este clima todo está condicionado para eso y si nos dan asistencia técnica de calidad yo sé que eso va a ser muy favorable.”

Para cerrar, el libro presenta un balance de la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en el país, desarrollado por el medio digital ¡Pacifista! Con objetividad, este recuento presenta los aspectos positivos y negativos de la implementación del programa.

Fuente : Eje21

Google