«La selva también suena a música» : Andrés Quintero Campo

Google
Andrés Quintero Campos – Productor Musical

Le tocó en la misma habitación de hotel en la que estuvo hace tres años cundo visitó la ciudad por última vez. La imagen de un cocodrilo de cemento al borde de la piscina se le quedó grabada como la escena de una película.

Este evento cinematográfico es el más antiguo de la ciudad. Creado en 1996, reúne año tras año a expertos de la industria audiovisual en torno a un tema específico del séptimo arte.

Los objetivos son formar en creación y apreciación de cine al público asistente, promocionar y divulgar el cine independiente y autores nacionales e internacionales.

Este productor musical, nacido hace 43 años en Bogotá, es maestro en la Universidad Javeriana y dueño de la empresa Ruge Films, con las que ha realizado varias películas.

Publimayo

En un principio solo quería producir música, pero en el camino encontró en el cine su pasión porque “ahí convergen todas las artes”. “He producido la música de varias películas. No dejé de hacer lo que quería”.

En diálogo  con EL HERALDO, Quintero se refirió a su papel en las producciones y a Chamán, el último guerrero, película que presentará en un cine foro mañana a las 6:00 p.m. en la Sala Country, de la Cinemateca del Caribe.

P.¿Cuándo supo que quería ser productor musical?

R. Yo estudiaba electrónica y todo el tiempo quería hacerle algo a la música o al sonido. Incluso mis amigos me decían ‘sonido’. Cuando salió la carrera de ingeniería de sonido me cambié de una. Hace 17 años que no he parado.

P.¿Cuál es el secreto para hacer una buena pieza de audio para cine?

R. Que sirva el guion, que es la razón de ser de la película, no el guionista ni el productor ni el director. Uno está en torno a un guion y a unos planos. Para que el sonido sirva para narrar y haga del guion algo válido.

P.¿Cómo funciona su papel en una producción?

R. En la producción estoy pendiente tanto de grabar el sonido directo, como de hacer los reportes y de estar pendientes para la posproducción de audio. También hago la producción, estoy pendiente de que todo salga bien con varios asistentes. En esta película, por ejemplo, que se llama Chamán, el último guerrero, fueron tres meses en la selva donde se presentaron muchas cosas, fue una producción durísima. Con Sandro Meneses, que es el productor ejecutivo, y los productores de campo estuvimos muy atentos. Soy más productor de la parte de distribución y de exhibición, de festivales y de sonido.

P.¿De qué se trata ‘Chamán, el último guerrero’?

R. Es una historia basada en hechos reales. Se la contó el abuelo al director y guionista, que es Sandro Meneses, y el escribió un libro que publicó Oveja Negra, hizo un guion y yo lo leí hace nueve años. Desde ahí estamos trabajando.  Cuenta cómo los indígenas han resistido a 525 años y todavía están en pie de fuerza y tienen una ideología muy bonita. Cuenta la forma de vivir en un planeta protegido por el hombre. Muestra al Putumayo como una región hermosa, tanto en sonidos como en imágenes. Quisimos mostrar al Putumayo tal como es. Le envío un agradecimiento especial a las personas del departamento, a Sandro Meneses y a su empresa por esto.

P.¿Cómo define el sonido de esta película?

R. La selva de Suramérica suena de una forma muy característica. Grabando los ambientes y metiendo a la gente dentro del sonido también se les quiere inmiscuir dentro de la Selva. Por ejemplo, cuando se hacían las escenas de las tomas de yagé, hicimos un sonido que para mí es parecido al que sucede en esos momentos. Las imágenes y el audio lo sumergen a uno. La selva también suena a música. En este caso, la música es orquestal pero tiene quenas, zampoñas y armónicas, fue compuesta por Gustavo Parra, mi maestro de composición en la universidad, para mí el mejor de Colombia.

P.¿Cuál es su gran pasión?

R. Después de mi hijito León, el cine es mi gran pasión porque tiene todas las artes. El sonido para cine es mi oficio, la música para cine es el alma del oficio.

Fuente : ElHeraldo

Google