Tambores de ‘Guerra’ para la Cámara azul de Putumayo

Por JERSON ORTIZ

Hace una semana en una reunión en Mocoa a la que asistieron los senadores conservadores Hernán Andrade, Mauricio Delgado y Eduardo Enriquez Maya, el exgobernador de Putumayo, Jimmy Harold Díaz, dijo que quiere aspirar con el trapo azul a la Cámara de 2018, así le toque enfrentarse con el actual representante Orlando Guerra, que era su jefe de debate en la campaña a la Gobernación en 2011, y que ya anunció que quiere repetir curul.

Que los equipos de Díaz y Guerra, que en las elecciones de 2011 y 2015 trabajaron juntos, se dividan pensando en las parlamentarias de 2018, confirma la reventada del partido conservador en Putumayo. No tienen Gobernación (se las ganó la Alianza Verde con Sorrel Aroca), ninguna de las 13 alcaldías (ocho liberales, tres verdes y una de La U), y solo dos diputados de once en la Asamblea.

Tambores de guerra

La ‘guerra’ entre Díaz y Guerra (recordado en Bogotá porque fue el que advirtió el riesgo de una avalancha en Mocoa un año antes de la tragedia) ya comenzó a punta de pasacalles.

Por ejemplo en la entrada del pueblo hay uno que dice que “La Cámara es para los que vivimos en el Putumayo”, y es firmado por un grupo que dice ‘Mejores Díaz’.

Una clara alusión al representante Orlando de la Guerra que aunque ha hecho su vida política en Putumayo, nació en Nariño.

“En tiempos de paz no más Guerra”, dice otro cartel.

Esa campaña de expectativa se aterrizó en la reunión de la semana pasada, a la que asistieron unas 1.500 personas, y en la que se le entregaron unas condecoraciones al exgobernador Díaz por parte del directorio nacional del partido conservador y de senadores como Mauricio Delgado del Valle, Hernán Andrade del Huila, y Manuel Enrique Rosero de Nariño.

“Yo la verdad me estaba guardando para otros proyectos políticos, a lo mejor para buscar repetir la Gobernación. Pero un equipo de amigos y líderes me pidieron que me metiera con la Cámara. Y en esas estoy”, nos dijo Díaz.

Como tuvo a su lado a los senadores, el exgobernador aprovechó ese día para condicionar su aspiración a dos cosas: primero que le garanticen el cupo directo en la lista sin pasar por convenciones o consultas internas, y segundo que la lista sea abierta y no cerrada como se discute actualmente en el proyecto de reforma política.

Por tener la credencial, el representante Guerra tiene el derecho de ser cabeza de lista en caso de que se opte por cerrarlas.

“Si va lo de la lista cerrada buscaríamos otras opciones, recoger firmas, o escuchar a la gente de otros partidos como la ASÍ que ya nos han buscado”, nos comentó Díaz.

Una salida de Díaz (ganó la Gobernación de 2011 con 53 mil votos y salió del cargo con 49 por ciento de imagen positiva) y su equipo afectaría las cuentas de los conservadores de Putumayo para lograr el umbral y mantener la credencial. En las últimas cuatro elecciones a Cámara las dos curules del departamento se han repartido por igual entre liberales y conservadores.

De todos modos, como lo hemos contado  lo más seguro es que la propuesta de lista cerrada sí se apruebe pero para empezarse a aplicar desde 2022 y no en las elecciones de marzo próximo como lo propuso hace unos días el Gobierno a través del ministro del Interior, Guillermo Rivera.

Igual, el exgobernador Díaz dice que cualquiera sea el camino, la prioridad es el conservador y para eso él ya está haciendo reuniones y aliándose con candidatos a Senado que están buscando votos en Putumayo.

Uno de esos políticos es el senador Mauricio Delgado, sobrino de Ubeimar Delgado precandidato conservador a la Presidencia. A Delgado lo llevó de gira el fin de semana pasado por las ferias de Puerto Asís.

“Nos gusta y estamos trabajando con él”, nos dijo Díaz.

Que ya tenga fórmula al Senado también habla del distanciamiento con Guerra, quien está con la senadora nariñense Miryam Paredes. Un distanciamiento que se agudizó cuando perdieron la gobernación con Sorrel Aroca.

Divididos

Para el diputado  azul Jesús Quinchoa las cosas en el partido vienen mal porque aparte de los resultados en las elecciones locales, dentro de la colectividad “no hemos reconocido nuestros errores”.

Errores, dice el Diputado, como el de buscar la Gobernación en 2015 con Jorge Coral, que renunció a la Alcaldía de Puerto Asís para aspirar, y al que en plena campaña y días antes de las elecciones la Fiscalía lo capturó por supuestos vínculos con la banda delincuencial La Constru.

Coral recuperó su libertad en mayo de este año y está promoviendo la campaña del representante Guerra.

“Él (Coral) dice que soluciona sus problemas jurídicos y se lanza a la Gobernación otra vez. Pero desde ya se está casando con Guerra, y después en las elecciones cómo va a buscar otros grupos como el nuestro. Debería ser equilibrado para los dos”, dice el exgobernador Díaz.

La disputa conservadora por la curul a la Cámara promete estar pareja. Tanto Díaz como Guerra tienen a su favor estructuras fuertes, nombres de peso como Coral, y respaldo de dirigentes nacionales. Será una manera de medir si los putumayenses se van por la gestión que hace uno desde el Congreso o lo que hizo el otro desde la Gobernación.

Fuente : LaSillaVacia


Share This Post