“Gobernación del Putumayo tiene muchas estrategias para preservar los derechos humanos en este departamento”, Todd Howland

Google

Mocoa/COLPRENSA

Los fines son meritorios, pero muchas cosas tienen que cambiar para conseguir que en el departamento del Putumayo a sus habitantes los derechos humanos le sean respetados y garantizados luego que este departamento fuese un escenario permanente del conflicto armado entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

El representante Howland, manifestó que la gobernadora Aroca, fue muy franca sobre los problemas actuales que existe en el departamento pero que se tiene varias estrategias para superarlos, lo que hizo que la reunión de entrada fuese muy productiva.

Dentro del desarrollo de la misma se hizo un análisis de los problemas  que hay en el tema de seguridad a razón de los vacíos dejados por las Farc, y los problemas que existen porque todavía existe una alta cifra de siembra de cultivos con matas de coca a pesar que hay un interés de los campesinos, indígenas y afros que están dentro del programa de erradicación manual voluntaria de sus matas de coca en un proceso lento. Igualmente señalo que a los territorios que fueron dominios de las Farc en el pasado están ingresando nuevos grupos armados ilegales con amenazas a los líderes que están empujando los acuerdos de paz y el mismo proceso de sustitución.

Publimayo

Dentro del espacio de dialogo el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, expreso que se profundizo de la forma de cómo se puede minimizar y como ajuntar esfuerzos de incidencia con el Gobierno Nacional para ser pragmáticos en sus intervenciones en el departamento del Putumayo para generar seguridad a los líderes campesinos comprometidos con l erradicación de sus cultivos ilícitos.

Destaco que ha habido unos avances estructurales en la región para que los derechos humanos se respeten sobre todo en una región golpeada por el conflicto armado. Igualmente subrayo que se nota que hay un cambio de interacción de varios sectores sociales que fueron excluidos por tantos años pero que hoy en día hay una posibilidad de interactuar desde la gobernación y de varias partes del Estado, que traduce un cambio importante.

Pero de igual forma hay muchos problemas estructurales sobre todo con los 15 pueblos indígenas  para reconocer su territorio de implementar la constitución de 1.991 para ser gobierno propio, también hay dificultades de reconocer sus territorios y hacer las consultas propias apropiadas y esto ha conllevad que en la actualidad se generen muchos conflictos sociales actuales, algunos relacionados por conflicto de tierras y otros con empresas estatales y privadas lo que hace necesidad de entender sobre todo cuando hay explotación mineral y lo que obliga a respetar los derechos  de las personas que viven en esas áreas. Igualmente el derecho al agua potable y a la salud entre otras son unos derechos fundamentales que tiene todo ciudadano y por eso se hace necesario la intervención de los gobiernos locales, regionales y nacional para facilitar el desarrollo de las comunidades que viven en protesta social casi permanente por la falta de estos elementos básicos de la vida.

La Articulación

“Hay poca franqueza de las gobernaciones para reconocer los problemas actuales”; señalo el señor Howland, aclarando que la gobernadora Aroca, si ha sido muy franca en el tema de los derechos humanos basado en las necesidades y los problemas y con las fuentes necesarias para entender la problemática.

En esto momentos hay una articulación para exigirle al mismo Estado, y sociedad civil para que coloquen de su parte para mejorar la situación.

Concluyo manifestando que la gobernadora Aroca, entiende muy bien a su departamento con las dificultades que hay en razón de los intereses políticos y económicos que pueden frenar ó perjudicar los derechos del Putumayo. También hay una postura franca de quien desde el Gobierno Nacional debe tomar acciones para complementar los esfuerzos de las alcaldías y gobernación para articular e implementar los cambios reales y por eso se dejó como tarea tomar acciones conjuntas.

La Alta Consejería de la ONU, hará injerencia en las zonas de mayor conflicto en el departamento en tema de cultivos ilícitos, tierras y amenazas a líderes para buscar soluciones, hacer respetar sus derechos y evitar más confrontaciones sociales.

Por fortuna en el Putumayo no se está ocultando los problemas por parte de las autoridades civiles como si está ocurriendo en otras regiones del país.

Por su parte, la Gobernadora de Putumayo, Sorrel Aroca, señaló que las situaciones que han venido generando inconformidad en la región, no pueden terminar en situaciones de orden público y de desarmonía en el departamento.

Indicó además que seguirá comprometida con los temas de territorio, fortalecimiento de organizaciones de base e iniciativas de paz.

Para finalizar dijo que “no podemos olvidarnos del sentir de las comunidades hoy que estamos en un cargo de elección popular, en la medida que nuestras ocupaciones no lo ha posibilitado, siempre atiendo cara a cara los requerimientos en los municipios de las diferentes comunidades”.

Google