MARCO AURELIO TORRES GARZON (El Angelito )

Google
Mg. Gerardo Sánchez
Mg. Gerardo Sánchez

Por :  Mag. Gerardo Franco Sánchez Narváez.

Cuando comenté a uno de mis amigos que iba a escribir sobre el Angelito, emocionado me contestó: Ese sí es un personaje entre los personajes de Mocoa.

Marco Aurelio Torres Garzón nació en Machetá ( Cundinamarca ), el 12 de Mayo de 1.922. Hijo de Rubén Torres y Rosalvina Garzón. Estudió el Bachillerato en el Colegio San Bartolomé de Bogotá. En el año 1.944 llegó a Mocoa con el Batallón Agustín Codazzi y terminó su carrera militar como Sargento Mayor en el año 1.958. En el cuartel adquirió una capacidad intelectual y ética que la hubiese alcanzado en una afamada universidad. Se enorgullecía de haber vestido el uniforme militar en el grado de Sargento Mayor, al que se refería en serio y en broma en sus comentarios, en los cuales hacía un derroche de una memoria privilegiada y de una admirable cultura idiomática. En 1.956 aprobó el curso de Alcaldes militares llegando a desempeñar estas funciones en Icononzo ( Tolima ), Los Andes ( Tolima ), Versalles ( Valle ), Pasca ( Cundinamarca ) y Chiriguaná ( Cesar ).

En 1.944 conoció a doña Franca Luisa Ortega Sánchez oriunda de Mocoa, con quien contrajo matrimonio al año siguiente y de cuya relación quedan dos hijos Mirian Janette y César Armando Torres Ortega, los cuales me suministraron valiosa información sobre su padre.

Publimayo

Con su esposa lograron consolidar algunos negocios, así: Organizaron la Residencia La voz del Putumayo, donde fueron huéspedes por varios meses algunos empleados de la Intendencia y nosotros los profesionales enviados por el Ministerio de Educación Nacional a organizar el F.E.R. ( Fondo Educativo Regional ) del Putumayo; adquirieron una finca de quince hectáreas que visitaban los fines de semana por ser distante del perímetro urbano.

Nunca imaginaron que se convertiría en el asentamiento de los populosos barrios San Miguel, la Floresta y otros. También, con algunas dificultades, lograron la creación de la Emisora Cultural del Putumayo porque Angelito en un momento dado fue corresponsal de la cadena Todelar y tenía la licencia de locutor AA.

Como tal el Angelito, sobrenombre cariñoso que se le devolvió porque a todas las personas las trataba de angelito, salía los domingos en un carro Willys color verde caña, con la una mano en el volante y con la otra sosteniendo el micrófono a través del cual con voz fuerte, casi a gritos, hacía conocer los productos que se vendían en los almacenes y en la plaza de mercado; esto porque la cobertura de la emisora era limitada y llegaba únicamente a las casas ubicadas en los alrededores del parque.

Posteriormente cambió el Willys por un Toyota en el que paseó por todas las calles de la urbe al Caimán Sánchez para que lo conocieran y los aficionados al Football asistieran a un partido que se jugaba en una cancha con incipiente gramilla y escasa gradería que él la denominó la Villa Olímpica.

Por último tuvo un vehículo Nissan con equipo de sonido que admitía casette. Aquí principió el descanso para su garganta porque grababa las cuñas y las retransmitía. Cuando iba a grabar, que por lo general era en la loma o al respaldo del Colegio Pío XII, acudíamos niños y adultos curiosos para escuchar el famoso grito de comienzo AJA JA JA JA JAY, que se nos quedó en la mente como un recuerdo grato.

Fue integrante activo de la Liga de Football del Putumayo, miembro del Cuerpo de Bomberos voluntarios y como buen católico integrante del grupo de Cursillistas.

Por su experiencia y el cariño de la gente en el año 1.968 y luego en 1.983 fue nombrado por decreto Alcalde de Mocoa. Las autoridades y la Policía Nacional varias veces le hicieron reconocimientos por su labor cívica y entrega a la comunidad.

Al caer la noche solía pasear alrededor del parque General Santander con sus amigos Luis Gerardo Villota Peña, José Díaz Pardo. Alberto Lemus Rosero, ya fallecidos, y Jorge Fuerbringer Bermeo.

El 29 de Mayo del año 2.000 aquejado por un cáncer gástrico a sus setenta y ocho años fallece en el Hospital Militar. Su cadáver antes de ser cremado fue velado en la Capilla de la Décima Tercera Brigada del Ejército.

En Mocoa al recibir la noticia se celebró una Eucaristía en la Catedral como homenaje póstumo porque sus cenizas se quedaron en Bogotá en la Iglesia Santa Isabel de Hungría.

MARCO AURELIO TORRES GARZON, el Angelito fue un personaje entre los personajes.

Google