Emocionante viaje educativo de Anaconda por el Río Putumayo en 2014

Google

image001

357 personas de la ribera del Río Putumayo beneficiadas en 2014 con Anaconda, el aula fluvial itinerante insignia de la Estrategia Educación para la conservación, a través de las actividades educativas que promueven la conservación ambiental y el fortalecimiento de las capacidades laborales de la población de este sector de la Región Sur de la Amazonia.

En un recorrido que inició en la cabecera municipal del municipio de Puerto Asís, departamento del Putumayo, en el primer semestre del año y luego en el Resguardo Indígena el Refugio, Resguardo Indígena Puerto Nariño, cabecera municipal Puerto Leguízamo, Vereda Salado Grande, Inspección Nueva Apaya, Vereda La Concepción, Corregimiento Puerto Ospina, la Inspección Piñuña Negro, del municipio de Leguízamo y por último Inspección Puerto Vega, municipio de Puerto Asís, Putumayo. En total de ocho centros poblados atendidos en este recorrido 2014, que finalizó con satisfacción el pasado 19 de diciembre.

Fundamental la alianza estratégica de CORPOAMAZONIA, con el SENA Regional Putumayo y ECOPETROL para adelantar este ciclo de formación, que ha permitido que los beneficiarios cuenten con un arte u oficio para definir ideas de negocio o iniciativas económicas, y fortalezcan sus capacidades de autogestión en materia ambiental. Esta unión de esfuerzos y capacidades es muestra de una gestión ambiental integrada y compartida para la construcción social del territorio como lo indica la Política Nacional de Educación Ambiental, manifestó el director general de la Corporación, William Mauricio Rengifo Velasco.

Publimayo

De igual forma, destacar el compromiso y vinculación de organizaciones sociales, como la Asociación de trabajadores Campesinos de Leguízamo (ATCAL) y Asociación Campesina Agrícola del Putumayo (ASCAP), Asociación de trabajadores Campesinos del Mecaya (ASTRACAM) y la comunidad en general. El Señor Sebastián Marín indicó que “las ganas de capacitarnos nos trajo hasta el barco Anaconda”. Yennny Yulieth Acosta, del equipo técnico de Anaconda, comentó que cuando estuvieron en inspección Nueva Apaya, municipio de Leguízamo, además de sus pobladores, participaron 18 hombres y mujeres de La Tagua, del sector Mecaya, Yurilla, departamento del Putumayo, y de veredas La Esmeralda y El Diamante, del departamento del Caquetá, quienes tuvieron que desplazarse por río en un recorrido de día y medio, dejando a sus familias durante 9 días para realizar los cursos. Una habitante de la Inspección de Piñuña Negro, municipio de Leguízamo, pese a sus difíciles condiciones de salud, participó en los tres cursos que ofreció Anaconda durante su permanencia en esta inspección. Son ejemplos de la responsabilidad social y ambiental de estas comunidades.

Adultos, jóvenes, niños, campesinos, indígenas y afrodescendientes, dieron ejemplo de disciplina y deseos de superación, para formarse en cursos de Promotoría Ambiental Comunitaria, Evaluación de Impactos Ambientales, Manejo de Residuos Sólidos “artesanías con reciclables”, Informática Nivel 1 y 2, corte y Confección Nivel 1 y 2, Mantenimiento de Motores Estacionarios, Educación Ambiental dirigida a niños, y demás actividades como talleres y capacitaciones en materia ambiental, Cine a la Vereda y servicio de biblioteca. En todas las comunidades visitadas se evalúo el proceso, se recibieron las sugerencias para su mejoramiento y se realizó clausura para compartir con sus habitantes.

Esta estrategia de educación ambiental al servicio de la comunidad, permite comprender la dinámica del desarrollo de los ecosistemas y la conservación de la biodiversidad de la Región Amazónica, para que las comunidades valoren los recursos naturales como organismos vitales; y mejoren sus condiciones laborales y calidad de vida. Es así que como del proceso de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano en el curso de Corte y Confección del ciclo de formación anterior, se generó un emprendimiento de la comunidad de Piñuña Negro, donde conformaron una asociación de madres para producir prendas de vestir.

Destacar la participación activa y colaboración de las instituciones educativas de la ribera del Río Putumayo, con las actividades de Anaconda, además de la aplicación y manejo del material reciclable a partir de la elaboración de artículos utilitarios y artesanías. De otra parte, se espera que las comunidades ribereñas, mejoren en el manejo adecuado de los residuos sólidos, luego de las actividades de formación en este tema. Anaconda, continuará en la construcción de una cultura de vida amigable con el ambiente y fortaleciendo mecanismos para fomentar capacidades para el empoderamiento de las comunidades ribereñas hacia una gestión ambiental dentro de sus territorios.

Mencionar que el equipo de profesionales del Parque Nacional Natural La Paya, se vinculó a esta programación, a través de capacitaciones en temas relacionados con Sistemas Sostenibles Amazónicos y Ordenamiento Territorial, dirigido a las comunidades de Salado Grande y La Inspección Nueva Apaya, municipio de Leguízamo, que hacen parte de su jurisdicción.

Cabe recordar que el 12 de noviembre de 2014, en Puerto Ospina, municipio de Leguízamo, tuvo lugar una reunión trinacional para presentar y visibilizar la estrategia de educación ambiental por el Río Putumayo, zona de integración fronteriza, con delegados del Ministerio de Ambiente y autoridades locales de Ecuador y Perú; representante del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, SENA Regional Putumayo, líderes de la comunidad y CORPOAMAZONIA.

Ha sido tan acogida esta estrategia educativa del proyecto “Educación Ambiental y Participación Comunitaria, un reto para el Sur de la Amazonia Colombiana” de la Corporación, que inspiró la canción “Anaconda Vení Vení”, al grupo musical “Los Alegres del Coembí” del corredor Puerto Vega Teteyé del municipio del Puerto Asís. Además, el 19 de diciembre, la Dirección General hizo un reconocimiento público a la tripulación y equipo técnico por el excelente trabajo realizado.

Fuente: Dirección Territorial Putumayo.
Foto: Yenny Yulieth Acosta.

Google

Los comentarios están cerrados.