Equipo para proteger la fauna silvestre de cuatro departamentos

Google
Uno de los primeros en reportar la presencia de osos de anteojos fue Jhony López. Ahora está dedicado a la protección de fauna. (Foto cortesía WWF Colombia)
Uno de los primeros en reportar la presencia de osos de anteojos fue Jhony López. Ahora está dedicado a la protección de fauna. (Foto cortesía WWF Colombia)

SENA Putumayo – Recordamos cuando dos integrantes del grupo comunitario de monitoreo del Oso Andino, la Danta de páramo y el Jaguar se toparon, durante su recorrido por el Alto de Vives en el municipio de Villagarzón, con un oso en medio del bosque.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza de Colombia (WorldWildlifeFundforNature), “el hallazgo es notable no solamente por lo inusual sino por el hecho de estar el animal muy por debajo de la altura a la cual se encuentra habitualmente a la especie. Normalmente, los osos andinos ocupan los bosques nublados por encima de 2.000 m de elevación pero, en esta ocasión, el animal fue fotografiado a una altura de 1.400 metros”.

Este episodio demostró la importancia del trabajo de los grupos comunitarios de monitoreo de fauna, en la documentación de eventos naturales que aumentan el conocimiento ecológico y la necesidad de que fortalezcansu conocimiento ambiental, para así, robustecersu trabajo de monitoreo.

Esto motivó a Corpoamazonia, a la Empresa de Energía de Bogotá y al Fondo Mundial para la Naturaleza de Colombia (WorldWildlifeFundforNature) a solicitaral SENA,larealizaciónde un curso complementario en Promotoría Ambiental Comunitaria.

Publimayo

“Es importante capacitar a este grupo de monitoreo de fauna emblemática porque consideramos que es un aporte valioso a la conservación de especies como la Danta de páramo, el Oso de anteojos y el Jaguar”, afirmó el director regional del SENA en Putumayo, Milton Hernando Pérez.

Algunos de los promotores ambientales, antes de su formación, se dedicaban a la cacería y ahora se dedican a proteger la fauna y a transmitir un mensaje enfocado a la conservación.

“Uno de los factores más importantes fue compartir las experiencias con los compañeros que vinieron de otras regiones”, expresó Jonny López, monitor ambiental que hace parte del Plan de Conservación del Oso Andino y Danta de montaña que se adelanta en el departamento del Putumayo.

Aunque, Pedro Pablo Contreras, de la vereda El Cinco del municipio de Manaure, departamento del Cesar, considera que lo más significativo es “conocer la flora y fauna existente en mi región. Además, ahondar en los conocimientos sobre la conservación del hábitat del Oso Andino nos ha permitido comprender la dinámica de esta especie, que ayuda a la dispersión de semillas y eso propicia la reforestación natural”.

El Putumayo posee una gran biodiversidad: 85 por ciento de su territorio hace parte de la gran llanura amazónica, con especies propias de la región y variedad en especies de mariposas, aves, reptiles y primates.

Los monitores de fauna también se encuentran en el alto Putumayo, donde existe una gran variedad de anfibios y aves. Los humedales del Valle de Sibundoy, por ejemplo, sonlugares de migración de patos del norte.

El aporte de los monitores de fauna es uno solo pero sumamente importante: ayudar a mantener el equilibrio de los ecosistemas de la región.

Google