Espaldarazo para la supervivencia del jaguar

Síguenos / Me Gusta :

Gobierno y Fundación Panthera unen fuerzas para impulsar corredor biológico.

IMAGEN-15367141-2
Foto: F. Panthera Algunos jaguares resisten una enorme presión porque sus bosques son talados para introducir cultivos de palma africana.

Por:  Redacción Estilo de Vida |

El Corredor Jaguar, liderado por la fundación Panthera-Colombia, que busca conectar biológicamente los territorios de Centro y Suramérica para garantizar la supervivencia de este felino, el más grande de América, recibió recientemente un respaldo definitivo luego de que esta organización no gubernamental firmó un convenio de cooperación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo, que busca fortalecer esta ‘vía natural’ que favorece la reproducción sana de la especie y su intercambio genético.

Con la vinculación del Gobierno en esta iniciativa, el Corredor puede tener más oportunidades de consolidación, por lo menos en Colombia, donde requiere la ampliación de algunas zonas protegidas, un manejo sostenible de cultivos agrícolas al igual que de la ganadería extensiva, actividades que mal manejadas ponen en riesgo la vida del mamífero.

Publimayo

Además de que estas actividades causan una intensa deforestación, que acaba con los bosques donde se refugia el ‘rey de nuestras selvas’, impulsan también al animal a entrar en conflicto con finqueros y agricultores que muchas veces les disparan porque se comen sus vacas o ponen en riesgo otros de sus animales domésticos. Pero todo esto sucede porque el animal se ha quedado sin árboles donde refugiarse y sin comida, porque sus presas naturales, como roedores o venados, también están siendo acabadas por el hombre.

El jaguar es el depredador de mayor talla en esta parte del mundo y desempeña un papel ecológico fundamental. Su desaparición causaría cambios en los ecosistemas, pero como principal hecho, reduciría las fuentes de agua. Esto se produciría al romperse una ecuación básica: sin jaguares, las poblaciones de animales que comen plantas y que hacen parte de su dieta aumentarán, y con más roedores consumiendo especies de flora, el agua que depende de ellas para ser retenida y que luego surte quebradas y ríos desaparecerá.

Teóricamente, en Colombia tenemos jaguares desde la costa Atlántica hasta la costa Pacífica, pasando por Antioquia, Córdoba, Sucre y la parte baja del valle del Magdalena, Santander, en el oriente desde Arauca hasta el Amazonas y el Putumayo. También en el Macizo Colombiano.

Sin embargo, sus poblaciones han disminuido. El jaguar está incluido en el Libro Rojo de Mamíferos de Colombia. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lo considera en estado vulnerable. Y se calcula que en la Amazonía hay al menos 4.5 jaguares por cada 100 kilómetros cuadrados en áreas protegidas y 2.5 en zonas no protegidas, un número que además de inadecuado, tiende a reducirse.

Alan Rabinowitz, director general de Panthera, con sede en Nueva York (EE.UU), explicó que Colombia es clave para el corredor, porque su posición geográfica lo ubica en todo el medio; el país se vuelve el eslabón entre Centroamérica y Suramérica, y por eso resulta trascendental.

«Si se llega a interrumpir esa unión o la conexión no se consolida, las poblaciones del norte no se van a relacionar con aquellos que viven en el sur del continente, esto reduce sus esperanzas. Además, aquí existen unas franjas de territorio muy delgados que conectan el norte de Colombia con los Llanos y la Amazonia», explicó  Rabinowitz.

El convenio tratará de seguir en la identificación de los principales sitios en los que el jaguar se refugia, mitigar el conflicto ganado-jaguar y aplicar prácticas de agricultura sostenible para que el felino pueda resistir el impacto de la deforestación. Una de las estrategias planeadas por los científicos de Panthera ha sido desarrollar fincas piloto en los Llanos, algunas de ellas en San Martín (Meta), incluyendo en ellas ejemplares de ganado criollo San Martinero, que es capaz de defenderse del animal.

“Este compromiso es especialmente representativo para Colombia de cara a los diálogos de paz. Una vez se logré la paz, se espera que las fuerzas armadas puedan contribuir al fortalecimiento de la gobernanza alrededor y dentro de las áreas protegidas”, agregó Rabinowitz.

Hoy, el Corredor Jaguar abarca seis millones de kilómetros cuadrados, de 13 países. En Colombia, uno de los sitios que resguarda una buena población de este mamífero es el parque nacional Chiribiquete, recientemente ampliado y que abarca 2.7 millones de hectáreas.

“Colombia se está preparando para escenarios de posconflicto y no hay mejor manera para hacer esto que fortaleciendo sus áreas de conservación y las iniciativas a través de las cuales se promueve la conectividad. Esperamos que el corredor sea una capa más que ayude al manejo del territorio, como la planeación y zonificación para el futuro de Colombia”, agregó Esteban Payán, director de Panthera-Colombia.

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/ciencia/convenio-para-apoyar-al-jaguar/15366659

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me