Circunscripciones de paz llega a su último debate


Las 16 curules para la paz no tendrán problema en su último debate esta semana en la plenaria de la Cámara. Los partidos políticos casi en su totalidad lo apoyan. En la aprobación quedó claro que estas curules no serán para los partidos tradicionales y mucho menos para el que crearon los ex guerrilleros después de completar la dejación de armas. Durante el debate se explicó que la prioridad la tendrán las víctimas del conflicto.

Estas circunscripciones están conformadas por municipios del Valle del Cauca, Arauca, Antioquia, Norte de Santander, Caquetá, Chocó, Meta, Bolívar, Cauca, Nariño, Putumayo, Cesar, Bolívar, Córdoba y Tolima, respectivamente, y tendrán reglas especiales para la inscripción y elección de candidatos.

Según el proyecto, las campañas tendrán financiación preponderantemente estatal y acceso a medios regionales. También habrá mecanismos dirigidos a garantizar la transparencia del proceso electoral y la libertad de los electores, respectivamente, por medio de Tribunales Electorales Transitorios de Paz que se pondrán en marcha, tres meses antes de las elecciones.

Ahora el acto legislativo que crearía estas circunscripciones especiales con una vigencia de ocho años, pasará a último debate en la plenaria de la Cámara de Representantes.

Posiciones

El  representante a la Cámara, el conservador Heriberto Sanabria, cree que la reforma debería modificarse para garantizar que sean sólo candidatos las víctimas que aspiren a esas curules, así como en la actualidad existen curules especiales para los indígenas o las negritudes.

En la Comisión fue derrotada la ponencia negativa presentada por el representante por Antioquia, Santiago Valencia, del Centro Democrático.

 

“Con este acto legislativo se ha buscado una reparación territorial”, afirmó el ministro del Interior, Guillermo Rivera, quien explicó que esta reparación es con las zonas del país que, por su condición geográfica y como consecuencia del conflicto armado, se empobrecieron.

El ministro explicó que “el Gobierno acogió una fórmula objetiva para escoger los 167 municipios” donde habrá circunscripciones especiales, como las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), del Departamento Nacional de Planeación (DNP) y la Unidad de Víctimas sobre el mayor número de víctimas y el índice más alto de pobreza, entre otros.

El jefe de la cartera política reiteró que “el partido político que surja de las Farc no puede presentar candidatos, ningún desmovilizado puede aspirar a una curul y ningún candidato de un partido político se puede presentar”.

Jaime Buenahora, representante de La U’ y coordinador ponente de la iniciativa del Gobierno, se refirió a la importancia que este proyecto representa para la implementación de los acuerdos y la reparación a las víctimas.

“La paz es la meta que tenemos que proponernos todos, no solo por este proyecto de ley sino por un país más justo y equitativo”, dijo el parlamentario.

Igualmente fue enfático en que las 16 curules especiales en la Cámara de Representantes, de ninguna manera tendrán participación los candidatos del partido político de las Farc: “en ningún momento las curules especiales se destinarán para las Farc y mucho menos se ‘narcotizarán’ las elecciones” agregó.

A su turno el también representante de La U, Albeiro Vanegas, aclaró las dudas que ha planteado la oposición al respecto: “decir que el partido de las Farc será el que decida sobre las circunscripciones especiales es mentira, las víctimas son quienes elegirán sus representantes”, puntualizó.

El proyecto de ley tendrá su cuarto y último debate en la plenaria de la Cámara de Representantes. El proyecto busca nuevas oportunidades de participación en política por parte de comunidades afectadas por la violencia y con niveles altos de pobreza.

Fuente : ElNuevoSiglo


Share This Post