Acción Humanitaria en Yunguillo (Julio de 2007)

Google

En días pasados, publicamos una nota tomada de Panorama Putumayense, escrita por Orlando Dávila, de Maguaré Estéreo, en la que mencionaba al Sr. Avelino Muchavisóy Chindóy, ilustre personaje del pueblo Inga con base en Yunguillo.

Averiguando acerca del Sr. Avelino, nos enteramos que en mes de febrero de 2017 falleció a causa de un infarto y fue sepultado en su tierra natal, en Yunguillo.

Hace 10 años conocimos a Don Avelino y su familia por un traslado que realizamos desde su casa en la manigua, cerca a Yunguillo, en la vega del río Caquetá, en la vereda San Luis. Lo anterior, debido a quebrantos en su salud que le impedían un traslado adecuado hasta el Hospital en Mocoa.

Esta fue la historia de la travesía realizada por los socorristas de la Cruz Roja Colombiana Seccional Putumayo (Mocoa) y del cuerpo de Bomberos de Mocoa que atendieron al llamado.

Publimayo

Bomberos Mocoa y Cruz Roja Putumayo realizaron cercano a Yunguillo un traslado de paciente hasta Mocoa, Putumayo, Colombia.

El miércoles 18 de Julio, el grupo de bomberos y cruz roja participan en un traslado de un paciente desde San Luís – Yunguillo hasta el Hospital José María Hernández. Lo anterior, de acuerdo a la información recibida por uno de los familiares del paciente en mención, que el dia anterior se había desplazado a Mocoa para solicitar la ayuda de los cuerpos de socorro para el respectivo traslado, informando que su padre lleva mas de una semana enfermo y que se hace necesario una atención básica antes del traslado a Mocoa.

Siendo asi, los grupos de emergencia parten a las 4:30 en el carro de bomberos, tomando la vía Mocoa – Pitalito, y a la altura del km 15, tomando la desviación a Condagua, y por este camino, hasta la punta.. un recorrido de aproximadamente 1 hora. Ya en la punta, en la caseta, se coordina con el guía, Fernando Muchavisoy – hijo del paciente – a traer de el sitio donde este se encuentra, llegando a Osococha, tomando el desvío hacia la vega del río Caquetá y llegando la casa del sr. Avelino Muchavisoy.

Y así comienza el recorrido a pie, tomando un camino oscuro – partimos a las 5:40, lleno de piedras, lodo y huecos a lado y lado del camino. El recorrido a realizar a Pie es de aproximadamente 45 minutos al paso de los nativos de la zona, . al paso de blanco (Samuy), aproximadamente 80 minutos y eso a buen paso.

Con esa advertencia comienza el camino, con la oscuridad que se va desvaneciendo por un frío amanecer, que poco a poco va iluminando el camino y levantando la neblina.

Maravillados, los socorristas, se extasían al contemplar un espectacular amanecer en la vía a Yunguillo, con el río Caquetá al fondo, y eso, da mas ánimos a los socorristas, a los cuales les queda mucho camino por recorrer.

Después de 45 minutos, llegan a Osococha, una vereda cercana a Yunguillo, donde los reciben algunos familiares del paciente, ofrecen algo a los socorristas y les indican que todavía falta por caminar aproximadamente 30 minutos.. que Fernando, el guía, paso por ahi hace 20 minutos. Ofrecen de tomar a los socorristas y se aprestan para llegar al partir.

Pasando Osococha, a unos 10 minutos de camino, encuentran un desvió a mano derecha que conduce hacia la orilla del río Caqueta, y comienza un largo descenso, que preocupa a los socorristas, no por el descenso, si no, pensando en como van a hacer para subir al paciente por este sector… algunos de los socorristas piensan en la posibilidad de bajar al paciente en Balsa, pero el río esta muy crecido.

Llegan los socorristas a la vega del río Caquetá, y comienzan a buscar nuevamente el camino para llegar a San Luis – Vereda Yunguillo, donde se encuentra el paciente.. después de 15 minutos; El tiempo total de recorrido a píe fue de 1 hora y 20 minutos… llegan los socorristas a una casa enclavada en la manigua, donde Fernando espera a los socorristas, llegó hace mas de 30 minutos… y con ese tiempo, aprovechó para alistar a su padre para el traslado

Jesús Hurtado, el enfermero, comienza a atender a don Avelino, preguntándole acerca de sus malestares y así mismo, aplicándole un suero (solución salina al 9%) para hidratarlo y estabilizarlo antes del traslado.

Mientras tanto, los familiares de don Avelino, ofrecen un desayuno a los socorristas : Arroz, Huevo y Papa, de tomar, aguapanela.

Ya listos para partir, para todos los que van a colaborar en el traslado, ofrecen un Guarapito.. de 3 a 4 hebras…

La idea inicial era de trasladar al paciente entre 4 personas, pero debido a la dificultad del camino y a la estrechez del mismo, se opta por hacer un cambio en el sistema de camillaje, adaptando unas varas de guadúa debajo de la camilla, con el fin de que se puedan ubicar en los hombros para que sea fácil de transportar por solo dos personas..

y funciona… mas pesado el camillaje, pero mas fácil el recorrido.. ademas, los socorristas tienen una ayuda extra.. los familiares y amigos de don Avelino, que se turnan para ayudar al traslado y aligerando un poco el esfuerzo de los socorristas.

Y así comienza un recorrido de aproximadamente 2 horas y 30 minutos… desde la casa en la vega del río.. en San Luis, hasta la Punta… todos metieron el hombro…

Ya en la punta, un pequeño descanso, subir al paciente a la camioneta de bomberos, y traslado hasta Mocoa, hasta el Hospital José María Hernández, donde al llegar, los socorristas son mirados con cara de asombro, debido a que van con barro hasta las rodillas, agotados, pero contentos de cumplir con la labor.

El grupo de Bomberos y Cruz Roja, estaba compuesto de 7 personas; por parte de bomberos : Cruz, Hernández, Pinta y Pazmiño – el maquinista, y por parte de Cruz Roja : Estrada, Chamorro y Hurtado – El Enfermero.

MiPutumayo.com – Julio de 2007

Google