Lluvia de ideas sobre el PARQUE GENERAL SANTANDER

Google
Foto : Luis Eduardo Rosero I. - Facebooj
Foto : Luis Eduardo Rosero I. – Facebooj

Por el Mag. Gerardo Franco Sánchez Narváez.

Cordial saludo a las Autoridades Departamentales, a las Municipales y también al público asistente. Pero un saludo especial para los Honorables Diputados quienes con su gentil invitación hicieron que yo entrara nuevamente a este edificio después de cuatro años, un mes y veintiséis días. Porque yo, no sé si sea virtud o defecto, no puedo asistir a reuniones sin ser invitado.

Parto de la premisa que todos queremos el progreso de Mocoa. Pero sé también que mis palabras como miembro de la Academia Putumayense de Historia crearán únicamente inquietudes en los asistentes porque a lo mejor, no estoy seguro, el pensamiento de algunas Autoridades y otras personas que no están en el recinto ya lo tengan adelantado y convertido en acciones.

Sin embargo tenemos que hacer el esfuerzo por sacar del imaginario a la Mocoa pequeña con la Iglesia, un solo parque y los barrios José Ma. Hernández, San Agustín y el Progreso. Mocoa está grande y cada día se expande más y más.

Publimayo

Aparecen sorpresivamente otros nuevos barrios albergando familias numerosas compuestas de gente humilde pero trabajadora, que ni los taxistas les saben los nombres. Esta la razón porque se necesita que las Autoridades a la medida de las posibilidades construyan parques en otros lugares, incluso una Plaza del Carnaval y un Terminal de transportes amplio y confortable.

Podemos recordar también que la norma sobre planificación y conservación del paisaje advierte que ciertas actividades se concentran en las ganancias económicas y no en las pérdidas que representan en términos de naturaleza, cultura y por ende recursos ecoturísticos.

Tampoco se puede olvidar que el ser humano está inmerso en la biodiversidad, entendida ésta como la variedad de especies de seres vivos que viven en un lugar. Así pues el ser humano no puede estar desligado de la naturaleza , de los árboles, plantas, aves y animales.

Refiriéndome específicamente al caso, tuve la oportunidad de mirar una fotografía del actual parque General Santander con una impresionante leyenda en su parte inferior. Dice: “ Qué bonito es el parque.

Estas fotografías las tomé para guardarlas como un recuerdo.” Le saqué una fotocopia y aquí la muestro. Mi pregunta es: Si el parque es bonito por qué lo quieren destruir? Sobresale rodeado por elegantes palmeras que se mecen al vaivén del viento, con la solemnidad del bronce el busto del padre de las leyes el General Santander, testigo mudo que las leyes más se violan que se cumplen.

Ahora, dentro de la Arquitectura encontramos los términos remodelación o transformación, restauración que es parar el deterioro y construcción que es hacer una obra. Si el parque ya existe se lo puede transformar colocándole rampas para que puedan llegar sin dificultad a su interior los ancianitos y los minusválidos. Se puede restaurar el granito de las placas del centro y de los alrededores, los muros y las gradas de cemento y dar mas vida y mantenimiento a las zonas verdes, amén de lo que puedan agregar los expertos en la materia.

Hago énfasis, La Academia Putumayense de Historia respalda el progreso de Mocoa y consigna en sus páginas los hechos que han sucedido y que acontecen en el tiempo con las personas que intervienen con el ánimo que las generaciones venideras sepan de estos sucesos y saquen conclusiones, ya que un anónimo dice que “ pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla “

Para finalizar, no es por demás alertar que muchas obras no se entregan en el tiempo estipulado convirtiéndose en un problema para los mandatarios y en una dificultad para la movilidad de vehículos y peatones.

Google