“Hay que proteger la amazonia colombiana”, gobernadores de la región Amazónica

Google

foto rap amazonasFlorencia/COLPRENSA

De acuerdo con los datos oficiales IDEAM para el año 2015 el bioma de la amazonia colombiana contaba con una superficie de bosque de cerca de 40 millones de hectáreas, que representa el 67% del bosque natural del país. Esta superficie es equivalente a 13 veces la superficie de Bélgica, o 1.2 veces la superficie de Alemania o Noruega.

Así mismo, durante 2014 y 2015 en la Amazonía se deforestaron 120.242 hectáreas, que representan el 46% de la deforestación de Colombia, producto principalmente de procesos de praderización del bosque para pastos. Esta alta tasa de deforestación del bioma Amazónico está por encima del promedio mundial registrado por la FAO. Se concentra principalmente en el noroccidente, en lo que se ha denominado el “arco de la deforestación”, un sector que va desde el departamento del Putumayo en límites con el Ecuador, continua por el norte de Caquetá, el Sur del Meta y finaliza en el occidente del Guaviare.

En tan solo 10 municipios de la región se concentra el 37% de la deforestación del país del año 205, asociado en su orden de magnitud en los municipios de Cartagena del Chairá (22.591 ha), San Vicente del Caguán (21.815 ha), San José del Guaviare (9.670 ha), La Macarena (10.234 ha), Puerto Guzmán (9.407 ha), Puerto Leguizamo (7.512 ha), Solano (5.612 ha), Mapiripan (4.124 ha), El Retorno (3.520 ha) y Calamar (2.526 ha).

Publimayo

El más reciente boletín de Alertas Tempranas de Deforestación[1] para el cuarto trimestre de 2016 registro la recurrencia de núcleos activos de deforestación durante todo el año 2016 en estos municipios. De acuerdo con el reporte, los departamentos de Guaviare, Meta, Putumayo y Caquetá concentraron el 44.4% del total de alertas de deforestación registradas en el país, siendo los municipios de San José del Guaviare (5.4%), Calamar (4.5%), Cartagena del Chairá (4.4%), Puerto Guzmán (4.3%), Uribe (3.9%), El Retorno (3.5%) y San Vicente del Caguán (2.3%) los que generan la mayor preocupación.

Asimismo la inmensa riqueza natural de la región de acuerdo con información del mapa de ecosistemas de la Amazonia a escala 1:100.000 del año 2012 del instituto Sinchi (2016), comprende un total de 1.030 unidades ecosistémicas, de las cuales hay, 379 unidades de ecosistemas acuáticos y 651 ecosistemas terrestres, lo que implica que somos un país y una región megadiversa que obliga a tener un modelo de desarrollo sustentable sobre la base natural apoyando no solo la conservación de la biodiversidad de la región, sino que la misma sea su centro de desarrollo para una mayor competitividad.

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, las instituciones aquí representadas manifestamos que; con la certeza de que el cambio climático es uno de los más grandes retos que la Amazonia enfrenta en la actualidad y que controlar la deforestación es la herramienta más costo efectiva para combatir sus efectos en nuestra región y conscientes de que alcanzar la meta de cero deforestación neta para el año 2020 requiere de acciones significativas de corto, mediano y largo plazo de todos los miembros y sectores de la sociedad incluyendo nación, departamentos, municipios, empresas privadas, grupos indígenas y sociedad civil.

Lo acordado

Es así que en la Primera Cumbre de Gobernadores de la región AMAZONICA: MODELO DE DESARROLLO SUSTENTABLE, COMPETITIVO Y EN PAZ, los gobernadores de Amazonas, Guainía, Guaviare, Vaupés Putumayo y Caquetá, se comprometieron en  ahondar en la construcción de un modelo de desarrollo sustentable, sin deforestación y en paz, los representantes del Gobierno Nacional y Departamental.

El gobernador de Caquetá, Alvaro Pacheco Alvarez, señalo: “Nuestro apoyo al recientemente adoptado Acuerdo de Paris renovando y reafirmando nuestros propios compromisos en apoyo de acciones para reducir emisiones de gases efecto invernadero y construir resiliencia al cambio climático, lo cual será fundamental para que las acciones climáticas prevalezcan y se eleve la ambición antes del año 2020”.

Igualmente los gobernantes acordaron que los Departamentos de la Amazonia Colombiana comparten el compromiso de promover procesos de desarrollo rural bajo en carbono, la implementación de medidas de adaptación al cambio climático y mitigación de gases efecto invernadero, y asumen el compromiso no solo de conservar sus importantes bosques tropicales, sino de actuar efectivamente en reducir deforestación a escala sub-nacional.

Para ello adoptarán políticas innovadoras que beneficien el ambiente, la economía y la sociedad a través de inversiones que permitirán reducir profundamente las emisiones en las próximas décadas, controlando la deforestación con medidas que traigan bienestar a sus pobladores, promoviendo desarrollo diferencial y competitivo basado en las bondades propias de sus recursos naturales singulares.

Para lograr estos objetivos, van a trabajar en cinco ejes temáticos que serán apoyadas por la iniciativa Visión Amazonía del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible:

a)     Definir la frontera agropecuaria y la oferta agroambiental y forestal para la región de la amazonia.

b)     Acordar un plan de transporte para la región.

c)     Analizar y acordar planes minero energéticos nación-región.

d)     Avanzar y definir el ordenamiento ambiental del territorio.

e)     Articular las acciones de control de desforestación ilegal.

En la cumbre y con el objetivo de controlar la deforestación, aportar al cumplimiento de las metas del actual Plan de Desarrollo Nacional de crecimiento verde y a las de reducción de gases de efecto invernadero presentadas ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático, bajo el marco de la Estrategia de crecimiento Verde y la Estrategia Nacional de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación –ENREDD- y en el ámbito de las competencias constitucionales y legales, los gobernadores de los departamentos del Caquetá, Álvaro Pacheco Álvarez, Guaviare, Nebio de Jesús Echeverri Cadavid, Putumayo, Sorrel Parisa Aroca Rodríguez, Vaupés, Jesús María Vásquez Caicedo, Amazonas, Cesar Antonio Lugo Morales y Guañía, Javier Eliecer Zapata Parrado, así mismo el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, la Directora del SINCHI, Luz Marina Mantilla, el Director de Corpoamazonia, Luis Alexander Mejía, el Director de la CDA Cesar Meléndez, el coordinador de Visión Amazonía José Yunis Mebarak del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se comprometieron a firmar y a proteger la Amazonía promoviendo un modelo de desarrollo sustentable, competitivo y en paz entre nosotros y con la naturaleza llevando a cabo acciones para: Reducir la deforestación bruta. en un 80% para el año 2020 respecto de la deforestación promedio del bioma amazónico del periodo 2000-2012 y asegurar la participación y el respeto total de las comunidades dependientes de los bosques, pequeños agricultores y población indígena definiendo la frontera agropecuaria y la oferta agroambiental y forestal de la región; analizando y discutiendo los planes minero energéticos, acordando un plan de transporte para la región y completando el ordenamiento ambiental del territorio en los próximos dos años.

Adaptarnos al cambio climático

Se hace necesaria la vinculación a los actores locales en el desarrollo e implementación  de políticas de manejo sustentable del territorio a través de los planes de ordenamiento territorial y los planes integrales de cambio climático de los departamentos amazónicos, promoviendo el uso e implementación de energías renovables. Diseñar políticas y regulaciones encaminadas al control integral de la deforestación, y el manejo sustentable del territorio, estimulando la competitividad de la región de acuerdo con su oferta ambiental para beneficio de sus pobladores, las cuales tendrán como centro y orientación la protección y uso del bosque. Informar públicamente los avances en los compromisos mencionados anteriormente.

Google