Terciando sobre la escultura del Indio de la ciudad de Mocoa


Jaime Erazo
Jaime Erazo

Por : Jaime Armando Erazo Villota

El deterioro y posterior restauración de la escultura del indio ha causado múltiples controversias entre los mocoanos, unas bien sustentadas, serias, responsables, otras, superficiales, insignificantes, emocionales.

Exaltación de una acción cívica

Si le quitamos la intención política que pueda haber en el trasfondo, la acción emprendida por un ilustre ciudadano de Mocoa, apoyada por unselecto grupo de amigos, es digna de resaltar y de emular ya que demuestra varias cosas: 1) Que existe sentido identidad y de pertenencia, 2) Que la sociedad civil, cuando asume responsabilidades lo hace con eficiencia, eficacia y racionalidad en la inversión, 3) Que rescató la dignidad mocoana del lodazal de la indignidad, 4) Que el civismo o educación ciudadana para convivir en armonía con los demás y con el entorno físico y natural es una de las mayores necesidades de la ciudad capital, 5) Que el embellecimiento y la presentación de la ciudad es responsabilidad de todos.

DSC09639

La estatua del indio: un bien de interés cultural

Por fea que parezca, o por que no se parezca a uno de nuestros indígenas, o porque de esas hay varias en el país, o porque es de fibra de vidrio, etc., etc., la estatua del indio y su monumento no deja de ser un bien cultural material para los mocoanos, especialmente para las tres generaciones que después de los años noventa, han crecido reconociéndola como parte de su patrimonio cultural material y en consecuencia, de su identidad,a la que le atribuyen valores de interés histórico, artístico, estético o simbólico en los campos plástico y urbanístico.

Lo que se requiere para que sea patrimonio cultural

Para que la estatua del indio sea patrimonio cultural no se requiere que sea más bella, o más fina, o que haya tenido mayor dificultad en su elaboración, para que sea patrimonio cultural solo se requiere que los individuos y la comunidad la reconozcan como tal y que se incluya en el inventario de bienes de interés cultural.

La identidad cultural sólo es posible y puede manifestarse a partir del patrimonio cultural que existe de antemano y su existencia es independiente de su reconocimiento o valoración.

Es la sociedad la que a manera de agente activo, configura su patrimonio cultural al establecer e identificar aquellos elementos que desea valorar y que asume como propios y los que, de manera natural, se van convirtiendo en referente de identidad. Dicha identidad implica, por lo tanto, que las personas o grupos de personas se reconocen históricamente en su propio entorno físico y social y es ese constante reconocimiento el que le da carácter activo a la identidad cultural.

El patrimonio y la identidad cultural no son elementos estáticos, sino entidades sujetas a permanentes cambios, están condicionados por factores externos y por la continua retroalimentación entre ambos.

Algo más sobre el concepto de identidad cultural

La identidad cultural surge por diferenciación y como una manera de reafirmarse frente al otro y aunque el concepto de identidad trascienda fronteras, como el caso de los inmigrantes o desplazados en nuestro caso, el origen del concepto se encuentra con frecuencia vinculado a un territorio, que para los mocoanos es el municipio de Mocoa y para los putumayenses el departamento del Putumayo.

La identidad cultural es el sentido de pertenencia a una colectividad, a un sector social, a un grupo específico de referencia generalmente localizada geográficamente.Afirmar que los mocoanos y los putumayenses no tienen identidad cultural, expresión que se escucha con mucha frecuencia, es una falacia puesto que negaría la pertenencia a la colectividad mocoana y putumayense.

Se debe aclarar que hay manifestaciones que expresan con mayor intensidad que otras su sentido de identidad, hecho éste que las diferencia de otras actividades que son parte común de la vida cotidiana, por ejemplo, manifestaciones como las fiestas, la música, la danza, las procesiones. A estas manifestaciones culturales, que son de gran repercusión social o colectiva, la UNESCO las ha registrado bajo el concepto de “patrimonio cultural inmaterial”.


Share This Post