Georg Füerbringer Thüring (Mister Jorge)

Síguenos / Me Gusta :
Mg. Gerardo Sánchez
Mg. Gerardo Sánchez

por el Mag. Gerardo Franco Sánchez Narváez.

Corrían los días del mes de Mayo del año 1.977 cuando conocí a un Señor elegante de tez blanca que se encontraba sentado en una silla en la puerta de entrada de un almacén de telas en la casa de granito de tres pisos de propiedad de don Campo Rosas, ubicada en la esquina del parque frente al hoy Hotel Inga Real. Llevaba botas pantaneras y estaba vestido con un pantalón de dril , camisa negra, chaqueta oscura y en la cabeza una gorra con visera. En el corredor muy cerca habían tres cantinas que después supe que estaban vacías porque ya había entregado la leche y al frente tenía estacionado su campero de color chocolate. Nos saludamos con apretón de manos y entablamos una pequeña conversación más de presentación. Casi dominaba el español pero los que pasaban lo saludaban diciéndole Míster Jorge. Claro que en su mano derecha tenía un cigarrillo que lo fumaba de vez en cuando.

Mister Jorge, según los documentos expedidos por el Departamento Administrativo de Seguridad y la afirmación de su hija Mady, ingresó a Colombia por el puerto de Buenaventura el 1 de Julio de 1.936 con destino a Quibdó, para trabajar en la compañía minera Chocó Pacífico en calidad de winchman ( wichemán ). De repente se supo que Adolfo Hitler, el Furer, había ordenado a todos los alemanes que vivían en otros países volver a Alemania para que engrosen los batallones y continuar con la guerra. Mister Jorge y otros compatriotas que no estaban de acuerdo con Hitler resolvieron internarse en las selvas del Putumayo.

El rubio Jorge era el menor de cuatro hermanos, tres hombres y una mujer, que siempre lucharon por la igualdad, la justicia y la libertad. Eran comunistas. El respetaba profundamente la diversidad cultural y rechazaba el racismo. Sentía aversión por la política de Hitler.

Publimayo

Lo que pensó lo convirtió en realidad y en el año 1.942 viajó a la selva amazónica. Desde Pasto cruzó los Andes a lomo de mula con Angel María Vallejo como guía. En Rumiyaco , a cuatro kilómetros de Mocoa, adquirió un terreno de 200 hectáreas llamado la Joya a don Juan Ortega en 400 pesos colombianos que era el doble de lo que costaba por ser el comprador un extranjero, rubio y haber llegado con cámaras fotográficas, victrola y otros elementos que no utilizaban en la región.

La casa de madera fue construida en el alto de una colina con vista a los potreros. Doña María Concepción Bermeo Macías acompañaba en sus quehaceres al rubio Jorge. La frecuencia de vista y de charlas dio la confianza y vino el enamoramiento. A esta relación se oponía la familia de ella y por lo tanto planearon sin dar aviso irse a vivir al Penino. Ya de común acuerdo Míster Jorge llegó a Mocoa con dos caballos de silla. Montó en el mejor rápidamente doña María Concepción y ambos se dirigieron a la finca.

Después de unos días se casaron por lo católico, celebrando el oficio fray Pascual de Castelar en la finca de Rumiyaco el 10 de Noviembre de 1.956. Sus padrinos fueron el médico Jorge Viveros Bravo y su esposa la señora Ana Tulia Chaves Muriel, compañera de estudios y amiga de Conchita. Conchita estuvo al lado del rubio hasta el último día de su vida.

Este matrimonio tuvo dos hijos Mady y Jorge, quienes dieron muchas satisfacciones a sus padres. De niños y jóvenes antes de ir a la Universidad participaban en los trabajos de la finca.

Mister Jorge tenía el ganado en varios potreros separados por alambre de púas. Recorría en una canoa de regular tamaño una poseta de media hectárea donde colocaba alevinos traídos desde el Caquetá. Gustaba salir a conseguir gramos de oro de aluvión y también de roca, trabajo que le ensangrentaba las manos causando preocupación a la familia. Posteriormente y en secreto los vendía en la ciudad. A veces los semovientes caían enfermos con una especie de aftosa y cuando el número era mayor ( 150 reses ), el trabajo aumentaba y familia y empleados tenían que colaborar aplicando alumbre e inyectando grandes dosis de penicilina combinada.

A los dos hijos les llegó el tiempo de dedicarse a los estudios superiores. Mady se fue para Rusia graduándose de Médico con especialidad en Hipnosis. Una profesional investigadora, pegada de los libros, erudita y de gran aceptación. Antes de viajar a México tuvo el consultorio en el segundo piso de una casa a pocos metros de la plazoleta de la Catedral de Pasto. Jorge terminó sus estudios obteniendo el título de Médico Veterinario y Zootecnista. A su regreso se dedicó a la ganadería y organizó un almacén veterinario llegando a ser Director del Fondo Ganadero del Putumayo, que de ver hoy su estructura se acordaría de la letra “ que ya no existen las clavellinas, las amapolas y el girasol y solo quedan las viejas ruinas de aquella escuela de doña Inés.” Incursionó en la política llegando a ser Gobernador del Departamento del Putumayo y Comisario del Amazonas. Tiene su residencia en México.

Míster Jorge disfrutaba en la vereda arrojando a los niños monedas no como caridad que consideraba humillante. Jamás dio una limosna alguna hace énfasis Jorge, porque decía que con ello no se solucionaba el problema de la pobreza pero apoyaba a los mendigos dándoles trabajo.

Siempre estaba enterado de lo que sucedía en el mundo a través de un radio Telefunken accionado por grandes baterías que sintonizaba la Voz de los Andes de Quito, radio Habana de Cuba y por las noches radio Sutatenza que enseñaba labores agrícolas y la cadena Caracol de Colombia. En la Victrola escuchaba música de Bethoven, Bach, Shubert, María Callas y con nostalgia música de su tierra.
Le dio paludismo que lo curaba tomando aralen o quinina pero sufría de asma severa que agravándose tuvo que internarse en el Hospital José María Hernández donde falleció. Inmediatamente la noticia corrió por todas partes a lo que las Autoridades de aquel entonces ordenaron hacer la tumba en el cementerio de el Pepino. Sus fieles y buenos amigos trasladaron sus restos a su última morada. Un sacerdote católico celebró sus exequias explicando que aunque el difunto nunca profesó la fe católica, había sido un buen hombre respetuoso de la misma.

Mister Jorge nació en Plankenfels, Alemania, en 1.908 y murió en Mocoa, Putumayo, en 1.988. “Fue un gran defensor de la naturaleza, amante de la paz y la armonía.”

Nota: Gracias a Mady y a Jorge por hacerme llegar desde Mexico datos referentes a su señor padre.

 

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me