En fortines de las Farc se concentrarían guerrilleros

Google
De darse las zonas de concentración de las Farc, deberán tenerse medidas que lleven a verdaderas acciones de verificación, aseveran los expertos en conflicto armado. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
De darse las zonas de concentración de las Farc, deberán tenerse medidas que lleven a verdaderas acciones de verificación, aseveran los expertos en conflicto armado. FOTO MANUEL SALDARRIAGA

ElColombiano – Las zonas de retaguardia y fortines de las Farc serían las áreas en las que el grupo guerrillero accedería a concentrarse, con una veeduría internacional, una vez se comience a tratar el tema del desarme o dejación de armas en la mesa de negociación.

La propuesta sería parte del planteamiento hecho por la guerrilla al Gobierno en el que le solicitó 50 zonas rurales —igual número de frentes—, para la reunión de los subversivos. Sin embargo, EL COLOMBIANO pudo establecer que serían seis las zonas para la concentración de los guerrilleros: Cauca, Putumayo, Meta, Chocó, norte de Antioquia y Norte de Santander, departamentos elegidos para la concentración.

Si bien, Enrique Santos —hermano del presidente y negociador en diálogos previos con Farc— expresó en medios radiales que se desconocen cuáles serían las zonas y cómo sería el procedimiento, sí expresó que el Gobierno estaría dispuesto a conceder cinco o seis zonas para ese objetivo.

“Ellos quieren unas zonas de concentración que respondan al número de frentes, que serían unas 50. El Gobierno no está dispuesto a ofrecer más de cinco o seis zonas de concentración”, dijo Enrique Santos.

Publimayo

Ni de distensión ni Ralito

La propuesta de concentrar a las Farc en algunas zonas del país toma fuerza en la mesa de diálogos en Cuba ante los avances significativos que ha tenido el proceso de paz, en el que se han anunciado desde acuerdos parciales en el tema de víctimas, hasta la transición de la guerrilla desde la clandestinidad a la vida pública.

“Iván Márquez”, jefe negociador de las Farc en Cuba, ha dado a entender que en las discusiones internas de las subdelegaciones guerrilleras, el tema relacionado con el tránsito de una vida armada a un escenario público y político ha ocupado espacios centrales de discusión.

“Estamos listos para abordar y discutir los procedimientos para el tránsito de organización alzada en armas a movimiento político abierto. Al respecto, hemos entregado a los plenipotenciarios del Gobierno un paquete de propuestas básicas que esperan concreción”, dijo Márquez.

Ese paquete de propuestas llevaría, entre otras, las nociones para la dejación de armas, cómo sería la confinación y quién haría el papel de veedor.

Ante la viabilidad del tema, expertos en conflicto armado insisten en señalar que con este modelo debe tenerse un cuidado especial para no repetir la experiencia de la zona de distensión con las Farc, o Santa Fe de Ralito con los grupos paramilitares.

El analista del conflicto armado, Juan Carlos Ortega, indica que no debe olvidarse que en ambos casos —el Caguán y Ralito— ambos grupos armados ilegales cometieron desmanes e impusieron su ley, por esta razón, el Gobierno debe estar alerta con este nuevo modelo de distensión.

“En el Caguán las Farc se fortalecieron y consolidaron. Establecieron rutas para el tráfico de armas y para el narcotráfico. Además, no puede negarse que en la zona tuvieron secuestrados y la guerrilla no permitió una veeduría”, dice.

En el caso de los paramilitares, señala Ortega, Santa Fe de Ralito se convirtió en un sitio de descanso para muchos de los jefes de las Autodefensas que en esos 183 kilómetros cuadrados de extensión hicieron rumbas, tenían mascotas exóticas como tigres, y se movían en lujosas camionetas en las que cargaban a modelos llevadas desde Medellín.

Camilo Gómez, excomisionado de Paz en los diálogos con las Farc en San Vicente del Caguán entre 1998 y 2002, no ve diferencia entre la zona de distensión hace más de 10 años y la actual propuesta.

“Los mecanismos que se deben pactar sobre verificación y verificabilidad deben ser muy precisos. Se debe pensar en esas fórmulas verificables y eso tiene circunstancias técnicas muy importantes”, expresa Gómez. El excomisionado de Paz recuerda que para adelantarse la propuesta de las Farc, debe hacerse una reforma legal, “porque creo que el Gobierno hace algunos años derogó esa ley”.

El tema de una zona de distensión para las Farc ya había sido contemplado por el Gobierno en la actual mesa de negociaciones. En diciembre de 2014 el presidente Juan Manuel Santos aseguró que “es una alternativa perfectamente viable. Se ha utilizado en el pasado en diferentes experiencias”. Y de darse esta propuesta, dicen expertos, se daría un paso gigante en la dirección final que llevaría a un cese el fuego bilateral .

Fuente : http://www.elcolombiano.com/en-fortines-de-las-farc-se-concentrarian-guerrilleros-FA2750447

Google