Variante Mocoa – San Francisco continúa sin financiación

Puente Campucana, variante San Francisco – Mocoa. | Foto: Contratista.

Por: Jesús Bernal.

La Variante Mocoa – San Francisco, un trayecto de 47 kilómetros, inició su construcción en 2006. Este corredor vial que conecta al Putumayo con Nariño y da salida al sur occidente colombiano se quedó sin recursos. La financiación para terminar la obra requiere de dos billones de pesos.

Una serie de tareas se han venido realizando por parte de la dirigencia política, los gremios y la comunidad para rescatar el proyecto. Se han conocido una serie de argumento por parte del Gobierno Nacional. “Un cambio de diseño incrementó el valor y las obras hoy están suspendidas. Tenemos un problema adicional y es que el precio del petróleo desde hace un par de años se vino abajo y con el ello los recursos del Presupuesto General de la Nación. Luego tenemos unas dificultades fiscales, que nos hace más difícil cumplir con los cometidos que el Gobierno Nacional quisiera cumplir”, indicó el ministro del Interior, Guillermo Rivera, en su reciente visita al Valle de Sibundoy.

Para Orlando Guerra De la Rosa, quien se ha convertido en el vocero de ese proyecto, se hicieron  una serie de anuncios relacionados sobre la manera en como deberá continuar la obra. “Se logró anunciar que el ministro de Hacienda llegará al Putumayo, ojalá con el ministro de Transporte y  el director de Planeación Nacional, para lograr la otra estrategia. El otro COMPES, que se necesita, ya está el borrador por 1.8 billones de pesos. ¿Cuál fue la comunicación que dimos a conocer al comité y a la veeduría? Que necesitamos pedir otro crédito a la banca multilateral, en este caso, con el Banco Mundial por dos billones de pesos,  para hacer el cierre financiero de esta gran obra. Algunos me dirán -más plata prestada-. No. Es que con crédito se hacen las grandes autopistas”.

Publimayo

En esa labor se ha venido haciendo una serie de encuentros, en donde la Cámara de Comercio del Putumayo no ha sido ajena a la gestión y al seguimiento. La presidenta ejecutiva, Decci Ibarra Gonzáles, se ha comprometido a “participar del Comité Pro Defensa de la Variante y a motivar a los medios de Nariño para que hagamos parte de este Comité, dada la importancia de la vía para los dos departamento (…) habría que sondear la disposición del Gobierno Nacional actual, para que ellos determinen si se someten a un proceso de gestión de un crédito, porque actualmente se están gestionado recursos para la reconstrucción de Mocoa y para todo el tema de los compromisos firmados en la Habana”.

Según el Representante Guerra De la Rosa,  el sur del país estaría unido en torno al proyecto. La clase política, dirigentes, autoridades y gremios. Al referirse a  este tema el representante Guerra expresó: “Quiero decir aquí, sin necesidad de egoísmos, en esos estamos unidos todas las bancadas de la surcolombianidad. La bancada del Huila, Caquetá, Putumayo, hablando de senadores y representantes de Nariño y del Cauca. Vamos a trabajar fuertemente por este crédito del Banco Mundial, con la ayuda del Comité y de las veedurías. Este año logramos ya 20.000 millones en el congreso de la república en las comisiones de presupuesto. 20.000 millones para arreglar la parte alta de la carretera en Mocoa, y pagar unos pasivos ambientales de esa variante”.

Existe otra inconformidad por parte de los transportadores y dirigentes sobre el caso de la vía Santana-Mocoa-Pitalito-Neiva, que fue otorgada al consorcio Aliadas para el Progreso, en concesión por 20 años. “El Gobierno Nacional dio el contrato por 1.6 billones de pesos y hasta la fecha en el sector de Putumayo no ha hecho nada”, manifestó Jorge Arciniegas, habitante de Mocoa

Fuente : RadioNacional.

Google