Semblanza de Gustavo Perez Lozano (cariñosamente El Cuco)

Síguenos / Me Gusta :
Mg. Gerardo Sánchez
Mg. Gerardo Sánchez

Por : Magister Gerarado Franco

Gustavo nació en Santa Rosa , Departamento del Cauca, el 25 de Enero de 1.960. Tuvo siete hermanos, dos hombres y cinco mujeres y cinco hijos de nombres Mario Fernando, Erika Lizeth, Nathalia Carolina, Gustavo Adolfo y Juan David. Fue traido por sus padres a Mocoa y a los catorce años cumplidos, un 12 de Noviembre de 1.974 ingresó a trabajar como obrero en la Intendencia Nacional del Putumayo. Aquí empieza a subir los peldaños que lo condujeron a desempeñar funciones sindicales y cargos públicos de importancia. El 15 de Enero de 1.975 se afilió al sindicato Unión de trabajadores del Putumayo ( UTP ).

El 1° de Noviembre de 1.980 firma su primera convención colectiva de trabajo para la vigencia del 1° de Enero al 31 de Diciembre de 1.981.

El 1° de Enero de 1.982 Gustavo ingresa a la Junta Directiva de ese sindicato en calidad de Vicepresidente por designación que le hiciera la Asamblea General para luego en el próximo período ungirlo como su Presidente , lo que le permitió ser negociador y firmar una segunda convención colectiva del trabajo siendo Intendente del Putumayo el Coronel (r) Bernardo Grisales Muñoz.

Publimayo

El 11 de Diciembre de 1.989 convoca a Asamblea General de los trabajadores para renunciar al cargo de Presidente con el fin de formar parte de la Junta Directiva Nacional de la Federación de la Unión de trabajadores estatales de Colombia ( UTRADEC ), pero continúa dentro de la UTP en la Comisión de reclamos y en Utradec como integrante del Comité Ejecutivo desempeñándose como Secretario de Contratación Colectiva hasta el 31 de Diciembre de 1.994. A través de estos cargos obtuvo muchas conquistas a favor de los afiliados logrando que se jubilaran con el 100% de los salarios en la edad cronológica que tuvieran, después de completar veinte años de trabajo.

Por lo anterior, ellos lo respaldaron cuando se lanzó como candidato a la Asamblea Departamental por el Partido Conservador saliendo elegido con numerosa votación.

En su juventud era un hombre delgado que paulatinamente se fue engordando y subiendo de peso, de piel trigueña y no tan alto de estatura, lucía un bigote bien cuidado y un cabello negro lacio bien peinado, que después resolvió cambiarlo por uno muy parecido al corte afro. El diálogo serio lo matizaba con un chiste picante que llevó a sus amigos a llamarlo cariñosamente el Cuco.

A todos lo saludaba con la palabra papá que se torno en “Apá”, cuando impensadamente enfermó. Fue intervenido quirúrgicamente en Neiva en donde le abrieron el cráneo. Reaccionó positivamente hasta que salía a la calle ayudado por un bastón de cuatro soportes. Pero determinado día recayó, fue remitido de urgencia a Pasto en donde falleció el 2 de Noviembre de 2012 a la edad de 52 años. En la Inspección del Pepino una gran caravana recibió su cadáver que venía desde Pasto. Permanecieron sus despojos mortales , rodeado de cirios y vistosos arreglos florales, en el amplio salón de la UTP como debía ser, porque fue líder sindical. Allí se escucharon canciones y se elevó oraciones a Dios por su alma. Estuvo una horas en Cámara Ardiente en la Asambléa Departamental porque fue miembro de élla. Luego vino la misa en la Catedral. En ambos lugares, Catedral y Asambléa se escucharon discursos que a veces se repiten en estos actos y otras palabras que verdaderamente colocaban como ejemplo las virtudes del difunto.

Pero se olvidaron decir que su goma era la afición al periodismo y para recoger la noticia visitaba y conversaba animadamente con los hombres del Gobierno, hacía largas esperas en antesalas, visitaba el comercio, discutía con políticos, hasta que plasmaba el pensamiento que lo hacía conocer a la gente por la radio. Imploraba no seguir destruyendo a Mocoa. Afirmaba: Acabaron con el Fondo Ganadero que generaba ingresos, destruyeron las piscinas en el Barrio Olímpico, que era el lugar de recreación del pueblo raso, demolieron la Colonial Casa Conservadora, terminaron con la Empresa Licorera del Putumayo , de cuyo trabajo dependía el sustento de más de doscientas familias pobres. Y agregaba, ojalá no sigan en las mismas. Si viviera, estuviera al frente defendiendo la cultura y la historia que encierra el parque General Santander y exigiendo que se termine la construcción del parque de las guitarras, el Hospital Materno- infantil, los polideportivos de los barrios y se pavimenten las calles principales.

Gustavo Pérez Lozano era un gran patriota.

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me