Se levantó huelga de hambre en el Puente Internacional San Miguel


Por: Claudio Gomajoa.

Los campesinos de San Miguel se cansaron de tanto incumplimiento por parte del estado, 2 días permanecieron encadenados

No defendemos la coca, protestamos porque nos fumigan el pan coger
No defendemos la coca, protestamos porque nos fumigan el pan coger

Ante la fumigación indiscriminada que adelanta la policía antinarcóticos en el bajo Putumayo, en varias veredas del Municipio de San Miguel y Valle del Guamuéz,   7 presidentes de Juntas de Acción Comunal, permanecieron encadenados y en huelga de hambre, como una reacción y protesta de muchos campesinos que ven atropellados sus derechos, porque no se está fumigando solo la coca, sino con más intensidad a los cultivos lícitos, como el plátano, yuca, pimienta, cacao, arroz, maiz entre otros.

Las 7 veredas que estuvieron inicialmente en la huelga ellas fueron San Francisco, San Carlos, El Afilador, San José, Dios Peña, Albania, y Las Palmas y Dagoberto Álvarez, presidente de una asociación Campesina están

7 presidentes de juntas estuvieron en protesta
7 presidentes de juntas estuvieron en protesta

Encadenados , dijeron que esperaran el dia de la movilización campesina que se ha programado para los días 3, 4, y 5 de Noviembre, la concentración será en el parque Jacinto Torres de la Dorada, hasta el Puente Internacional.

Con el Putumayo está haciendo lo contrario, MAS FUMIGACION.
Con el Putumayo está haciendo lo contrario, MAS FUMIGACION.

Hay desplazamiento de familias completas al Ecuador, por cuanto ven que con la fumigación perdieron todo el pan coger que tenían para subsistir con sus familias respectivas, ellos dicen que en Colombia no hay garantías.

Las denuncias por parte de los afectados no han surtido ningún efecto, ni las supuestas gestiones hechas por los políticos de turno, estos temas solo se han vuelto temas de campañas politiqueras, han manifestado.

Hay que recordar que el estado colombiano ha venido incumpliendo constantemente los pactos y mesas con las comunidades, desde los pactos de Orito, llevados a cabo en el año 1996, producto de las “movilizaciones cocaleras”, donde las comunidades acordaron con el Gobierno un plan de desarrollo alternativo como estrategia para reemplazar los cultivos de uso ilícito. La respuesta estatal fue el Plan Colombia, las fumigaciones y la militarización total del territorio.

Con esto se abre el territorio de los pueblos a las transnacionales, para convertir al Putumayo en distrito minero, eliminándolo del contexto amazónico y convirtiéndolo en parte de la zona sur, proyectos presentes en el Plan Minero Departamental 2020 y el Plan Nacional de Desarrollo 2010 -2014.

Debido a esto las comunidades sienten una gran desolación, ya que no existen garantías de supervivencia. La tierra no es apta para producir alimentos debido a las constantes fumigaciones con glifosato.

Los campesinos manifiestan “nos fumigan como cucarachas”
Los campesinos manifiestan “nos fumigan como cucarachas”

Después de quince años de fumigaciones no existe ninguna garantía para la vida de las comunidades del Putumayo por parte del Estado, más la transnacionales tienen la puertas abiertas.

Actualmente continúa la fumigación. Los días fumigaron varias veredas del Bajo Putumayo, en zonas donde no existen cultivos ilícitos. Esta misma problemática se genera en los corregimientos de Siberia y Churuyaco en el Municipio de Orito, en el Valle del Guamuéz y San Miguel.

Las fumigaciones se siguen suscitando, sin tener en cuenta al gran daño que le hacen a la salud, de muchos niños que son los más afectados, porque no existe un plan de contingencia, para mitigar esta clase de atropellos a la comunidad Putumayense.

7 presidentes de juntas de Acción Comunal iniciaron la huelga de hambre.
7 presidentes de juntas de Acción Comunal iniciaron la huelga de hambre.

El estado no le ha importado la salud de miles y miles de campesinos  que ante esta situación, son afectados por la fumigación con glifosato.

Hay que recordar. Que Estudios realizados en la frontera con Ecuador sobre el río San Miguel han arrojado resultados preocupantes. De 24 muestras de sangre a habitantes de la región ecuatoriana, se presentaron aberraciones de cromosomas en el ADN superiores al 600 – 800% de las personas que habitan a 80 kilómetros adentro de la frontera en el país vecino del Ecuador.

Las fumigaciones llegan a desarrollar el cáncer y anomalías en la gestación hasta producir abortos espontáneos.

Otros estudios hablan de cáncer de mama, pubertad precoz, bajo conteo de espermatozoides, cáncer testicular y malformaciones genitales en los bebés. Además descubrieron que los animales salvajes sufren las mismas deficiencias.

Aun así siguen la fumigación con glifosato, la defensoría del pueblo ha demostrado indiferencia, estamos completamente desprotegidos, han manifestado.

Otros estudios hablan de cáncer de mama, pubertad precoz, bajo conteo de espermatozoides, cáncer testicular y malformaciones genitales en los bebés. Además descubrieron que los animales salvajes sufren las mismas deficiencias.

Las comunidades del bajo Putumayo han venido siendo afectadas por fumigaciones indiscriminadas. Desde el inicio de los hechos han sufrido el flagelo de la escasez de alimentos, la descomposición social de muchos hogares, el desplazamiento, el endeudamiento con diferentes Bancos, porque se solicitó crédito para diferentes proyectos agropecuarios, de los cuales porque se fumigó el pan coger no se podrán cancelar.

Las fuentes hídricas, también fueron contaminadas, la flora, la fauna, incrementando el cambio climático de nuestro territorio… se seca todo el monte”, argumenta un comunero manifestante.

Al igual, en los últimos días se han fumigaron todos los municipios del departamento. La gran afectación fue sobre áreas de cultivo. Se inició una investigación por parte de una comisión gubernamental en los municipios de Guzmán y Villagarzón. Más -al parecer- esta comisión no ha arrojado resultados reales.


Share This Post